lunes, 7 de marzo de 2022

Arena negra (Cristina Cassar Scalia)

Buenos días blogueros,

Hoy os cuento mis impresiones sobre el libro Arena negra - Un caso de Vanina Garrasi en cuya lectura conjunta he tenido la suerte de participar. 


SINOPSIS de Arena negra

Una perspicaz y obstinada investigadora en una Sicilia intrigante.

La ceniza volcánica del Etna cubre la ciudad de Catania y la subcomisaria de la Policía Judicial, Giovanna Garrasi, conocida como Vanina, se enfrenta a un nuevo caso: descubrir qué esconde el cadáver de una mujer aparecido en una villa de Sciara. Las circunstancias no pueden ser más extraordinarias: la casa, de aire señorial y prácticamente abandonada desde 1959, se encuentra en ruinas y el cuerpo está momificado. Identificar el cadáver y determinar la causa de la muerte será cómo atravesar el túnel del tiempo. Décadas atrás, la villa ya fue el escenario de un famoso crimen. ¿Estarán relacionadas ambas muertes?

En su empeño por aclarar el misterio, la subcomisaria encontrará un aliado inesperado: el comisario Biagio Patanė, quién, aburrido por la jubilación, estará encantado de rebuscar en sus recuerdos para ayudarla. La tenaz subcomisaria sacará a la luz una sorprendente historia de avaricia y rencor que todos creían enterrada, pero que se arrastrará hasta el presente dejando tras de sí un rastro de sangre.


Autora de Arena negra

Cristina Cassar Scalia - Autora de la novela Arena negra
Imagen sacada de: https://gazzettadelsud.it/


Cristina Cassar Scalia es originaria de Noto, localidad al sur de Sicilia. Oftalmóloga de profesión, vive y trabaja en Catania. Ha alcanzado el éxito en Italia con la serie de la subcomisaria siciliana, que, por el momento, conforman los títulos Arena negra, La logica della lampara, La salita dei Saponari, L'uomo del porto y Il talento del capellano todas publicadas por Einaudi y todas protagonizadas por la subcomisaria Giovanna Garrasi, también conocida como Vanina. La popularidad de sus novelas criminales ha impulsado la creación de una serie de televisión basada en las historias de la subcomisaria, cuyos derechos de emisión se han vendido ya a varios países.


OPINIÓN de Arena negra

La Muntagna se había despertado aquella mañana. Una densa nube negra de cenizas se cernía sobre la ciudad y la envolvía. En los momentos de silencio, incluso desde el mar se escuchaban los estallidos, a medio camino entre el fragor de un trueno y la explosión de un fuego artificial atenuada por la distancia.

Así comienza Arena negra, la primera novela de la serie protagonizada por la subcomisaria Giovanna Garrasi que Duomo ediciones ha publicado en enero de este mismo año. Me resultó muy curioso que, al día siguiente de comenzar la lectura del libro, el volcán italiano Etna entrara en erupción. Me vinieron a la mente los momentos tan desgraciados que recientemente se vivieron en la isla de La Palma: el sufrimiento de los palmeros, ver cómo las coladas sepultaban todo lo que encontraban a su paso, la angustia de no saber qué iba a suceder con las propiedades, terrenos y pertenencias de todos ellos y la incertidumbre de cuándo iba a terminar tremenda pesadilla.

Arena negra nos muestra otro lado de la erupción del volcán Etna. Nos recuerda a la de La Palma, pero sin tragedia. A lo largo de sus 426 páginas seremos capaces de ver cómo los habitantes de Catania están acostumbrados a la actividad del Etna, saben que la lava baja por sitios en los que no hay habitantes ni casas cerca, por lo que no hay un peligro importante e inminente para ellos. Lo tienen asimilado y viven con completa normalidad. Lo observan desde la distancia, siguen su comportamiento y preparan los paraguas que usarán para protegerse de la continua lluvia de arena negra procedente de la ceniza de lava que cae y que se cuela por todas las rendijas.


Arena negra

Una de las cosas que, inconscientemente, suelo valorar de una novela es la personalidad y el carácter de los personajes. No me gustan los que son planos y no tienen carisma. En Arena negra, Cristina Cassar Scalia ha envuelto a la protagonista, la subcomisaria Vanina Garrasi, en un halo de misterio. Sabemos que tiene un pasado que aún le duele y que nosotros, los lectores, desconocemos. Ese pasado le ha hecho cambiar de departamento dentro de la policía y de lugar de residencia. Hace apenas un año que Giovanna Garrasi se ha establecido en Catania, el lugar en el que está ambientada la novela. Pero la subcomisaria no es sólo un misterio para los lectores sino también para la mayoría de los integrantes de su equipo. 

La imagen que los conocidos de Vanina Garrasi tienen de ella es la de una mujer fuerte, trabajadora innata, que presta atención a los pequeños detalles, que hacen de ella una subcomisaria impecable, quisquillosa, meticulosa, que trabaja a fondo en sus casos y no para hasta lograr desentrañar el misterio y desenmarañar los enredos de la investigación en la que se encuentra sumergida. Vanina ha trabajado en diferentes departamentos y lugares y todos tienen una impresión muy buena de ella y de su concienzudo trabajo.

Porque a la subcomisaría Garrasi le gustaban los marrones. Mucho. Y cuanta más dedicación le exigían, cuanto más le quitaban el sueño y más le robaban los días de vacaciones y los domingos, más se entregaba a ellos. En cuerpo y alma.

Cristina Cassar Scalia nos muestra a Giovanna como una mujer introvertida, calmada, que no se deja ver en los sitios en los que haya bullicio por voluntad propia y que disfruta enormemente con las películas antiguas rodadas en Italia así como con el cine de autor que, de vez en cuando, comparte con su amigo Adriano. Arena negra es, por tanto, un libro con multitud de referencias cinematográficas.

¿Y qué encontramos en esta novela? Un cadáver oculto, y descubierto por casualidad, en un lugar inhóspito de una villa de Sciara que se encuentra deshabitada, descuidada y sin mantenimiento. Un cadáver que parece no ser reciente y del que se preguntan, tras las primeras investigaciones realizadas, si tendrá relación con el asesinato, cometido en esa misma villa muchos años atrás, del señor Gaetano Burrano, el dueño y señor de la casa. 


Había algo en el hallazgo de aquel cadáver que lo hacía más interesante que cualquier otro homicidio común del que se hubiera ocupado en los últimos tiempos. Tal vez fuera el insólito escenario, que - como había dicho Adriano - parecía un plató cinematográfico.


Las investigaciones irán de la mano del equipo de la subcomisaria Garrasi: el inspector jefe Carmelo Spanò, la inspectora Marta Bonazzoli, el agente Lo Faro, el suboficial Salvatore Fragapane y el oficial Nunnari. A los que mejor conoceremos serán a Vanina y a Spanò ya que la autora sólo da unas breves pinceladas en el resto.

La novela está narrada en tercera persona y, a lo largo de los veinte capítulos que la conforman, no en pocas ocasiones nos encontramos perdidos ante las ocurrencias y pensamientos de Vanina que no son compartidos con los lectores. El único que suele seguir su lógica es el inspector jefe Spanò. El resto de su equipo será como el lector, que no entiende adónde quiere llegar o qué idea ha cogido forma en la cabeza de la subcomisaria.

La autora, Cristina Cassar Scalia, con su novela Arena negra, pone en valor la importancia de las personas mayores. Y lo hace involucrando en esta investigación al comisario jubilado Biagio Patanė, así como otras personas de su misma quinta o menores pero contemporáneas. A través de su experiencia, sus recuerdos y vivencias de una época ya pasada, junto a los archivos y los cotilleos de la época en la que ocurrieron los sucesos empiezan a recopilar información que podrá servirles en la investigación. Y ellos tendrán la sensación de volver a ser útiles de nuevo. La autora les da la importancia que tienen y que muchas veces, con las prisas del día a día, pasamos por alto. 

Con una profunda y extenuante investigación por parte de la subcomisaria Garrasi y todo su equipo, incluyendo a los no policías, se conseguirán las pruebas necesarias para atrapar al culpable y dar por resuelto el caso y la investigación.

Hay dos cosas que no me han gustado. La primera, es el trato vejatorio y despectivo que le dan a Lo Faro dejándole al margen de ciertas cosas por sospechas y razones que, personalmente, no entiendo justificadas. (Tal vez se me haya escapado algo durante la lectura). La segunda, son algunas erratas de poca importancia que he encontrado en el libro y que creo que deberían subsanarse en próximas ediciones. Es algo que me ha llamado la atención porque en los libros que he leído de Duomo nunca me había pasado.

La autora Cristina Cassar Scalia ha conseguido con la novela Arena negra un libro entretenido, con una historia original, con una protagonista fuerte y  misteriosa. Un libro de lectura fácil, cuyas hojas vuelan en tus dedos sin darte cuenta. Incluye algunos toques de humor que amenizan, si cabe, aún más la novela.

Fragapane conduce tan rápido como mi abuela con un Fiat 500 en la autopista Palermo-Mondello.


Nos habla de lo rápido que pasa el tiempo y de lo poco conscientes que somos de ello. Vamos posponiéndolo todo y cuando queremos darnos cuenta ya puede ser tarde para poner en marcha nuestros planes y conseguir nuestros objetivos. Cristina Cassar nos vende Catania en particular e Italia en general por su ambiente. Arena negra es una novela que nos habla de una ciudad con encanto, con bares y restaurantes por doquier, un lugar abierto prácticamente las 24 horas del día, con sus calles llenas de gente disfrutando de una buena comida o bebida en una terraza o dentro de un restaurante junto a compañeros o amigos. Nos habla de la amabilidad y altruismo de los que te quieren bien, como la casera de Vanina que se preocupa por ella, por su bienestar y su alimentación. Nos habla del compañerismo y también un poquito del amor, las relaciones interpersonales y sus consecuencias. Una novela que deja patente que vida sólo hay una y que hay que disfrutarla y aceptarla aun con todas las dificultades que nos encontremos en el camino.


Catania no duerme nunca. Puede que sea este volcán, siempre activo, que transmite a los cataneses una energía especial.


Calificación:

Para más información:


lunes, 28 de febrero de 2022

La tienda de la felicidad (Rodrigo Muñoz Avia)

Buenos días blogueros,

La tienda de la felicidad es una novela epistolar en clave de humor escrita por Rodrigo Muñoz Avia y publicada por la editorial Alfaguara a principios de 2021. Hoy os cuento mis impresiones.


La tienda de la felicidad (Rodrigo Muñoz Avia)


SINOPSIS de La tienda de la felicidad

Carmelo Durán necesita pocas cosas en la vida: un ordenador con internet, un supermercado online donde comprar comida en cantidad y unos cuantos interlocutores cibernéticos con los que discutir. Pero todo cambia cuando un error en un pedido le pone en contacto con Mari Carmen, la encargada de atención al cliente del super. La tienda de la felicidad es una novela epistolar, escrito en forma de mensajes de correo, con un protagonista inolvidable, mezcla quijotesca del Ignatius de La conjura de los necios y la Helene de 84, Charing Cross Road. Una historia de personajes reales, con sus peripecias diarias, que se ganará un hueco en el corazón de los lectores.


AUTOR de La tienda de la felicidad

Rodrigo Muñoz Avia - Autor de La tienda de la felicidad
Imagen sacada de: https://www.penguinlibros.com/


Rodrigo Muñoz Avia nace en Madrid en 1967. Licenciado en Filosofía por la Universidad Complutense, se formó como escritor en la Escuela de Letras de Madrid. Es autor de las novelas Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos (Alfaguara, 2005), acogida con notable éxito por los lectores y reeditada en múltiples ocasiones, Vidas terrestres (Alfaguara, 2007) y Cactus (Alfaguara, 2015). Recopiló una antología de entradas de su blog personal en el libro El gato de guardia (Punto de Lectura, 2008). En el ámbito de la literatura infantil y juvenil ha publicado siete novelas y una obra de teatro, por las que ha obtenido importantes galardones. También ha escrito guiones de cine y diversos artículos y estudios de arte contemporáneo. En este terreno presta especial atención a la obra de sus padres, los pintores Lucio Muñoz y Amalia Avia, a los que dedica La casa de los pintores (2019). Ha sido traducido a numerosos idiomas.


OPINIÓN de La tienda de la felicidad

Llegué a La tienda de la felicidad gracias a la iniciativa Serendipia recomienda de Mónica Gutiérrez. Me pareció interesante que fuese un libro epistolar y lo escogí porque me permitía cambiar de género literario al que estoy acostumbrada. Además, hace unos años leí un libro muy cortito titulado Volverán las naranjas de Xisela López, también epistolar, y que me sorprendió muy gratamente.

Rodrigo Muñoz Avia es el autor del libro La tienda de la felicidad que fue publicado en enero de 2021 por el sello Alfaguara. La novela comienza cuando Carmelo, que así se llama nuestro protagonista, recibe un correo electrónico de Carrefour online en el que le notifican la imposibilidad de entregarle ciertos artículos de su pedido y le informan que la factura vendrá con esos artículos descontados en el precio y no se le cargarán en la tarjeta que les proporcionó al hacer el pedido. Y ni corto ni perezoso responde al email del servicio de atención al cliente del mencionado supermercado para poner de manifiesto el desagrado y la enorme molestia que le causa dicha situación. A partir de este momento, el intercambio de emails entre Mari Carmen, la persona que hay detrás del servicio de atención al cliente, y nuestro protagonista va en aumento.

Según cuenta el autor en una entrevista que le hicieron la historia de este libro nace de su propia experiencia con el servicio de atención al cliente de este supermercado: concretamente, por unas gambas que pedía, siempre le cobraban y nunca le llegaban. Así que al final, decidió escribir "unos mails de protesta bastante cínicos y gamberros".

Como os decía, La tienda de la felicidad es una novela epistolar basada en los correos electrónicos que envía y recibe nuestro protagonista, Carmelo Durán. Es un personaje solitario, misántropo, al que no le gusta relacionarse con la gente. Es brusco, sincero y, en ocasiones, cortante a la hora de decir las cosas. Me ha sorprendido su capacidad para elaborar textos escritos con ironía y una pizca de maldad cuando está enfadado, pero sin mandar a nadie al carajo. Es tierno y actúa como un verdadero Quijote, anteponiendo sus ideales a su conveniencia y defendiendo las causas que él considera justas de forma totalmente desinteresada.

Nadie puede escoger lo «mejor» para sí mismo, porque no existe lo «mejor», ese es un concepto que definen los demás por criterios sociales que nunca tienen nada que ver con nosotros mismos.

Rodrigo Muñoz Avia ha escrito un libro sin narrador. La historia está contada como si fueras Carmelo Durán y tuvieras acceso a la cuenta de correo (tanto a los mensajes entrantes como a los salientes). Leeremos emails de su madre, su hermano, su sobrino y familiares lejanos, la presidenta de la comunidad, tiendas donde suele hacer compras y, por supuesto, correo basura. El libro tiene 304 páginas y es bastante rápido de leer. Es cierto que puede tener un puntito de humor por lo absurdo de las situaciones que se plantean. A mí, personalmente, no me ha aportado nada, no me he reído y tampoco le he encontrado el sentido ni la gracia. Ya en el primer tercio de la novela pensé en dejarla, en abandonar su lectura pero finalmente decidí terminarla por si la historia diera un giro inesperado.  Desafortunadamente no fue así. La lectura se me ha hecho algo lenta y aburrida.

Como parte positiva me quedo con las referencias bibliográficas a Emily Dickinson, a los escritores en general o a Julian Assange. También me ha gustado que los ponga como ejemplos de personas que voluntariamente un día deciden permanecer en sus casas, sin salir (ni siquiera para ir a comprar, al médico, etcétera), aunque no haya ningún motivo para ello. 

¡es alucinante! ¡Qué distinto es lo que uno cree contar cuando escribe y lo que cada persona interpreta cuando lee!

Calificación:

Para más información:




lunes, 14 de febrero de 2022

Néo Kósmo (Francisco Javier Ródenas Micó)

Buenos días blogueros,

Hoy os hablo de un libro que combina hábilmente la ciencia ficción, la distopía, el romance, la intriga y la aventura. Se trata de Néo Kósmo, la novela que Francisco Javier Rodenas publicó en mayo de 2020.


SINOPSIS de Néo Kósmo


Néo Kósmo es un lugar idílico donde no tienen cabida la ira, el rencor o la codicia; donde no se miente, no se roba, no se mata; donde nada es de nadie ni nadie es de nadie; donde leyes y policía no existen. ¿Qué harías tú si fueras uno de sus habitantes? ¿Qué harías si un día se produjera un asesinato? ¿Y luego otro, y otro más? ¿Qué harías si se decretase el toque de queda ante la imposibilidad de asumir los hechos? ¿Cómo actuarías cuando empezaras a cuestionarte todos esos principios que creías inamovibles? Esas y otras preguntas se hace Corfú, el joven científico encargado de la investigación, antes de desaparecer más allá de los territorios prohibidos.


AUTOR de Néo Kósmo 

Francisco Javier Ródenas Micó - Autor de Néo Kósmo
Francisco Javier Ródenas Micó

Francisco Javier Rodenas (Villena, 1971), es una persona que escribe porque lee y que lee porque escribe, sin que importe el orden de los factores. Por ese motivo busca en la lectura y la escritura mundos perfectos (o imperfectos, tanto da) donde la ficción, aunque sea a veces, pueda superar a la ficción. Es autor de las novelas Atardeceres desde la ventana (Libros.com, 2016), El mar cuando nos habla (2018), El club Homero (Libros Indie, 2019), Néo Kósmo (2020) y Los reflejos ausentes (2021), además de muchos relatos y artículos de opinión en su columna del periódico Portada.info.


OPINIÓN de Néo Kósmo

El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.

Néo Kósmo es una novela que fue publicada por Francisco Javier Ródenas en mayo de 2020. Me llamaréis tonta pero me hizo ilusión ver que el diseño de la portada venía de la mano de una diseñadora a la que tuve el placer de entrevistar en el blog en el año 2014. Os dejo aquí la entrevista a Alexia Jorques por si os apetece conocerla.

Retomando mi opinión sobre Néo Kósmo debo deciros que ésta es, precisamente, una de esas novelas que demuestran que no se puede juzgar el todo por una parte, que hay que acabar de leer un libro antes de opinar sobre él, que hay que saber cómo está toda la trama entrelazada, que hay que descubrir a lo largo de la novela qué nos quiere contar el autor y ver cómo nos lo ha transmitido y, por supuesto, debemos entender que la historia continúa hasta que nos topamos con el punto final de la novela. Y no antes.

A lo largo de la reseña entenderéis porqué os cuento esto.

Francisco Javier Ródenas ha creado un libro que, como os decía, combina varios géneros: la ciencia ficción, la distopía, el romance, la intriga y la aventura. Un narrador omnisciente es el encargado de guiarnos por la historia a través de sus 483 páginas. Está dividido en tres partes, sesenta y seis capítulos y epílogo. 


En la primera parte, nos encontraremos con un mundo utópico, llamado Néo Kósmo, en el que nada es de nadie y nadie es de nadie. Un lugar en el que no hay cabida para el odio, el miedo, la desconfianza, la ira, los celos, la venganza. Un territorio en el que todo transcurre pacíficamente, en el que cada día es muy parecido al anterior y al siguiente, en el que las relaciones parecen estar exentas de sentimientos o emociones. Por eso sorprende sobremanera a los ciudadanos la aparición de un cuerpo sin vida cuya causa de la muerte no ha sido natural. Este hecho es inconcebible para los habitantes de Néo Kósmo que no son siquiera capaces de pensar una palabra que defina lo ocurrido (crimen,  asesinato, etc.) porque no la conocen; nunca les ha hecho falta. Y, por ende, no saben cómo actuar. "Para ellos, que han vivido siempre envueltos en su burbuja, protegidos de toda amenaza, resulta muy difícil gestionar una crisis a la que nunca antes se han enfrentado."

“La muerte solo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida”. André Malhraux

Cuando estaba sumergida en la lectura de esta primera parte mis impresiones sobre este mundo eran diversos, dispares, contradictorios. A pesar de estar bien escrito y descrito, este mundo me parecía frío, aséptico. Todo era demasiado perfecto y Néo Kósmo me resultaba un sociedad anodina, insulsa, aburrida, insustancial, antinatural. Un mundo que era casi impensable para el ser humano y cuyos habitantes interactuaban entre ellos sin emoción, sin apego, como robots programados. En definitiva, un lugar poco creíble, al menos para mí. Yo deseo vivir en un mundo imperfecto, con sus emociones y sus altibajos, sus buenos y sus malos días y con la incertidumbre sobre qué va a ocurrir mañana o cómo voy a actuar en una determinada circunstancia.

Como personaje de esta primera parte me quedo con Corfú, un espíritu libre, sin miedo, valiente, decidido, con objetivos, con una mente muy analítica y con las ideas claras. Un personaje que ha instalado su lugar de residencia en el faro, a las afueras de la ciudad, donde nadie quiere ir ni estar. Y donde él disfruta de mayor tranquilidad, de soledad y de las maravillosas vistas que el mar le da. 

[...] horas admirando desde su faro los pequeños milagros de la naturaleza: el amanecer de un cielo esponjoso, el ocaso de vetas anaranjadas, el rugir de las olas, el viento sesteando entra la hierba alta de la bahía.

Es en la segunda parte de la novela donde todo lo que acontece en Néo Kósmo cobra sentido. Con un pequeño regreso al pasado, y de la mano de Gabriel, descubriremos cómo ha llegado a forjarse un mundo así, cómo han evolucionado los seres humanos a lo largo de los años para llegar a ser lo que son a día de hoy y por qué se comportan cómo lo hacen. Nos damos cuenta de que la impresión obtenida en la primera parte de la novela sobre Néo Kósmo (sus habitantes, la vida que llevan) es correcta. Francisco Javier Ródenas nos ha descrito lo que quería: una vida perfecta carente de emoción. Un mundo que le sirve de base para darle forma a una novela que no dejará de sorprenderte hasta el final.

De la segunda parte me quedo con el personaje Bert Endler, un hombre tímido, callado, trabajador, que pasa desapercibido en las multitudes obteniendo información importante y que, a pesar de su carácter solitario, consigue unir a la familia Santorini. Un hombre amable, sincero, agradable y provisto de una cálida sonrisa.

Hay muchas formas de sentirse náufrago y en la mayoría de ellas, no necesariamente ha de haber una isla de por medio.

La tercera y última parte, reúne las piezas claves de la primera y segunda parte y pone un fin redondo a la historia. Todos los puntos quedan aclarados, todos los flecos quedan resueltos. A mí, desde luego, no se me habría ocurrido otro desenlace mejor.


¿Y qué podemos encontrar en Néo Kósmo? Pues una historia muy original con un texto impecable. Una novela en la que no hay folios de relleno; no hay páginas ni textos que sobren. Todo lo que está es necesario para captar a la perfección la descripción que el autor de Néo Kósmo pretende darnos sobre este lugar, sobre los personajes, el ambiente en el que se desarrolla la historia, los sentimientos que confluyen, los paisajes, el desarrollo de los hechos, etc. En definitiva, encontraremos el punto de partida y de llegada a la creación de este nuevo mundo y Francisco Javier Ródenas nos guiará por los sucesos ocurridos entre ambos puntos. Y lo hace a través de una narración precisa, tranquila, calmada, sin sobresaltos; con una prosa ágil y elegante; con unos diálogos muy bien construidos; con unas descripciones certeras, directas. Y, sin regodearse en ellas, el autor nos sumerge en la época que ha imaginado y plasmado en la novela, una que se encuentra en un futuro no muy lejano. Estamos ante una narración aparentemente sencilla (pero que no lo es), una novela cuidada y muy trabajada.

Néo Kósmo también es una novela de ciencia ficción distópica que nos hará cuestionarnos algunos de los valores éticos que creemos tener bien asentados. Y para ello el autor se valdrá de la fuerza de las creencias religiosas, de jugar con las necesidades y debilidades de los personajes para que entren en un círculo del que no puedan escapar aunque lo deseen, y cómo no, del poderoso caballero Don dinero. Francisco Javier Ródenas nos colocará ante la disyuntiva de si actuar o no en un determinado momento de la trama que no puedo explicar porque os la destriparía. Nos hará pensar qué habríamos hecho de estar en la situación en la que se encuentran los personajes Guido Santorini y Bert Endler, valorar las repercusiones que tienen esas decisiones tanto a nivel personal como global. En definitiva, este es un libro que nos removerá no sólo las tripas, sino también la conciencia y el corazón.

La mayor parte de nuestra vida, somos sombras de nosotros mismos; y, como tales, nos proyectamos de una manera u otra en función de la luz que nos encuentra, del ángulo desde el que incide, de la intensidad que le imprime a su haz. Somos sombras que se agrandan o empequeñecen según las circunstancias, que influyen en mayor o menor medida sobre los demás, pero que influyen, en cualquier caso. Nunca llegamos a ser del todo nosotros mismos, sino esas proyecciones grises y borrosas que nos sustituyen.


Calificación:


Para más información:

 

lunes, 31 de enero de 2022

SUPERPODER (Marc Egea)

Buenos días blogueros,


Mi primera reseña del año es para la obra de teatro titulada Superpoder - Una comedia para-normal. Su autor es el dramaturgo Marc Egea, la obra se publicó en diciembre de 2021 y puedo adelantaros que me ha divertido mucho.


Portada Superpoder - Una comedia para-normal de Marc Egea


SINOPSIS de Superpoder - Una comedia para-normal:

La pequeña editorial de Jake y Candy Wallace recibe un ultimátum del banco: o pagan lo que deben o les cierran el negocio. Para poder pagar, Jake emprende la heroica tarea de escribir él mismo un bestseller. El problema es que Jake jamás ha escrito nada. Esto hará que afloren tensiones matrimoniales que sacarán a relucir los más íntimos y paranormales secretos de la pareja.

"SUPERPODER es un libro difícilmente clasificable. Por lo pronto, tiene portada de cómic, pero no es un cómic, es teatro. Pero se lee como una novela, aunque más ágilmente, porque va directo al grano  - porque carece de descripciones, de disgresiones, de párrafos-. SUPERPODER es una lectura canalla. Hilarante. Transgresora. Inquietante. Queriendo gustar. Romper. Se diría que ha sido diseñada para la generación YouTube. Una locura. Un soplo de aire fresco. Una deliciosa sorpresa." Buck Richman.



AUTOR de Superpoder - Una comedia para-normal:

Marc Egea - Dramaturgo -Autor de Superpoder
Imagen y textos sacados de: https://autormarcegea.com/

Soy Marc Egea, dramaturgo y guionista dedicado a la escritura de textos teatrales y guiones de ficción. Mi deseo es que mis textos cobren vida en escenarios o en sets de rodaje y lleguen al mayor número de espectadores posible.

En 1996, inicié estudios de Creación Literaria en la Escuela de Escritura y Humanidades del Ateneu Barcelonés, en Barcelona (España). Al mismo tiempo, me introduje en el mundo del teatro a través de la Compañía Brehon de Formación artística, con la que trabajé en el montaje de las obras “Broadway Express” y “The me nobody Knows”, bajo la dirección del actor, coreógrafo y director norteamericano Antoneo Brehon.

Siguiendo mi etapa de desarrollo, impartí talleres de teatro para niños y jóvenes dentro del Grup d´Esplai Espurnes de Esplugues de Llobregat donde, entre otros trabajos, adapté y dirigí la obra de Gilbert & Sullivan, ‘The Pirates of Penzance’.

Posteriormente formé la compañía de teatro Dequevá para adaptar y dirigir la obra de Woody Allen “Dios”, bajo el título “Oh, Déu meu”. Con esta compañía estrené mi primera obra de creación propia, titulada “Estocolmo Mon Amour” (2004). Un año después, creé la Compañía Atic 3, con la que estrené mis obras: “A mi manera” (2005) y “Extraños en la noche” (2007). Desde entonces, y hasta hoy, me dedico profesionalmente a la escritura de obras de teatro y guiones de ficción.

También imparto clases, charlas y seminarios ocasionalmente sobre aspectos relacionados con la escritura teatral y la creación y corrección de guiones.

Actualmente estoy presentando mi primer libro, “SUPERPODER”, una obra de teatro que se lee como una novela. 


Marc Egea es dramaturgo, autor de numerosas obras de teatro y microteatro, entre las que destacan: "A mi manera", "Estocolmo mon amour", "Se están equivocando", "Aire de París", "Suéltate", "Moonlight blues", "La última novela del inspector Torres", "Por favor ", "Y punto" ...



OPINIÓN de Superpoder - Una comedia para-normal:

Superpoder - Una comedia para-normal (Marc Egea)

Cuando recibí el libro Superpoder de Marc Egea, y a pesar de tener algo de información sobre el mismo, no sabía qué me iba a encontrar en sus páginas. Hoy os cuento lo que me pasó.

Al abrir la primera página y comenzar a leer, de repente se quedó todo a oscuras. No había luz ni sonido alguno. Y allí me encontraba yo, en la oscuridad, intentando ver qué estaba pasando hasta que descubrí que estaba sentada en el centro de las filas de un teatro, frente al escenario, mirando a un lado y a otro, sin comprender cómo ni cuándo me había transportado hasta allí. 

De repente, la música suena, hay más ruidos de fondo que no distingo, las luces del escenario se encienden (por fin veo algo), se levanta el telón y aparecen Jake y Candy, nuestros protagonistas, en el escenario.

La función acaba de empezar y lo único que resta es disfrutar de la obra. Esa que entra por tus ojos y tus oídos, que te mantiene bien sentada en la butaca, que te impide perder el hilo de la historia, esa obra y esa historia que sientes en tu piel, que atraviesa tu cuerpo y que te hace sentir. ¿Y qué sientes? Liberación, alegría, entusiasmo. Libertad para disfrutar de lo que ves, no sientes la opresión sobre lo que debes o no pensar, sobre lo que debes o no hacer, no tienes obligaciones (o al menos no las sientes), te evade de los momentos negativos y evoca en tu mente momentos muy buenos, alegres, comunes, del día a día que, finalmente con nuestras prisas y estrés, pasan desapercibidos. Superpoder te saca muchas risas, algunas carcajadas y te mantiene pendiente de los personajes en todo momento.

Y así sucede toda la obra hasta que llegamos a la palabra FIN, escuchamos los aplausos del público y la 5ª Sinfonía de Beethoven. Cerramos el libro y reflexionamos.


Marc Egea - Logo

Como personajes principales tenemos a Candy y Jake, un matrimonio con una editorial que publica libros escritos por mujeres y que está pasando por una mala racha. Como secundario aparece Larry, un barman que me ha encantado. No os lo podéis perder. Sus diálogos y sus repuestas a las situaciones que Marc Egea plantea son geniales. También tenemos a un psiquiatra y a un inquietante hombre de camisa a cuadros.

Superpoder - Una comedia para-normal tiene un ritmo muy ágil. Sus diálogos son en su mayoría muy cortos, sus descripciones son escuetas y detalladas en el punto justo para ubicarte donde el autor quiere que te encuentres. Son un total de  34 capítulos y 190 páginas escritas con letra grande que vas pasando rápidamente y que se leen en un suspiro. El libro, además, contiene unas palabras del autor donde nos explica de dónde ha sacado la idea de este obra (de On Watching, un libro aún inédito por diversas circunstancias, del periodista canadiense Buck Richman), e incluye los dos primeros capítulos del mismo. Con esto se llega a las 250 páginas que conforman el libro. A continuación os dejo las portadas de On Watching en su versión original y la traducida a español.

Portada del libro original On Watching Portada de la traducción de On Watching



El libro Superpoder, como os decía, es una obra de teatro que se publicó en diciembre de 2021 y que contiene multitud de guiños a las obras de Stephen King, el gran maestro del terror. La preciosa y sugerente ilustración de la cubierta es de Jordi Pastor que, a mí personalmente, me ha enamorado por su originalidad, por su aparente simpleza y por toda la información que recibimos de un solo vistazo antes de leerlo y que cobra un mayor sentido si cabe cuando has terminado el libro. 

Si aún no te queda claro si debes o no leer Superpoder de Marc Egea, aquí tienes algunas pistas adicionales:

  • Si no te gusta leer libros con un gran número de páginas, con mucha letra y que te hagan pensar, lee Superpoder. Tan sólo tendrás que dejarte llevar por los diálogos hilarantes de sus protagonistas y disfrutar.
  • Si tienes poco tiempo para leer y buscas algo corto y divertido, lee Superpoder. No te defraudará.
  • Si eres amante de las obras de Stephen King no debes perderte Superpoder porque está lleno de referencias y guiños a las novelas del gran maestro del terror.
  • Si te gustan las obras de teatro puedes estar seguro de que Superpoder te hará pasar un buen rato, te hará reír, disfrutar y amenizará tu tiempo.

En definitiva, hazte con un ejemplar de esta obra de teatro y disfrútala. Si consigues divertirte aunque tan solo sea la mitad de lo que la he disfrutado yo, te habrá merecido la pena.


Calificación:


Para más información:



domingo, 23 de enero de 2022

Reto Provincia a provincia

Buenos días blogueros,

Me apunto de nuevo al reto que nos propone Laky para ir visitando España. Con el reto Leemos España provincia a provincia intentaremos dar visibilidad a aquellas novelas que transcurren en sitios que no son los habituales. 



Las bases son sencillas. Se cuenta la provincia en la que se encuentre la ciudad en la que se sitúan los hechos de la novela, sirve cualquier género y cualquier autor. ¿Os animáis?


Mis provincias:




Intentaré ir coloreando este mapa con las provincias visitadas


A Coruña:  La bruma verde de Gonzalo Giner

Álava:

Albacete:

Alicante:

Almería:

Asturias:

Ávila:

Badajoz: 

Baleares:

Barcelona:

Ceuta:

Burgos:

Cáceres:

Cádiz: 

Cantabria:

Castellón: 

Ciudad Real:

Córdoba:

Cuenca:

Gerona:

Granada:

Guadalajara:

Guipúzcoa:  La hora de las gaviotas de Ibon Martín

Huelva:

Huesca:

Jaén:

La Rioja:

Las Palmas:

León:

Lérida:

Lugo: 

Madrid: La tienda de la felicidad de Rodrigo Muñoz Avia

Málaga: 

Melilla:

Murcia:

Navarra:

Orense:

Palencia:

Pontevedra:

Salamanca:

Santa Cruz de Tenerife:

Segovia:

Sevilla: 

Soria:

Tarragona:

Teruel:

Toledo: 

Valencia:

Valladolid: Memento mori de César Pérez Gellida

Vizcaya: 

Zamora:

Zaragoza:

viernes, 21 de enero de 2022

Reto 25 españoles

Buenas tardes,

Vengo con otro reto, esta vez de la mano de Laky. El reto 25 españoles consiste en leer novelas escritas originalmente en castellano. Creo que no es un reto muy difícil así que cuando haga balance a finales de 2022 veremos si he conseguido completarlo.



Mis 25 españoles:

1.- Superpoder de Marc Egea

2.- Néo Kósmo de Francisco Javier Ródenas Mico

3.- La tienda de la felicidad de Rodrigo Muñoz Avia

4.- Memento mori de César Pérez Gellida

5.-

6.-

7.-

8.-

9.-

10.-

11.-

12.-

13.-

14.-

15.-

16.-

17.-

18.-

19.-

20.-

21.-

22.-

23.-

24.-

25.-


lunes, 17 de enero de 2022

Reto Autores de la A a la Z

Buenos días blogueros,

Una vez hecho balance de los retos del año 2021 toca ponerse a pensar en los retos que deseamos afrontar para este nuevo año 2022 que estamos empezando.

Uno de los retos que no puede faltar es el de Autores de la A a la Z que organiza Marisa del blog Lecturápolis. Con este reto se pretende ir completando el panel del abecedario con diferentes autores de los que tomaremos la inicial de su apellido. Para ver las bases completas os animo a pasar por el blog Lecturápolis.

En 2021 conseguí completar todas las letras (incluyendo las excluidas) aunque este año si sigo con mi propósito de leer trilogías y libros de "gran" volumen no creo que lo consiga. Pero vamos a intentarlo :-)

Aquí os dejo mis lecturas.



A.-
B.-
C.- Cassar Scalia, Cristina (Arena negra) 
D.-
E.- Egea, Marc (Superpoder)
F.-
G.-
H.-
I.-
J.-
K.-
L.-
M.- Muñoz Avia, Rodrigo (La tienda de la felicidad)
N.-
O.-
P.- Pérez Gellida, César (Memento mori)
Q.-
R.- Ródenas Mico, Francisco Javier (Néo Kósmo)
S.-
T.-
U.-
V.-
W.-
Z.-

Letras extraordinarias:

CH.-
LL.-
Ñ.-
X.-
Y.-

domingo, 16 de enero de 2022

Reto Serendipia Recomienda 2022

Buenas tardes blogueros,

Uno de los retos que conocí el año pasado fue el de Mónica Gutiérrez, Reto Serendipia recomienda. De entre todas las lecturas sugeridas por los participantes escogí tres que fueron una delicia. Me alegro mucho de haber participado y, como no puede ser de otra forma, me apunto al reto de este año: Serendipia recomienda 2022.



¿En qué consiste este reto? Básicamente, en recomendar tres libros poco conocidos que nos hayan gustado mucho y seleccionar al menos tres de los que les haya gustado a los demás para leerlos.

Para leer las bases completas pasad por el blog de Mónica.


RECOMIENDO:


1. Víctimas de Dean R. Koontz.

Un libro publicado en 1987 y reeditado en 2007 que he releído varias veces y del que sigo guardando un bonito recuerdo tanto de la historia como de sus personajes.

GÉNERO: Terror



2. Póker de asesinatos de Ager Aguirre.

Póker de asesinatos fue la novela finalista del Premio Amazon 2018. Es una novela policíaca de acción y misterio que te descolocará hasta el final.

GÉNERO: Policíaca



3. Confesor de José Alberto Callejo.

Confesor es una novela que nos plantea un eterno dilema: si alguien se tomase la justicia por su mano, ¿qué harías? ¿De parte de quién te pondrías? 

GÉNERO: Policíaca




MIS LECTURAS RECOMENDADAS: 

1.-  Belleza roja, de Arantza Portabales Santomé del blog Iridiscencia

2.- La tumba de Vera Thwait de Ana Bolox del blog Mis lecturas y más cositas

3.- La tienda de la felicidad de Rodrigo Muñoz Avia de El blog de Juan Carlos

4.-  El infiltrado de Marta Querol del blog Un lector indiscreto.


sábado, 15 de enero de 2022

Repasando 2021

Buenos días blogueros,

Parece mentira pero ya estamos entrando en el ecuador del mes de enero, un mes que, con tantos días de fiesta, parece que vuela. Y quiero aprovecharlo para hacer un pequeño resumen de los retos que me propuse en 2021 y ver cuáles conseguí.


Comenzamos.


Fueron un total de seis retos en los que decidí participar: Reto 100 libros, Reto 25 españoles, Reto genérico, Reto Serendipia Recomienda, Reto Autores de la A a la Z y Reto Leemos provincia a provincia. 


Balance Reto 100 libros


De todos los retos hay uno que no he conseguido finalizar. Se trata del Reto de los 100 libros y, a pesar de que otros años casi lo he conseguido, en 2021 me he quedado realmente lejos con un total de 59 libros leídos y reseñados. Si quieres ver la lista de los libros que he leído con sus correspondientes reseñas pinchad en Reto de los 100 libros o en la imagen superior.


Balance Reto 25 españoles

Este reto siempre me ha parecido muy razonable y nunca he tenido problemas en terminarlo. Este año no ha sido diferente y he conseguido añadir a la lista 36 libros escritos originalmente en españolSi quieres ver la lista de los libros que he leído con sus correspondientes reseñas pinchad en Reto 25 españoles o en la imagen superior.


Balance Reto genérico

Este reto es el que me ha resultado más complicado de todos. Soy una persona que está bastante encasillada en géneros literarios. Por eso mismo este reto ha supuesto un verdadero reto para mí (valga la redundancia). Y es que no suelo disfrutar de los relatos. También se puede aplicar a los clásicos, género del que huyo y que, a pesar de haber leído autores de renombre, no he terminado de disfrutar con sus historias. En cambio, ya voy cogiéndole gustillo a la novela histórica y he leído algunas obras interesantes. Para terminar el reto, yo he tenido que usar uno de los tres comodines permitidos para completar los libros familiares, ya que me faltaba uno por leer. Si quieres ver la lista de los libros que he leído con sus correspondientes reseñas pinchad en Reto genérico o en la imagen superior.

Balance Reto Serendipia recomienda

El reto Serendipia es una iniciativa que me ha gustado mucho. Se trata de leer libros que recomiendan otros blogueros y que nos permite conocer otros autores, géneros e historias que pueden pasar desapercibidas. Yo he tenido muy buena suerte y he elegido tres libros de los propuestos que me han gustado bastante y he descubierto a grandes escritoras (Sí, escritoras. Porque todas han sido mujeres).



Balance Reto Autores de la A a la Z

No es la primera vez que participo en el reto de Autores de la A a la Z. Pero sí es la primera vez que termino todas las letras incluyendo las excluidas. Creo que en 2021 me organicé bastante bien las lecturas para poder terminar este reto. Si quieres ver la lista de los libros que he leído con sus correspondientes reseñas pinchad en Reto Autores de la A a la Z o en la imagen superior.


Balance Reto Provincia a provincia


Y por último, está el reto Provincia a provincia. Como sabréis este último es meramente informativo. No hace falta rellenar todas las provincias sino apuntarlas para llevar un control de hacia dónde nos llevan nuestros libros. En mi opinión no ha estado mal con un total de doce provincias visitadas. 

El balance final, por tanto, considero que es bastante satisfactorio. ¿ Y vosotros? ¿Ya habéis hecho balance de vuestros propósitos de 2021?


miércoles, 29 de diciembre de 2021

El color de la luz (Marta Quintín)

Buenos días blogueros,

Termino el año con la lectura de una novela que me ha parecido fascinante. Se publicó hace ya tres años, pero yo acabo de descubrirla ahora. Se trata de la novela de Marta Quintín titulada El color de la luz




SINOPSIS de El color de la luz:

Blanca Luz Miranda es una empresaria de éxito. Su objetivo: amasar una gran fortuna para comprar arte. La adquisición, en una subasta de Nueva York, de uno de los cuadros más inquietantes del pintor Martín Pendragón cumplirá el sueño de esta anciana de ojos enigmáticos. En esa misma sala una periodista observa la escena con interés, está convencida de que tras ese pago millonario se esconde un secreto y hará todo lo posible por descubrirlo. Lo que no sabe es que será Blanca Luz quien decida cómo se escribe su historia.


SU AUTORA: Marta Quintín


Marta Quintín - El color de la luz
Imagen sacada de: https://www.cartv.es/

Marta Quintín Maza nació en Zaragoza un 6 del 6 del 89 y cuando tenía cuatro años la subieron a una mesita de su clase de párvulos para que les contara a los demás niños una historia de su elección. Eligió la de Cenicienta. Desde entonces lo único que recuerda del resto de su vida es haber contado unas cuantas más. Como aquellas con las que ganó varias veces el premio Tomás Seral y Casas de relato corto o las que ha recogido como periodista en la agencia EFE, la Cadena SER, y la NASA española, o esa otra que se llama Dime una palabra y que es su primera novela publicada al calor de los rascacielos de Nueva York. En 2018 publicó El color de la luz (Suma de Letras). Y en el 2019 resultó ganadora del Premio València Nova Alfons el Magnànim de Narrativa en castellano. El resto de historias están por venir.


OPINIÓN de El color de la luz:


Todo es susceptible de convertirse en arte, solo depende de la mirada que se le dedique. Que se mire con interés, con pasión, con amor. Y, luego, solo se trata de contarlo. Tu historia, la de otros, lo que has visto, lo que has escuchado…, qué más da. Pero sal ahí fuera, implícate, emociónate, convéncete de que eso que estás escribiendo es lo más importante que existe en el mundo, y que no existirá realmente hasta que no le des vida con tus palabras.

Y eso es precisamente lo que hace una periodista, cuyo nombre no nos importa, tras acudir a una subasta de arte en Nueva York. Allí es testigo de una puja muy reñida por un cuadro entre una señora presente en la sala, llamada Blanca Luz Miranda, y un caballero que hace las ofertas por teléfono. La puja acaba con una cifra astronómica, convirtiéndose en el valor más alto jamás alcanzado en una subasta de ese tipo. La periodista siente curiosidad por el motivo que lleva a alguien a pagar tanto dinero por algo material e intuye que debe haber algo oculto e importante detrás de ese interés y ese desembolso. Toca las teclas necesarias para que Blanca Luz derribe la muralla de secretismo, de protección, de distancia que la rodea, abra sus puertas y acabe relatándonos una historia que se quedará guardada en un rinconcito de nuestros corazones.


El color de la luz de Marta Quintín es una novela llena de emociones, narrada de forma espectacular, con una prosa estupenda y amena, que te atrapa y te traslada hasta 1919, año en el que todo comienza. Recuerda vagamente a la novela El cuento número trece de Diane Settefield (cuya reseña podéis leer aquí) en tanto en cuanto tenemos a una persona joven que escucha las correrías y vicisitudes de una persona mayor con el único fin de escribir su biografía. Una historia cuya veracidad tendrá que comprobar, y a la vez completar, investigando. Tendrá que conocer a los personajes involucrados, los hechos ocurridos y la época en la que sucedieron. En esta novela, la protagonista, Blanca Luz Miranda tiene una bonita historia que contar y no desea que una visión parcial de lo ocurrido distorsione la verdad. 

necesito a alguien, ¿cómo diría?, más imparcial. Alguien a quien contarle la historia, pero que luego sepa poner algo de distancia, ordenarla, mirarla desde fuera...

Y así, iremos conociendo de mano de nuestra periodista todo lo acontecido en El color de la luz, una novela que trata sobre el arte, la escritura, la filosofía, la vida y, sobre todo, el amor y la pasión que se pone en lo que se hace. Una historia que nos hace viajar en el tiempo y en el espacio y en la que recorreremos España, y visitaremos París y Nueva York.

Conoceremos a nuestros protagonistas. Por un lado, Blanca Luz Miranda, una joven rebelde, traviesa, impulsiva, con un alto sentido de lo que está bien y lo que no, que no piensa en las consecuencias de sus actos ni las implicaciones que conllevan cuando decide qué es lo correcto. Desde el principio del libro intuimos que es una mujer con un carácter y una personalidad muy fuerte y definida y lo confirmamos a medida que avanzamos en la historia. Es un personaje con muchos matices que van del blanco al negro pasando por una gran y variada gama de grises. Es, en definitiva, una persona imprevisible, alocada y que hace lo que le viene en gana. 

Por otro lado, también se nos presentará a un joven Martín Pendragón, un pintor de brocha fina abocado a trabajar de albañil contra su voluntad. No le queda otra que respetar la voluntad de su padre y la pasividad de su madre que no hace ni dice nada para ayudarle. Una persona sumisa, con un alto sentido de la responsabilidad, el deber y las obligaciones.

La novela cuenta además con varios personajes secundarios como Don Francisco Miranda, un hombre sabio, recto, y que sabe decir las palabras exactas en el momento adecuado. Es un hombre riguroso, metódico, y con un corazón que no le cabe en el pecho. También está Eduardo, un joven con los pies bien anclados al suelo, honesto y muy serio. Y por último, pero no menos importante, Chema, un chico sincero, agradable, bueno, dispuesto a ayudar y con un gran sentido de la amistad. Estos personajes, a pesar de ser secundarios, están metidos en la historia y descritos por la autora de una forma que no pasarán desapercibidos. Conectarás con ellos como si los conocieras, como si fueran una parte de ti y ya no te resultara indiferente nada de lo que pudiera ocurrirles

El color de la luz, como os decía, comienza en el año 1919 y Marta Quintín, con una prosa exquisita, nos traslada a la época con un nivel de detalle preciso, equilibrado, haciéndonos sentir joviales, fuertes, capaces de conseguir lo que queramos, lo que deseemos, lo que podamos imaginar. Es una novela que está escrita con fuerza, con garra, de forma que no puedas evitar querer seguir leyendo un poco más, seguir conociendo a los personajes, sus historias, sus vivencias, sus alegrías y sus dramas. Está narrado con un tono alegre, optimista, que emana juventud, frescura, ilusión. Nos hace ver que nuestros protagonistas son invencibles y tienen todo el tiempo por delante para conquistar el mundo.

Marta Quintín consigue que sintamos como propias las aventuras y desventuras de los personajes, que las vivamos como si estuviéramos allí, como si fuéramos un personaje más de esta historia. Consigue abrir un pequeño agujero en la pared a través del cual asomamos nuestro ojo y observamos todo lo que ocurre al otro lado. Y es que es así como uno se siente cuando lee la novela porque somos capaces de pensar que lo que estamos leyendo está ocurriendo en este mismo momento y que lo estamos observando todo en primera persona. 


En definitiva, ¿por qué debes leer El color de la luz de Marta Quintín?
Porque la historia es muy buena, porque las descripciones son espectaculares, porque te traslada a otra época, porque conocerás a unos personajes que te cautivarán, porque la prosa de la autora es exquisita, porque el ritmo de la narración es ágil, porque tiene connotaciones positivas, porque te hace sentirte bien y porque si no la lees te perderás una gran novela.


El destino es un guasón incorregible y parsimonioso. Siempre se toma su tiempo para actuar, pero nunca se olvida de nadie. Se vale de una argucia llamada azar, que tiene unas ironías ante las que uno no sabe si quitarse el sombrero o propinarle un bofetón.

Calificación:

Para más información: