lunes, 7 de marzo de 2022

Arena negra (Cristina Cassar Scalia)

Buenos días blogueros,

Hoy os cuento mis impresiones sobre el libro Arena negra - Un caso de Vanina Garrasi en cuya lectura conjunta he tenido la suerte de participar. 


SINOPSIS de Arena negra

Una perspicaz y obstinada investigadora en una Sicilia intrigante.

La ceniza volcánica del Etna cubre la ciudad de Catania y la subcomisaria de la Policía Judicial, Giovanna Garrasi, conocida como Vanina, se enfrenta a un nuevo caso: descubrir qué esconde el cadáver de una mujer aparecido en una villa de Sciara. Las circunstancias no pueden ser más extraordinarias: la casa, de aire señorial y prácticamente abandonada desde 1959, se encuentra en ruinas y el cuerpo está momificado. Identificar el cadáver y determinar la causa de la muerte será cómo atravesar el túnel del tiempo. Décadas atrás, la villa ya fue el escenario de un famoso crimen. ¿Estarán relacionadas ambas muertes?

En su empeño por aclarar el misterio, la subcomisaria encontrará un aliado inesperado: el comisario Biagio Patanė, quién, aburrido por la jubilación, estará encantado de rebuscar en sus recuerdos para ayudarla. La tenaz subcomisaria sacará a la luz una sorprendente historia de avaricia y rencor que todos creían enterrada, pero que se arrastrará hasta el presente dejando tras de sí un rastro de sangre.


Autora de Arena negra

Cristina Cassar Scalia - Autora de la novela Arena negra
Imagen sacada de: https://gazzettadelsud.it/


Cristina Cassar Scalia es originaria de Noto, localidad al sur de Sicilia. Oftalmóloga de profesión, vive y trabaja en Catania. Ha alcanzado el éxito en Italia con la serie de la subcomisaria siciliana, que, por el momento, conforman los títulos Arena negra, La logica della lampara, La salita dei Saponari, L'uomo del porto y Il talento del capellano todas publicadas por Einaudi y todas protagonizadas por la subcomisaria Giovanna Garrasi, también conocida como Vanina. La popularidad de sus novelas criminales ha impulsado la creación de una serie de televisión basada en las historias de la subcomisaria, cuyos derechos de emisión se han vendido ya a varios países.


OPINIÓN de Arena negra

La Muntagna se había despertado aquella mañana. Una densa nube negra de cenizas se cernía sobre la ciudad y la envolvía. En los momentos de silencio, incluso desde el mar se escuchaban los estallidos, a medio camino entre el fragor de un trueno y la explosión de un fuego artificial atenuada por la distancia.

Así comienza Arena negra, la primera novela de la serie protagonizada por la subcomisaria Giovanna Garrasi que Duomo ediciones ha publicado en enero de este mismo año. Me resultó muy curioso que, al día siguiente de comenzar la lectura del libro, el volcán italiano Etna entrara en erupción. Me vinieron a la mente los momentos tan desgraciados que recientemente se vivieron en la isla de La Palma: el sufrimiento de los palmeros, ver cómo las coladas sepultaban todo lo que encontraban a su paso, la angustia de no saber qué iba a suceder con las propiedades, terrenos y pertenencias de todos ellos y la incertidumbre de cuándo iba a terminar tremenda pesadilla.

Arena negra nos muestra otro lado de la erupción del volcán Etna. Nos recuerda a la de La Palma, pero sin tragedia. A lo largo de sus 426 páginas seremos capaces de ver cómo los habitantes de Catania están acostumbrados a la actividad del Etna, saben que la lava baja por sitios en los que no hay habitantes ni casas cerca, por lo que no hay un peligro importante e inminente para ellos. Lo tienen asimilado y viven con completa normalidad. Lo observan desde la distancia, siguen su comportamiento y preparan los paraguas que usarán para protegerse de la continua lluvia de arena negra procedente de la ceniza de lava que cae y que se cuela por todas las rendijas.


Arena negra

Una de las cosas que, inconscientemente, suelo valorar de una novela es la personalidad y el carácter de los personajes. No me gustan los que son planos y no tienen carisma. En Arena negra, Cristina Cassar Scalia ha envuelto a la protagonista, la subcomisaria Vanina Garrasi, en un halo de misterio. Sabemos que tiene un pasado que aún le duele y que nosotros, los lectores, desconocemos. Ese pasado le ha hecho cambiar de departamento dentro de la policía y de lugar de residencia. Hace apenas un año que Giovanna Garrasi se ha establecido en Catania, el lugar en el que está ambientada la novela. Pero la subcomisaria no es sólo un misterio para los lectores sino también para la mayoría de los integrantes de su equipo. 

La imagen que los conocidos de Vanina Garrasi tienen de ella es la de una mujer fuerte, trabajadora innata, que presta atención a los pequeños detalles, que hacen de ella una subcomisaria impecable, quisquillosa, meticulosa, que trabaja a fondo en sus casos y no para hasta lograr desentrañar el misterio y desenmarañar los enredos de la investigación en la que se encuentra sumergida. Vanina ha trabajado en diferentes departamentos y lugares y todos tienen una impresión muy buena de ella y de su concienzudo trabajo.

Porque a la subcomisaría Garrasi le gustaban los marrones. Mucho. Y cuanta más dedicación le exigían, cuanto más le quitaban el sueño y más le robaban los días de vacaciones y los domingos, más se entregaba a ellos. En cuerpo y alma.

Cristina Cassar Scalia nos muestra a Giovanna como una mujer introvertida, calmada, que no se deja ver en los sitios en los que haya bullicio por voluntad propia y que disfruta enormemente con las películas antiguas rodadas en Italia así como con el cine de autor que, de vez en cuando, comparte con su amigo Adriano. Arena negra es, por tanto, un libro con multitud de referencias cinematográficas.

¿Y qué encontramos en esta novela? Un cadáver oculto, y descubierto por casualidad, en un lugar inhóspito de una villa de Sciara que se encuentra deshabitada, descuidada y sin mantenimiento. Un cadáver que parece no ser reciente y del que se preguntan, tras las primeras investigaciones realizadas, si tendrá relación con el asesinato, cometido en esa misma villa muchos años atrás, del señor Gaetano Burrano, el dueño y señor de la casa. 


Había algo en el hallazgo de aquel cadáver que lo hacía más interesante que cualquier otro homicidio común del que se hubiera ocupado en los últimos tiempos. Tal vez fuera el insólito escenario, que - como había dicho Adriano - parecía un plató cinematográfico.


Las investigaciones irán de la mano del equipo de la subcomisaria Garrasi: el inspector jefe Carmelo Spanò, la inspectora Marta Bonazzoli, el agente Lo Faro, el suboficial Salvatore Fragapane y el oficial Nunnari. A los que mejor conoceremos serán a Vanina y a Spanò ya que la autora sólo da unas breves pinceladas en el resto.

La novela está narrada en tercera persona y, a lo largo de los veinte capítulos que la conforman, no en pocas ocasiones nos encontramos perdidos ante las ocurrencias y pensamientos de Vanina que no son compartidos con los lectores. El único que suele seguir su lógica es el inspector jefe Spanò. El resto de su equipo será como el lector, que no entiende adónde quiere llegar o qué idea ha cogido forma en la cabeza de la subcomisaria.

La autora, Cristina Cassar Scalia, con su novela Arena negra, pone en valor la importancia de las personas mayores. Y lo hace involucrando en esta investigación al comisario jubilado Biagio Patanė, así como otras personas de su misma quinta o menores pero contemporáneas. A través de su experiencia, sus recuerdos y vivencias de una época ya pasada, junto a los archivos y los cotilleos de la época en la que ocurrieron los sucesos empiezan a recopilar información que podrá servirles en la investigación. Y ellos tendrán la sensación de volver a ser útiles de nuevo. La autora les da la importancia que tienen y que muchas veces, con las prisas del día a día, pasamos por alto. 

Con una profunda y extenuante investigación por parte de la subcomisaria Garrasi y todo su equipo, incluyendo a los no policías, se conseguirán las pruebas necesarias para atrapar al culpable y dar por resuelto el caso y la investigación.

Hay dos cosas que no me han gustado. La primera, es el trato vejatorio y despectivo que le dan a Lo Faro dejándole al margen de ciertas cosas por sospechas y razones que, personalmente, no entiendo justificadas. (Tal vez se me haya escapado algo durante la lectura). La segunda, son algunas erratas de poca importancia que he encontrado en el libro y que creo que deberían subsanarse en próximas ediciones. Es algo que me ha llamado la atención porque en los libros que he leído de Duomo nunca me había pasado.

La autora Cristina Cassar Scalia ha conseguido con la novela Arena negra un libro entretenido, con una historia original, con una protagonista fuerte y  misteriosa. Un libro de lectura fácil, cuyas hojas vuelan en tus dedos sin darte cuenta. Incluye algunos toques de humor que amenizan, si cabe, aún más la novela.

Fragapane conduce tan rápido como mi abuela con un Fiat 500 en la autopista Palermo-Mondello.


Nos habla de lo rápido que pasa el tiempo y de lo poco conscientes que somos de ello. Vamos posponiéndolo todo y cuando queremos darnos cuenta ya puede ser tarde para poner en marcha nuestros planes y conseguir nuestros objetivos. Cristina Cassar nos vende Catania en particular e Italia en general por su ambiente. Arena negra es una novela que nos habla de una ciudad con encanto, con bares y restaurantes por doquier, un lugar abierto prácticamente las 24 horas del día, con sus calles llenas de gente disfrutando de una buena comida o bebida en una terraza o dentro de un restaurante junto a compañeros o amigos. Nos habla de la amabilidad y altruismo de los que te quieren bien, como la casera de Vanina que se preocupa por ella, por su bienestar y su alimentación. Nos habla del compañerismo y también un poquito del amor, las relaciones interpersonales y sus consecuencias. Una novela que deja patente que vida sólo hay una y que hay que disfrutarla y aceptarla aun con todas las dificultades que nos encontremos en el camino.


Catania no duerme nunca. Puede que sea este volcán, siempre activo, que transmite a los cataneses una energía especial.


Calificación:

Para más información:


5 comentarios:

  1. Está gustando este libro. No me importaría leerlo si se cruza en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te haya gustado a pesar de esos dos "peros" que le pones
    Gracias por participar en la lectura conjunta
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola, parece que está novela esta gustando mucho, me apetece leerla pero antes de embarcarme en más series quería terminar algunas de las que tengo empezadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta porque además de ser una buena historia parece que tiene un mensaje detrás. La tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena reseña, Isabel. Con tus impresiones incitas a leerla, ya lo creo. Pese a que es la primera de una serie que protagoniza la subcomisaria Vanina Garrasi, tomo buena nota de esta novela porque, como buen dices, es original y atrae el misterio que el lector quiere conocer sobre el pasado de la subcomisaria. Me llama la atención el papel que desempeñan los mayores en esta investigación, muy poco habitual en novela negra. Un abrazo.

    ResponderEliminar