domingo, 14 de junio de 2020

Confesor (José Alberto Callejo)

Buenos días blogueros,

Hoy reseño un libro que me llamó mucho la atención en la feria del libro de Málaga en junio de 2017. Se trata de Confesor, del autor mexicano José Alberto Callejo y publicado por la editorial ExLibric.







SINOPSIS:


¿Una historia real o ficticia?

Descúbrelo por ti mismo, busca el contacto que comparten los personajes principales dentro del libro y comunícate con ellos ... si te atreves.
 
El 7 de septiembre dos cajas dirigidas al Inspector Santiago Ybarra llegan a la Dirección General de la Guardia Civil, de repente ¡saltan las alarmas! El contenido de la más pequeña hace activar el protocolo antiexplosivos.

Lo que podría ser un atentado se convierte en un interrogante, uno de los dos paquetes, una caja muy grande, contiene un prófugo buscado por la Guardia Civil y Policía Nacional por casos de pederastia e infanticidio, desafortunadamente para los cuerpos de Seguridad Nacional, es un caso mediático muy conocido por la opinión  pública.  En la caja que activa la alarma, también viene la confesión y un ticket de lo que costó hacerle hablar, menos de 10 €.

Podría tratarse de un héroe anónimo, un familiar que clama venganza o de simplemente un caso aislado, si no fuera porque en días posteriores otros delincuentes fueron debidamente entregados por mensajería; uno de ellos por violencia de género y asesinato. Todos con sus correspondientes confesiones.

¿Quién está detrás de esta cacería? ¿Es un delincuente o un héroe? ¿Trabaja solo?

Esta no es una lucha entre el bien y el mal, es la historia de una encarnizada batalla entre la moral y la justicia. Algo de lo que está muy necesitada la sociedad en estos tiempos.





AUTOR:



Imagen sacada de www.elsoldigital.es


Nacido en 1962 en la Ciudad de México. De antepasados mexicanos y españoles, ha vivido inmerso en ambas culturas. Pasó los primeros 35 años de su vida en México y lleva 18 viviendo en España. Casado con una mujer malagueña desde hace 27 años, que le ha apoyado todo este tiempo, en el largo camino para poder terminar su primera novela.

Egresado de la Universidad Iberoamericana, estudió la carrera de Diseño Industrial. Aunque en su vida laboral se ha especializado en Marketing Deportivo, Publicidad y Comunicación. 

Apasionado de las novelas policíacas, negras, de suspense y de ciencia ficción, tiene sus referentes principales en autores norteamericanos, como: Thomas Harris, Michael Crichton, Douglas Preston y Dan Brown. Igualmente en españoles como: Lorenzo Silva o Carlos Ruiz Zafón. Admira especialmente a la mexicana Laura Esquivel.

Más de 15 novelas iniciadas, aunque todas detenidas de momento hasta que terminara por completo esta, que debería ser la primera en acabar porque le permitirá acallar los sentimientos de revancha que guarda desde el día en que deseó tener un arma en sus manos por cuatro atracos muy violentos que sufrió en poco menos de un año, hace dos décadas, en tiempos muy convulsos de la Ciudad de México. Lo que más le hirió no fue la pérdida material, sino poner en entredicho su propia vulnerabilidad, el día que estuvo seguro de que moriría.





OPINIÓN:

 

Se acercaba el mes de junio de 2017 y yo estaba preparando mi visita a la feria del libro de Málaga. Estaba mirando el catálogo online y observando con atención los libros que se presentaban, los autores que firmaban y las actividades que se iban a realizar. De esa manera topé con la sinopsis de Confesor. Me gustó y decidí comprarlo. Además tenía un añadido extra: el autor estaría allí para que me firmara el ejemplar y charlar un poco con él. Así conocí a José Alberto Callejo, una persona agradable, muy cercana, sencilla y amable, y disfruté del ratito de charla que mantuvimos. Me sorprendió sobremanera que me dijera que entre las páginas del libro podría encontrar la manera de contactar con los dos protagonistas: el capitán Ybarra y el Confesor a través de Whatsapp. Y es que este es un libro interactivo que no quiere quedarse sólo en la lectura del mismo sino que pretende ir un pasito más allá.  Es un añadido a la historia que José Alberto nos narra, de forma que puedes posicionarte a favor de un bando o del otro. Está pensado para que el lector exprese sus sentimientos, sus reacciones y comparta sus miedos poniéndose en el lugar en el que se sienta más cómodo: el de la policía o el del Confesor. Y que, por supuesto, pueda interactuar, charlar y despejar dudas con su personaje preferido.




Debo indicar que la editorial debería hacer una lectura a fondo de esta novela para eliminar las pequeñas erratas que se encuentran en el libro. He visto que se ha publicado una nueva edición en 2019 y tal vez en ella ya se hayan corregido esos errores (muy tontos) en los que falta alguna preposición, algún artículo o donde el género y el número no concuerda entre el determinante y el sustantivo. 


La historia comienza un siete de septiembre, momento en el cual la Guardia Civil recibe un paquete grande en cuyo interior se encuentra un delincuente muy conocido. Junto a él verán su confesión grabada en CD, algunos productos que se han usado para conseguir esa confesión y el ticket con el importe de lo que ha costado obtenerla. A partir de este momento se pondrá en marcha un operativo para atrapar al Confesor, la persona que ha enviado el paquete. Intentarán averiguar cuáles son sus intenciones, qué relación tiene con el criminal al que ha confesado y qué métodos ha seguido para lograrlo. Por otra parte, se reanuda la vía judicial para seguir todas las pistas que se encuentran en el CD y así poder inculpar y encarcelar al "embalao" como lo denominan los componentes del operativo.


Hay varios personajes importantes involucrados en esta historia: el capitán Ybarra, el teniente Negrete, el capitán Talavantes (jefe de artificieros), Sonia Cobos (experta en análisis del comportamiento y creación de perfiles psicológicos), de la Bárcena, el teniente Mendoza (experto en torturas mexicanas) y el confesor que se llama a sí mismo Zayin (que confiesa a los criminales y los envía por mensajería).



Los personajes que están más perfilados son Ybarra (licenciado en Criminología con un grado universitario y un año de intercambio con el departamento de investigadores de Scotland Yard) y  Negrete ( Guardia Civil forjado a la vieja usanza o como él decía "a base de muchas hostias"). Son personajes opuestos pero que se tienen lealtad y admiración el uno por el otro. Cada uno tiene su propio punto de vista y aunque sus formas de hacer las cosas son distintas, se respetan mutuamente. Saben que su trabajo lo harán a la perfección y siguen su instinto.


Confesor es un libro de 406 páginas que incluye un prólogo y 95 capítulos. Comienza un siete de septiembre y durante todo el mes seguiremos la pista al Confesor. Es una novela que nos sorprende gratamente por muchas cosas: por los personajes, por la historia, por la forma de narrar los hechos, por todos los sentimientos que afloran al leerlo. Me explico mejor. Los personajes, como os comentaba anteriormente están bien creados, bien perfilados, parecen reales y te identificas con ellos. Hay toda una gama de buenos, malos y peores. Pero José Alberto Callejo nos deja muy claro que todos son como son por algún motivo y que antes de juzgarlos te pongas en sus zapatos.


"Todo Santo tiene un pasado y todo Pecador tiene un futuro. " Oscar Wilde


La historia nos habla de casos de corrupción, asesinato, pedofilia, muy mediáticos y similares a algunos importantes ocurridos en España. Así que si tienes cierta edad los reconocerás. Es una novela llena de sentimientos. Nos produce ira pensar en esos malhechores librándose de la justicia, sentimos asco de lo que son capaces de hacer los pedófilos, arderemos de rabia tras la confesión de los asesinos, estaremos en tensión mientras investigamos junto al capitán Ybarra los hechos acaecidos. Pensaremos en el dolor y tristeza que padecen los familiares de las víctimas. Sentiremos indignación y sed de venganza. Es un buen cóctel de sentimientos que José Alberto Callejo mueve a su antojo y destapa en el momento oportuno para obtener una combinación y un resultado perfecto.


Zayin, como se hace llamar el Confesor, es una persona, aparentemente normal, que decide que ya está harta de que personas culpables como pederastas, asesinos, maltratadores, estafadores, etc. paseen por los juzgados y se vayan de rositas por falta de pruebas. Personas culpables cuyas maldades pueden volver a repetirse y dañar a otros inocentes. El Confesor considera que es el momento de hacer justicia y para ello les sacará, mediante diversos métodos muy originales y bien detallados, la confesión que ansía, usando tan solo productos cotidianos de poco valor. Una vez conseguida la confesión, envía por correo a la Guardia Civil tanto el cuerpo como la lista de los productos y el ticket con el importe de lo que ha costado obtener esa confesión para que sean ellos los que se encarguen de continuar el proceso, recabar las pruebas y mandarlos al juez para que acaben encarcelándolos.


"Cuando cometes un error y te haces tanto daño que te duele el cuerpo, ( refiriéndose a un dolor físico muy intenso),  de esos que no se olvidan ni con el paso de los años, es muy difícil, sino imposible, que vuelvas a cometer el mismo error".                                                  Filósofo Eicuro del siglo III a.C.

Confesor es una novela intrigante y muy sorprendente. Es una novela bien contada y narrada. Se nota que el autor ha investigado mucho y de cerca todo aquello de lo que habla: se ha documentado de la metodología empleada por la Guardia Civil, así como de los procesos, el personal involucrado, sus equipos e instalaciones para poder plasmarlo de forma convincente en este libro. Nos habla también de métodos de tortura mexicanos, muy creativos por cierto, aunque no sé si son reales o inventados. Se nota que ha hecho un gran trabajo previo a la escritura de esta novela.

Mediante capítulos alternos entre lo que hace el confesor y lo que va descubriendo la Guardia Civil, un narrador omnisciente nos adentra en la historia. Es por ello por lo que no sabemos cuál será el siguiente paso. Estaremos siempre con la intriga y la incertidumbre de qué va a pasar a continuación. 


El autor pretende, y consigue, ponernos en la tesitura de ver la justicia desde dos puntos de vista diferentes: por un lado, el de la víctima y sus familiares que no encuentran justicia, que ven cómo los culpables se escapan, se diluyen entre las ambiguas leyes y los policías corruptos. Por otro lado, el de los policías nobles y honrados que intentan seguir la ley al pie de la letra, que luchan contra la corrupción, contra los malvados y sienten frustración cuando saben que alguien es culpable pero todas las pruebas que les apuntan son circunstanciales. Unos personajes que se saben la ley a pies juntillas y reconocen que es algo inflexible y exigua en ocasiones. Por eso, y muy a su pesar, no pueden evitar ver con buenos ojos el trabajo que el Confesor está realizando, ni pueden dejar de comprender el optimismo y el agradecimiento que está creciendo entre algunos simpatizantes de Zayin y los familiares de las víctimas de aquellos criminales que han sido enviados a la Guardia Civil, causando con ello un gran revuelo mediático.



"Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo necesario enfrentando las consecuencias."
"Aprenderás que no siempre es suficiente con ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo."
William Shakespeare


La historia está bien escrita y bien llevada desde el principio hasta el final.  Nuestra especialista en perfiles psicológicos, Sonia Cobos, intentará meterse en la cabeza del Confesor para prever los pasos que va a dar y lograr descifrar los mensajes incluidos en los paquetes con los "embalaos" y que van dirigidos al inspector Ybarra. El Confesor es un personaje que nos sorprenderá cada vez más según le vayamos conociendo tanto por sus actos, como por sus motivaciones, como por su personalidad.

A lo largo del libro veremos que la corrupción de la que nos habla José Alberto Callejo no se centra solamente en los ciudadanos de a pie sino en todos aquellas posiciones en los que se necesita complicidad de altos cargos, de altos funcionarios del Estado o del gobierno, y en las que no se ha tenido en cuenta el daño que inflige a las personas consideradas víctimas de esa corrupción ni sus consecuencias. 

Confesor es una novela cuyo ritmo no decae y se mantiene hasta la última página. Es una lectura que me ha agradado mucho. El tema que toca me gusta, el dilema que nos plantea me encanta y la forma de escribir es estupenda. José Alberto Callejo hace uso de descripciones certeras, adecuadas y correctas, con unos personajes totalmente creíbles, reales y sin estereotipos.  Además, el autor consigue su propósito aparentemente con mucha sencillez pero seguro que detrás de esa facilidad hay mucho esfuerzo, mucha investigación y mucho trabajo.

"A veces las personas lloran, no porque sean débiles, sino porque llevan demasiado tiempo siendo fuertes."



Para más información:




2 comentarios:

Margari dijo...

No me sonaba de nada este libro. Y tiene muy buena pinta. Espero que en esa segunda edición hayan corregido esos fallitos.
Besotes!!!

Francisco dijo...

Me gusta lo que nos cuentas en tu reseña sobre esta novela, pese a ese toque a la editorial por las erratas. Sin duda, es una lectura apetecible. Tomo nota de ella. Un abrazo.

Publicar un comentario

AdSense dinámico

 
;