sábado, 13 de junio de 2015

Ofrenda a la tormenta (Dolores Redondo)

Buenos días blogueros,

Ayer comencé a mostraros los book trailers de la trilogía del Baztán de Dolores Redondo. El jueves día 25 le tocará el turno a este libro, Ofrenda a la tormenta que reseño hoy.




SINOPSIS:

Una mujer denuncia que la muerte súbita de su nieta, oficialmente una muerte de cuna, le parece sospechosa tras el comportamiento extraño del padre de la niña, que ha sido detenido cuando intentaba robar el cadáver pronunciando palabras inconexas acerca de entregar a su propia hija. El bebé tiene unas marcas rojizas en el rostro que indican que ha habido presión y parece claro que ha sido asesinada. La abuela de la pequeña habla de una criatura mágica de la zona, un ser maléfico, causante de las pesadillas que producen en el durmiente una inmovilización que les impide despertar. Se trata del inguma, el ser que arrebata la vida durante el sueño. La investigación de este caso llevará a Amaia y a su equipo a descubrir algunas irregularidades en casos parecidos que se produjeron en el valle en el pasado, demasiados casos en una zona relativamente pequeña. 

Y entonces, trasladado por orden del juez Marquina, el asesino Berasategui aparece muerto en su celda, tras un coma inducido por una droga que alguien ha tenido que facilitarle. 

Trepidante y estremecedora, la trama se acelera hacia una resolución sorprendente, en la que Amaia debe enfrentarse al auténtico origen de los sucesos que han asolado el valle del Baztán. Y mientras una impresionante tormenta de nieve parece querer sepultar una verdad demoledora.


SU AUTORA:





Dolores Redondo (Donostia-San Sebastián, 1969) estudió Derecho y Restauración gastronómica, y durante algunos años se dedicó a distintos negocios. Comenzó escribiendo relatos cortos y cuentos infantiles, y la novela Los privilegios del ángel. El guardián invisible es la primera parte de la Trilogía del Baztan protagonizada por la inspectora Amaia Salazar y compuesta por tres fascinantes thrillers ambientados en el Pirineo Vasco que han vendido más de 300,000 copias en España y ya cuentan con 32 editoriales internacionales. Dolores Redondo vive actualmente en la Ribera Navarra.


OPINIÓN:


Ofrenda a la tormenta es la novela que cierra la trilogía del valle del Baztán compuesta por El guardián invisible, Legado en los Huesos y esta última novela. Si bien se pueden leer de forma aislada, yo recomiendo que se lean en orden pues además de los casos que se van investigando iremos conociendo datos personales de los personajes que podrían llevarnos a confusión en caso de leerlos en otro orden. 

Podéis leer las reseñas de los libros predecesores pinchando en las imágenes siguientes:

    



En este libro, narrado en tercera persona, nuestra protagonista, la detective de homicidios Amaia Salazar se encontrará con un nuevo caso que investigar. Varios niños han fallecido por el síndrome de muerte de cuna y culpan a Inguma, "un espíritu maligno tan antiguo como el mundo, uno de los demonios más horribles y despiadados".

Dolores Redondo nos habla de este ser mitológico haciendo referencia a una pintura de Henry Fuseli, que trabajó durante el apogeo de La Ilustración (la llamada edad de la razón). "El pintor Henry Fuseli lo retrató en su famoso cuadro La pesadilla; en él se veía a una joven dormida en un diván y a un demonio que se sienta sobre ella con gesto ruin mientras, ajena a su presencia, la mujer parece sufrir atrapada en un mal sueño".

Sacado de:  https://es.khanacademy.org

Esta pintura me ha resultado tan curiosa que no puedo más que compartir con vosotros su historia. Para aquellos a los que no les interesa, podéis saltar hasta el punto FIN NOTAS donde continuaré con la reseña.

NOTAS sobre el cuadro La pesadilla de HENRY FUSELI. Información sacada de  https://es.khanacademy.org

En la composición de Fuseli, una mujer bañada en luz blanca está extendida sobre una cama, sus brazos, cuello y cabeza cuelgan en un extremo del colchón. Una figura simiesca se agazapa en su pecho mientras que un caballo con los ojos brillantes y con las fosas nasales abiertas emerge desde el fondo oscuro.

El tema de La pesadilla no proviene de la historia, la Biblia o la literatura. La pintura ha generado muchas interpretaciones y es vista como una prefiguración de finales del siglo XIX de las teorías psicoanalíticas sobre los sueños y el inconsciente (Sigmund Freud tenía una reproducción de esta pintura en la pared de su apartamento en Viena).

La figura sentada sobre el pecho de la mujer a menudo es descrita como un diablillo o un íncubo, un tipo de espíritu del que se dice se posa sobre la gente cuando duerme o que incluso tiene relaciones sexuales con las mujeres dormidas. La pintura de Fuseli es sugerente pero no explícita, dejando abierta la posibilidad de que la mujer esté simplemente soñando. Sin embargo, su sueño parece tomar una aterradora forma física en las figuras del íncubo y del caballo. Según John Knowles, el biógrafo y amigo de Fuseli, quien vio el primer borrador que hizo Fuseli para su composición en 1781, el caballo no estaba presente en el dibujo sino que se lo agregó a la pintura más adelante.

Aunque es tentador interpretar el título de la pintura como un juego de palabras con el caballo, (ya que "nightmare", pesadilla, contiene la palabra "mare" que en inglés significa yegua), la palabra “nightmare” no se refiere a los caballos. Por el contrario, en la ahora obsoleta definición del término, una yegua (mare) es un espíritu maligno que tortura a los seres humanos mientras duermen. Esta es la definición de mare en el diccionario de la lengua inglesa de Samuel Johnson (1755): mare o “mara, [es] un espíritu que, en la mitología pagana, estaba relacionado con atormentar o sofocar a los durmientes. Una opresión mórbida en la noche que se asemeja a la presión de un peso sobre el pecho.” Por lo tanto la pintura de Fuseli, de hecho, puede entenderse como la incorporación de la experiencia física de esa presión en el pecho durante el sueño.

La pesadilla se convirtió en un icono del Romanticismo y en una imagen que define el horror gótico, inspirando al poeta Erasmus Darwin (abuelo de Darwin) y a los escritores Mary Shelley y Edgar Allan Poe entre muchos otros. Desde el principio, los caricaturistas también adoptaron la composición de Fuseli, y figuras políticas que van de Napoleón Bonaparte a George Bush y la canciller alemana Angela Merkel han sido satirizadas en versiones satíricas de la pintura de Fuseli.

FIN NOTAS




Las muertes de estos bebés a manos de Inguma, podrían no ser lo que parecen. Y Amaia será una de las encargadas de investigar estos sucesos que nos depararán bastantes sorpresas.

En cuanto a los personajes, Amaia sigue siendo la protagonista y lleva el mayor peso de la novela. La inspectora que tanto me gustó en su primera novela, va tomando otro cariz más personal. Se hace notar su difícil carácter tanto en lo personal como en lo profesional. Sus métodos de investigación la llevan a ponerse en contra de algunos de sus compañeros y a enfrentarse incluso a su jefe Iriarte. Saca de quicio a cualquiera y no es de extrañar que la apoden "poli estrella de los cojones".

También la puedo etiquetar de egoísta, pues pensándolo bien siempre deja relegado el trabajo de su marido en favor del suyo, y parece querer tener razón siempre en todo.

En Legado en los Huesos es testigo de la desaparición de su madre en el río. A pesar de que Rosario lleva más de un mes desaparecida y que han encontrado sus ropas en el río Amaia sigue pensando que su madre está viva, en contra de las opiniones de todos los demás (policía y familiares). Tan sólo su amigo y compañero Jonan creerá en ella. Por otra parte sigue con sus pesadillas y el estrés que sufre junto al nuevo caso que investiga harán que la relación con su marido sea un poco tirante.

La tía Engrassi, y sus hermanas Ros y Flora no tienen mucha variación con respecto a los libros anteriores aunque sí habrá algo que las lleve a fraguar una tregua. El personaje que sí tomará relevancia con respecto a otros personajes será el juez Markina. Este intentará estar al tanto de las investigaciones de la inspectora. Y seguirá mostrándose atractivo, elegante y cautivador.



Los personajes están muy bien perfilados y en esta entrega la autora les dota de más personalidad si cabe.

Ofrenda a la tormenta tiene 543 páginas, divididas en 57 capítulos, donde los sentimientos están muy bien plasmados. Tanto que en el momento tan desgarrador que vive la protagonista, me han entrado ganas de reaccionar exactamente igual que describía la autora. Impresionante.

En cuanto al fin de la trilogía del Baztán, si bien es cierto que todos los hilos quedan aclarados me ha quedado una duda: cómo pudo ingerir Elena Ochoa aquello que provocó su muerte (me refiero al método, al modo en que lo tomó). Y queda en el aire el agente Dupree del que hubiera querido descubrir su identidad, y que tuviera un peso mayor en la novela del que realmente tiene.

En definitiva, Ofrenda a la tormenta es un libro muy bien escrito, igual que sus predecesores. Es ameno y su lectura fluida. Se centra más en los personajes y sus vidas y termina aclarando nuestras dudas sobre los seres mitológicos y las historia de la familia de Amaia Salazar, cerrándose así el círculo. Tiene un ritmo constante sin decaimientos ni grandes sobresaltos hasta el último tercio del libro aproximadamente donde toma una velocidad de vértigo. Es una historia que engancha y que recomiendo leer.


"Voy a decirte algo que he aprendido: de todos los derechos que tiene un hombre, el más importante es el derecho a equivocarse, a ser consciente de ello, a ponerlo en valor y a que eso no sea una condena de por vida."


Para más información:




Englobo esta reseña en los siguientes retos:





4 comentarios:

La Isla de las Mil Palabras dijo...

Buena reseña. Justo lo terminé el jueves. Saludos

Rocío dijo...

Todavia no he leido estas novelas gracias por recordamelas, un beso

Francisco dijo...

Esta trilogía fue un regalo sorpresa de mi hija y la tengo reservada en el kindle para empezarla en el verano. Se ve que has disfrutado con su lectura. Saludos.

porlomenix dijo...

Un buen cierre, aunque seguiremos encontrándonos con Amaia,
besucus

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;