lunes, 30 de diciembre de 2013

Legado en los huesos (Dolores Redondo)

Buenos días blogueros,

A tan sólo un día para finalizar el año os comento mis impresiones sobre la segunda entrega de la trilogía del Baztán: Legado en los huesos de Dolores Redondo, publicado por Ediciones Destino.

Legado en los huesos (Dolores Redondo)



SINOPSIS:

El juicio contra el padrastro de la joven Johana Márquez está a punto de comenzar. A él asiste una embarazada Amaia Salazar, la inspectora de la Policía Foral que un año atrás había resuelto los crímenes del llamado basajaun, que sembraron de terror el valle del Baztán. Amaia también había reunido las pruebas inculpatorias contra Jasón Medina, que imitando el modus operandi del basajaun había asesinado, violado y mutilado a Johana, la adolescente hija de su mujer. De pronto, el juez anuncia que el juicio debe cancelarse: el acusado acaba de suicidarse en los baños del juzgado. Ante la expectación y el enfado que la noticia provoca entre los asistentes, Amaia es reclamada por la policía: el acusado ha dejado una nota suicida dirigida a la inspectora, una nota que contiene un escueto e inquietante mensaje: «Tarttalo». Esa sola palabra que remite al personaje fabuloso del imaginario popular vasco destapará una trama terrorífica que envuelve a la inspectora hasta un trepidante final.

AUTORA:

Legado en los huesos (Dolores Redondo)
Dolores Redondo

Dolores Redondo (Donostia-San Sebastián, 1969) estudió Derecho y Restauración gastronómica, y durante algunos años se dedicó a distintos negocios. Comenzó escribiendo relatos cortos y cuentos infantiles, y la novela Los privilegios del ángel. Vive en la ribera navarra, donde ya está escribiendo su próxima obra con la inspectora Amaia Salazar como protagonista y que es la segunda entrega de su trilogía del Baztán.El guardián invisible es ya un fenómeno editorial con su próxima publicación en diez lenguas y la venta de los derechos cinematográficos al mismo productor que apostó por la trilogía Millennium, de Stieg Larsson.


OPINIÓN:

Hace pocos días os comentaba mis impresiones sobre El guardián invisible. Un libro que me dejó con muy buen sabor de boca, una historia que me llamó mucho la atención y una autora con una forma de narrar excepcional. Pues bien, Legado en los huesos es la continuación de El guardián invisible y os puedo adelantar que su lectura ha superado todas mis expectativas.

Este libro es un poco más grueso que el anterior, con 550 páginas y 42 capítulos. Antes de continuar, me gustaría dejar claro que no recomiendo la lectura de esta reseña a aquellas personas que no hayan leído El guardián invisible, pues puede contener spoilers.

En la novela El guardián invisible, Dolores Redondo nos acerca a la magia y a las criaturas mitológicas. En este libro continuará hablándonos de estos seres mitológicos, aunque tal vez se centre un poco menos en el basajaun, muestre un poco a Mari, la diosa vasca que habita en la cumbre de las montañas vascas, y preste más atención al nuevo ser mitológico que nos presenta en este libro: El tartalo.  

En la mitología vasca, Tartalo representa a un cíclope antropomorfo, gigantesco, con un solo ojo en medio de la frente con costumbres antropófagas y comportamiento terrorífico. Vivía en las montañas próximas a localidades navarras. Su tamaño es descomunal al igual que lo es su fuerza, es perverso, de instintos salvajes y muy agresivo. Se alimenta de ovejas, niños e incluso adultos de vez en cuando. Tartalo era poseedor de un anillo mágico que le servía para controlar a sus presas, ya que al grito de "¿Dónde estás?" por parte de Tartalo, el anillo respondía "Aquí estoy" , lo que delataba a su presa. Para saber más sobre el Tartalo visita la wikipedia.

Legado en los huesos (Dolores Redondo)


También se continúa hablando de la familia. La situación laboral de las hermanas de Amaia Salazar ha cambiado y por ese motivo no tendremos demasiadas noticias sobre Flora. En cambio, Rosaura y tía Engrassi siguen en Elizondo, y allí se irán Amaia, James, y el bebé.

Si en el libro anterior Dolores Redondo nos hablaba sobre las pequeñas rencillas que puede haber entre hermanas, en esta novela nos deja claro los problemas típicos a los que estamos expuestos con los suegros.

"Sus suegros habían venido para el nacimiento de la pequeña, y aunque llevaban sólo diez días en Pamplona, ella ya había conseguido copar las peores previsiones de suegra entrometida que podían esperarse".

Y nos habla de una Amaia protectora con su bebé, cariñosa, tierna. Pero a la vez nos muestra todos los sentimientos que una madre primeriza tiene. Unos sentimientos encontrados y que relata a la perfección: estrés por querer hacerlo bien, impotencia por pensar que no es capaz y no da la talla, la sensación de que debe ser omnipresente y estar en todas partes al mismo tiempo cuando la necesitan, y cómo no, la sensación de ser sólo ella la que puede cuidar a su bebé. Como si nadie supiera hacerlo, como si todos lo hicieran todo mal, como si todos se equivocaran, excepto ella. Esto aumenta aún más el estrés que ya tenía y se convierte en un círculo vicioso, hasta que finalmente acepta que sola no puede. Que necesita ayuda y se rinde para, finalmente, dejarse ayudar. 

De este hecho estuvimos hablando en Twitter en nuestra lectura conjunta, y creo que todas las que hemos sido madres coincidimos en que por extraño que parezca, nos sentimos totalmente identificadas con estos sentimientos. Y es que las hormonas... son muchas hormonas....

Siguiendo con el tema materno-filial, también me gustaría comentar, que no puedo estar más de acuerdo con Dolores cuando en la novela comenta el tema de esos pediatras que te dicen que no debes coger a los niños en brazos, que deben dormir solos desde que nacen, que no hay que escucharles demasiado, etc. 

"Ella también había leído los libros de una caterva de prestigiosos pediatras dedicados a adoctrinar a toda una nueva generación de infantes educados en el sufrimiento, a los que no había que coger demasiado en brazos, que tenían que dormir solos desde que nacían y a los que no había que consolar en sus ataques de frustración porque debían aprender a ser independientes y a administrar sus fracasos y miedos. a Amaia le revolvía el estómago tanta necedad. suponía que si alguno de esos ilustres doctores se hubiera visto obligado como ella a "administrar" su miedo desde la infancia, quizá su visión del mundo sería algo diferente."

Para mi desgracia, yo también leí varios de estos libros con mi primer hijo, y desde luego recomiendo a Rosa Jové y Carlos González, pero eliminaría por completo a Estivill, que como bien dice Amaia, me revolvió el estómago leer la crueldad con la que dice debemos tratar a los niños.

Legado en los huesos (Dolores Redondo)

Reanundando el tema, Dolores Redondo nos habla en este entrega sobre la maternidad, los cambios de humor y psicológicos a los que se ve afectada la recién estrenada madre, la forma de tratar al bebé, de amamantar, y de la gente a tu alrededor que te dice lo que debes hacer como si no supieras nada. Y por supuesto, del agotamiento y del cansancio de tener un bebé y trabajar al mismo tiempo. Y es que Amaia no tendrá tregua.

Nuestra protagonista, junto a su marido y su bebé pasarán en casa de tía Engrassi todo el tiempo que dura la nueva investigación. Una investigación que partirá de un suceso histórico ocurrido en el medievo, que le dará grandes quebraderos de cabeza y en la que se verá involucrada por los propios asesinos, al darle un único y simple mensaje, muy corto pero desconcertante:  "Tartalo".

En toda esta investigación los nervios están a flor de piel, tanto de Amaia como de los personajes que la rodean. Sólo su tía se muestra indistinta. "La tía Engrassi era la única que permanecía inalterable, echando sus cartas, jugando al póquer cada tarde con sus amigas y sonriendo de ese modo en que lo hacen los que están de vuelta de todo".

La mayoría de los personajes de El guardián invisible continuarán en esta novela. Se incluirán algunos nuevos, entre los que estarán la madre de Amaia y el juez Markina. Rosaura, por su parte, confesará conocer los miedos de Amaia, le dirá que los entiende y le pedirá perdón por no haber hecho nada para protegerla como hermana mayor. Miedos que también nosotros entenderemos con las explicaciones que Dolores Redondo nos da. Unos miedos que desde luego pudieran convertirse en pesadillas, y en los que ahondaremos con algunas vueltas al pasado de Amaia.

Si en El guardián invisible teníamos citas muy acertadas, en Legado en los huesos no faltarán las frases con peso contundente:

"¿Sabe?, ése es el problema, no aprendemos de la historia, las noticias dejan de serlo apenas unos días después de producirse, en ocasiones en horas, y todo parece del pasado en poco tiempo, pero olvidamos que si no le damos importancia porque ya pasaron, la mismas injusticias vuelven a repetirse una y otra vez."

En definitiva, Legado en los huesos es una novela sorprendente. Escrita con una prosa estupenda, te engancha de principio a fin. Y no sólo eso, esta novela tiene un final de infarto. Un final que desvelará el verdadero significado del título Legado en los huesos. En mi caso, las últimas 90 páginas tuve que leerlas del tirón. No podía despegarme del libro de la tensión, emoción e intriga que transmitían sus páginas. Legado en los huesos es una segunda parte impresionante, que como he dicho antes, ha superado todas mis expectativas.

Ahora sólo queda esperar a la publicación del último tomo, Ofrenda a la tormenta, el final de la trilogía del Baztán, de Dolores Redondo.

11 comentarios:

susana palacios dijo...

A mi me gusto más esta parte que la primera también, besotes

Laura dijo...

Paso un poquito de puntillas por tu reseña porque va a ser mi próxima lectura y quiero que me sorprenda ;)
Besos!!

Tizire dijo...

Paso por encima de tu reseña porque me he propuesto leer los tres del tirón cuando sean publicados. Me alegra que sea tan adictiva, es justo lo que necesito. 1beso!

Emma Bovary Locaporleer dijo...

Lo tengo en la estnatería así que me tomo tu recomendación en serio y no leo la reseña, supongo que contendrá spoilers... De todas maneras seguro que la has disfrutado. Besos.

Manuela dijo...

En general coincidimos en nuestras impresiones. Besos.

Kayena dijo...

Me ha encantado la reseña. Yo también leí "El guardián invisible" y me dejó un buen sabor de boca, pero éste todavía no me he hecho con él.

Un beso.

L.I.M dijo...

Sabía que te encantaría porque el primer libro es genial pero bajo mi punto de vista éste incluso le supera en el sentido de que l veo mucho más completo y con más su tramas.
Besos,

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Paso de puntillas, al ver tu aviso, lo quiero leer :)
Me alegra que te haya gustado tanto.
Un beso

Margari dijo...

Cuántas reseñas positivas estoy leyendo de esta novela. A ver si comienzo la trilogía!
Besotes y feliz año!!!

Shorby dijo...

Tengo pendiente el primero, así que paso de puntillas por aquí...

Besotes

Fesaro dijo...

A mi este me ha gustado mucho más que el primero

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;