domingo, 28 de octubre de 2018

As de corazones (Antonia J. Corrales)

Buenos días blogueros

Hace ya un par de años que adquirí la novela As de Corazones. Había tenido muy buenas críticas y había leído una variedad de reseñas positivas. Pero, por razones que cualquier lector no logra entender se ha quedado estancado en la lista de pendientes, esperando turno en la estantería. Y hoy le ha llegado el turno a Antonia J. Corrales.




SINOPSIS:


Sellamos nuestro amor en uno de los bares del pueblo. Su dueño tenía una de las paredes como si fuese una especie de mural en donde los jóvenes universitarios y los no tan jóvenes enamorados hacían un dibujo pequeño que inmortalizara de alguna forma su amor y los días que habían pasado juntos. Casi todos los dibujos eran de corazones, hasta que Bastián y yo pintamos dos amapolas unidas por sus tallos. En sus pétalos, nuestras iniciales. Desde aquel día, el blanco impoluto de la pared fue poco a poco llenándose del rojo de las amapolas. Multitud de iniciales acompañaron a las nuestras, dándole al tabique el aspecto de un campo de amapolas lleno de vida, de lo más hermoso de la vida: el amor. Sé que aún siguen allí. Los enamorados pueden dejar la huella de su idilio con el único requisito de que los dibujos sean solo de amapolas. La flor que más se parece al amor: frágil, bella y anárquica como él.


SU AUTORA:



Antonia J. Corrales, decidió, tras años de trabajar en la administración y dirección de empresas, dedicarse de lleno a su pasión: el mundo de las letras y la escritura. Desde entonces ha trabajado como correctora, columnista en periódicos locales, articulista en revistas culturales, entrevistadora en publicaciones científicas y jurado en certámenes literarios. Es autora de las novelas Epitafio de un asesino (2005, B de Books, 2012), La Décima Clave (20008) y En un rincón del alma (Vergara 2011), y de la antología de relatos La levedad del ser (B de Books, 212). Desde que publicó En un rincón del alma en internet, cientos de miles de lectores la siguen con la pasión que solo una escritora de raza es capaz de despertar. Esta fascinante novela es un long seller que lleva más de veinte meses en las listas de más vendidos y ha sido traducida al inglés, al italiano y al griego.


OPINIÓN:


Ha pasado tanto tiempo desde que leí las críticas de As de corazones y compré el libro hasta que lo he sacado de la lista de pendientes, que no sabía qué iba a encontrarme. Por la sinopsis de la contraportada sabía que era una historia romántica, alegre y llena de vida. Y no me he equivocado en demasiadas cosas.

As de corazones nos cuenta la vida de nuestros tres personajes principales: Bastián, Samantha y Ayala. Cada capítulo es protagonizado por uno de ellos y hablan siempre en primera persona contándonos cómo creen que son y qué les sucedió en el pasado para llegar a ser las personas en las que se han convertido hoy. Así pues, son ellos mismos los que nos presentan su historia, su vida, sus reacciones y sus relaciones como nadie mejor sabría. No lo hacen de una forma lineal, sino respetando lo que necesitamos saber en cada momento. Cada uno de ellos es muy diferente al resto ya que tienen unas personalidades muy definidas marcada por la infancia que les ha tocado vivir.


Samantha trabaja de enfermera en un hospital y le encantan los niños a pesar de no querer ser madre. Fue adoptada junto a su hermano cuando a los 10 años murieron sus padres en un accidente de coche. Fue en ese mismo momento en el que se hizo atea y según ella mala persona, fría e incapaz de olvidar un solo recuerdo.

"Aunque entiendo que pudiera sentir miedo, nada le exime de definirle como un cobarde. El miedo no es el escudo de la cobardía, no es la excusa, porque los valientes también lo sienten."

Bastian es un broker, aspirante a escritor, que ha sido criado por sus abuelos maternos. Su abuelo disfrutó mucho de él pasando tiempo juntos y enseñándole a hacer tallas de madera.


"Sólo le preocupaba la estabilidad económica, que no me faltase nada. Pero a mí me faltaba lo más importante, ella."

"En esta sociedad, la moral no sirve para teñir de azul los números rojos de la cuenta corriente de nadie. La moral, la mayoría de la veces, te aboca a morirte de hambre. Te convierte en un muerto limpio, limpio pero cadáver".

"Porque el dinero, y más el fácil, tiene muchos efectos adversos, demasiadas contraindicaciones. Es como venderle tu alma al Diablo: tarde o temprano te pasa factura." 

Ayala trabaja como editora en una editorial aunque su espíritu le lleva a pintar cuadros que firma con una jirafa, un símbolo muy especial y relevante en la historia.
"La vida, Ayala, es saber vivirla, sin normas, sin concesiones absurdas a esta sociedad reprimida y obsoleta."

Antonia J. Corrales nos narra una historia que aunará la vida de estos singulares personajes protagonistas de As de corazones. Sus vidas van por un camino que converge hacia un mismo punto y se cruzará en más de un momento de la narración, dando lugar a la maravillosa historia que su autora ha plasmado en el papel. Su lectura, os lo puedo asegurar, evoca sentimientos muy variados. 


Como he dicho hay tres protagonistas pero no debemos olvidar a los personajes secundarios. Todos ellos complementan la historia que Antonia J.Corrales nos cuenta, forman parte del magnifico reparto de personajes de la novela y algunos de ellos son una verdadera pieza clave para lo que ha resultado ser la vida de nuestros protagonistas. El personaje más entrañable y al que más ganas tendría de conocer es a Cósimo,una persona cariñosa, amable, desinteresada y amigable. Un artista, tanto con sus manos como son sus hechos.

"Cuando uno es joven, demasiado joven, lo importante es vivir, sentirse vivo. Lo de menos son los lugares, el cómo y el cuándo. Ni tan siquiera existe un porqué. Simplemente se vive. Uno se bebe la vida de un sorbo, y le sienta bien, con todas y cada una de sus consecuencias, a pesar de las posibles contraindicaciones. Ahí reside la magia de la juventud: en la inconsciencia, en la falta de raciocinio. En no pensar las cosas demasiado, en no buscar razones. Vivir es lo único importante..."

El más odioso es el tío de Samantha, por despota, interesado, frío, cruel, manipulador y consentido, sin nadie que se atreva a pararle los pies.

"Era nuestro tío, había que quererle, quererle aunque fuese un despiadado, aunque nos humillara, aunque no nos quisiera, solo porque era nuestro tío. Jamás lo entendí. No entendía que ser de la familia te diese derecho a todo. Que el resto tuviera que aguantar solo por esa premisa absurda y sujeta a la falsa moral de la sociedad. Los lazos de sangre no dan derecho a todo. Hay padres malos: hermanos, tíos, abuelos ... El hecho de la consanguinidad no exime ni exculpa las maldades, muy al contrario: las acrecienta. Hacer daño a uno de los tuyos es más grave que hacerlo a alguien ajeno, y por lo tanto deben ser menos permisibles el castigo, el desprecio y la indiferencia hacia esa persona, no lo contrario."

As de corazones tiene 268 páginas que Antonia J. Corrales ha dividido en dos partes: una primera en la que se nos presentan los personajes y los vamos conociendo lo suficiente para entender el desenlace, que transcurre en la segunda parte.


La novela narra una historia increíble, sobrecogedora, como la vida misma, llena de sentimientos, realismo y emociones. Cuenta con unos personajes llenos de vida, de imaginación, de cariño, de ilusión y de coraje, con ganas de aventura y amor. Amor por los demás, ternura, cariño, protección.  Un conjunto de vidas dispares con mucho en común, aún por descubrir.


Antonia J. Corrales nos hace disfrutar de una escritura magnífica, enternecedora, maravillosa, estupenda y grandiosa. Unos sentimientos que están plasmados en su punto justo, sin empalagar. As de corazones está minuciosamente escrita, con un estilo cuidado, delicado y con todos los detalles cuidados al milímetro. Por ello, se puede decir que la autora hace de As de corazones un texto poético donde nada sobra y nada falta. Una novela que te deja con muy buen sabor de boca y con ganas de leer más de la autora. 

"Desde aquel día tengo una predilección especial por las amapolas. Su color intenso, su forma de crecer sin ayuda de cultivo previo; su extraordinaria anarquía, las hacen especiales para mí. Creo que si su vida fuese más larga y su tallo más fuerte serían más preciadas que las rosas. Son como el amor, frágil, desordenado, bello, intenso, pero la mayoría de las veces fugaz, demasiado efímero. Tal vez ahí resida su encanto, aunque duela."

Como os decía al principio, por la sinopsis de la contraportada sabía que As de corazones era una historia romántica, alegre y llena de vida. También os decía que no había acertado de lleno y es que la historia también es triste y sobrecogedora, como la vida misma. Una novela llena de sentimientos, realismo, emociones, que se complementa con unos personajes con muchas ganas de vivir y de amar, llenos de ilusión y de coraje. 

En resumen, os recomiendo que hagáis de As de corazones una novela de lectura obligatoria (o casi) y no perdáis la ocasión de leer y conocer a su autora, Antonia J. Corrales, una escritora que hace magia con las palabras y te llega directa al corazón.

As de corazones es una novela llena de sentimientos, expresados con mimo, con tacto, sumergiéndote en ellos, disfrutándolos, viviéndolos.  Una narrativa que parece poesía para los oídos, contado con dulzura a pesar de que algunos sentimientos sean agrios.


"Pero el tiempo, poco a poco, sin que apenas nos demos cuenta, desdibuja las huellas del pasado. Los sentimientos dolorosos, a fuerza de revivirlos, de desgranarlos, van perdiendo intensidad. La vida, el paso del tiempo, nos enseña que no todo es tan grave, tan funesto como lo vemos y sentimos en primera instancia. Que hay cosas con las que tenemos que cargar, que debemos asimilar y perdonar, hechos y situaciones que no se pueden volver a vivir, que no tienen una reescritura posible."


Para más información:


1 comentarios:

Marga Ramon dijo...

Lo leí hace años y resultó una lectura muy agradable. Antonia escribe con mucho amor y sus novelas son una delicia.
Besos

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;