sábado, 7 de febrero de 2015

Diez Negritos (Agatha Christie)

Buenos días blogueros,

Continúo con las reseñas pertenecientes al homenaje que estamos haciendo a Agatha Christie. En esta ocasión he leído Diez negritos, una lectura nueva para mí y que me apetecía mucho por las buenas críticas que he escuchado y leído durante años.



Diez Negritos (Agatha Christie)



SINOPSIS:


Diez personas sin relación alguna entre sí son reunidas en un misterioso islote de la costa inglesa por un tal Mr. Owen, propietario de una lujosa mansión en el lugar a la par que un perfecto desconocido para todos sus invitados. Tras la primera cena, y sin haber conocido aún a su anfitrión, los diez comensales son acusados mediante una grabación de haber cometido un crimen. Uno por uno, a partir de ese momento, son asesinados sin explicación ni motivo aparente. Sólo una vieja canción infantil parece encerrar el misterio de una creciente pesadilla. Agatha Christie publicó esta brillante novela en 1939, superando una vez más las expectativas de sus más fieles seguidores. Con Diez negritos, la «Reina del Crimen» da nuevamente una vuelta de tuerca a su método: en esta ocasión, el detective no es otro que el lector, y será su propósito averiguar las claves de la intriga.




SU AUTORA: (Sacado de www.sellorba.com)

Diez Negritos (Agatha Christie)


La novelista inglesa Agatha Mary Clarissa Miller, nació el 15 de septiembre de 1891 en Torquay (Devon), Inglaterra. Se casó en primeras nupcias en 1916 con Archibald Christie, del cual se divorció en 1928, pero después de este matrimonio se la conoció mundialmente como la escritora de novelas y cuentos policiales y detectivescos, con el nombre de Agatha Christie. 

Sus obras se caracterizan por sus desenlaces inesperados. Hay personajes de su creación que han sido muy conocidos por sus lectores y seguidores: Hércules Poirot y Miss Marple.


Entre sus obras se pueden citar: 

El Secreto de Chimneys (1925) 
El asesinato de Roger Ackroyd(1926) 
El Misterioso Mr. Quin (1930) 
Asesinato en Mesopotamia(1930) 
Asesinato en el Orient Express(1934) 
Muerte en el Nilo (1937) 
Cita con la muerte (1938) 
Los Trabajos de Hércules (1947) 
La muerte de Lord Edgware 
El misterio del tren azul 
Diez negritos 
Tres ratones ciegos 
Un cadáver en la biblioteca 
Las siete esferas 
El secreto de Chimneys Telón (1975) (donde se produce la muerte del detective Hércules Poirot).
Testigo de cargo (1953) fue llevada al cine en 1957 por Billy Wilder y protagonizada por Charles Laughton, Marlene Dietrich y Tyrone Power 

En teatro, se puede nombrar el guión radiofónico dedicado a la Reina Mary, La ratonera, representado a partir de 1952 en teatros londinenses. 


Escribió también novelas románticas bajo el seudónimo de Mary Westmacott, como Ausente en Primavera.


En 1971 fue condecorada con la Orden del Imperio Británico.


Falleció en 1976.


OPINIÓN:

La novela Diez negritos de Agatha Christie tiene 179 páginas. Fue publicado por primera vez en 1939 y traducido por Orestes Llorens. Esta novela consta de 26 capítulos, epílogo y un documento manuscrito. Me ha resultado curioso ver que el primer capítulo se titula Capítulo Primero (con letras) y los demás vienen identificados con números romanos.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue su título original: Ten little niggers. Estudiando en la escuela de idiomas me comentaron que la palabra nigger significa persona de color, pero con tintes peyorativos. Algo así como decir "negrata" en español. Por eso no lograba encajar cómo uno de los títulos de Agatha Christie podía llevar ese calificativo en el título de uno de sus libros más famosos. Al terminar el libro lo he comprendido perfectamente, y es que a veces, las traducciones no dan la misma información que el original. Más adelante intentaré explicarlo mejor.




Al igual que en Asesinato en el Orient Express (podéis leer la reseña aquí) Diez negritos comienza con una guía para el lector en la que se incluye una relación de los principales personajes que intervienen en la obraEn este caso nos encontramos, entre otros, con un joven doctor, un viejo y retirado juez, dos criados, un general, un detective privado y una profesora.

Agatha Christie nos tiene acostumbrados a un estilo particular. Tiende a presentar todos los personajes al principio, para una vez tengamos conocimiento de todos y cada uno de ellos, juntarlos y comenzar así nuestro misterio a resolver. Con Diez negritos, todos los personajes, sin excepción, serán convocados a emprender un pequeño viaje que tendrá como fin asistir a una isla el día 8 de Agosto. Cada uno será notificado de una manera diferente entre sí, y todos acudirán a la cita, pues no están exentos de motivaciones. Unos lo harán por placer (la idea de vacaciones gratuitas con todo pagado en una isla es magnífica), otros por ofertas de trabajo para la época estival, algunos para reunirse con viejos amigos del ejército, otros para visitar a alguna antigua paciente que requiere del servicio de un médico y del anonimato, etc.

La isla en cuestión se llama la Isla del negro. Tanto la isla como la mansión que hay construida en ella han sido adquiridas recientemente por alguien que no conoceremos y sobre el que hay múltiples rumores. ¿Habrá sido el ejército que quiere hacer experimentos secretos? ¿O tal vez una actriz o un cantante que desea descansar y pasar unas vacaciones lejos del mundanal ruido? En definitiva, estos rumores han conseguido que la Isla del negro sea noticia a diario y a todos les pique la curiosidad de saber más: quién es el dueño, qué van a hacer allí, etc.

Tras llegar a la isla, se encuentran con una primera sorpresa inicial: los anfitriones no están en la isla y nadie les ha visto nunca. Imaginan que habrán sufrido un retraso en el viaje y que llegarán al siguiente día. La segunda sorpresa llega tras la cena: una voz les acusa a todos y cada uno de ellos de haber asesinado a alguien en su pasado. El revuelo que se forma entre ellos es grande y empiezan a desconfiar de todos y a hacer hipótesis sobre si alguna de esas acusaciones puede ser cierta. Aquí tenéis un vídeo donde se pueden escuchar las acusaciones realizadas.




A esto hay que añadirle una antigua canción infantil, que se encuentra enmarcada en cada habitación de la mansión y que dice así:

"Diez negritos se fueron a cenar. Uno se ahogó y quedaron: Nueve.
Nueve negritos trasnocharon mucho. Uno no se despertó y quedaron: Ocho.
Ocho negritos viajaron por Devon. Uno se escapó y quedaron: Siete.
Siete negritos cortaron leña con un hacha. Uno se cortó en dos y quedaron: Seis.
Seis negritos jugaron con una colmena. A uno de ellos lo picó una abeja y quedaron: Cinco.
Cinco negritos estudiaron derecho. Uno de ellos se doctoró y quedaron: Cuatro.
Cuatro negritos se hicieron a la mar. Un arenque rojo se tragó a uno y quedaron: Tres.
Tres negritos se pasearon por el Zoo. Un oso los atacó y quedaron: Dos.
Dos negritos estaban sentados al sol. Uno de ellos se quemó y quedó: Uno.
Un negrito se encontraba sólo. Y se ahorcó, y no quedó
¡Ninguno!"




Lo escalofriante de esta sencilla canción es darse cuenta de que las muertes se van sucediendo una tras otra en ese mismo orden. En Diez negritos no veremos a nuestro magnífico detective Poirot, pero hay alguien que lleva la voz cantante. Se trata del juez Lawrence Wargrave. Imagino que adopta esa postura por ser veterano y, además, estar acostumbrado a dar órdenes y dictar sentencias en el juzgado. Y supongo que por esa misma razón, tampoco les extraña a los demás invitados.

Y para colmo, hay diez estatuillas de diez negros que van desapareciendo una a una tras cada muerte sucedida en la mansión.

Los personajes son variopintos (introvertidos, extrovertidos, autoritarios, sumisos, alocados, juerguistas, obedientes). Las descripciones del lugar (la isla y la mansión) las iremos conociendo poco a poco a lo largo de la historia, mientras seguimos con los ojos a los personajes en busca del asesino de la Isla del negro.

El ritmo de la novela es constante, y la tensión se va acumulando tras cada asesinato. Tu cabeza da vueltas sobre quién puede ser el culpable de tanto crimen y, aunque en mi caso he acertado, hay varios puntos en la novela que te hacen cambiar de opinión y pensar que estabas por completo equivocado en tu hipótesis. El final desvelará las motivaciones de nuestro misterioso asesino para deshacerse de estas diez personas y la forma en que lo consigue sin que nadie le pueda parar los pies. Y es que nuestro asesino quiere hacer justicia y eliminar de la faz de la tierra a estas diez personas a las que considera non gratas. Por eso creo yo que hace uso de la palabra nigger, para calificar a las personas que han sido invitadas a la isla con desprecio.

Diez negritos es otra magnífica historia de Agatha Christie. Amena, curiosa e interesante. 



Para más información:



Englobo esta reseña en los siguientes retos:

          

9 comentarios:

Ana dijo...

Es fantástica. Quizás aproveche para releerla. Me alegro que te haya gustado. Besos.

Tatty dijo...

Me gustó mucho este libro, es uno de mis favoritos de esta autora
Besos

Tizire dijo...

Es el libro que más me llama la atención de la autora: no tenía ni idea de lo que cuentas del título y me ha parecido la mar de curioso... A ver si lo leo, de verdad, me lo voy a proponer en serio. 1beso!

Margari dijo...

De mis novelas favoritas de la autora. Me encanta!
Besotes!!!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

No había pensado en el tema de la traducción del título, me ha parecido genial que aclares este aspecto.
Besos

MaraJss dijo...

Es mi novela favorita de la autora pero reconozco que nunca había reparado en el título original, qué curioso.
Besos.

Manuela dijo...

Esta novela es una de mis favoritas de Agatha Christie
Besos.

Teresa dijo...

Uno de mis libros favoritos de Agatha Christie, y creo que uno de los primeros que leí de ella.
De nuevo, gracias por participar en el homenaje.
Un beso!

Shorby dijo...

Me encanta esta novela, es genial.
Muy entretenida y, para variar, no acerté al final =)

Besotes

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;