martes, 18 de marzo de 2014

Cuestión de galones (Ricardo Bosque)

Buenos días blogueros,

El libro del que os quiero hablar hoy se titula Cuestión de Galones, escrito por Ricardo Bosque y publicado por Literatura Com Libros. De este autor había leído anteriormente la novela Manda flores a mi entierro que me gustó bastante y Cuestión de galones no se ha quedado atrás.



SINOPSIS:

Nos hallamos en Zaragoza, la antigua Caesar Augusta, en el año 33 después de la Expo, es decir, en 2041. Gracias a una reestructura total, la vieja ciudad ya no solo se halla en los mapas de todo el mundo, sino incluso en las cartas de navegación…

En medio de este panorama divertido y delirante, Ulises Sopena, capitán de la policía, tiene que resolver el misterio de un cadáver que ha aparecido flotando en las aguas de uno de los canales que atraviesan la ciudad. El finado es (o sea, fue) toda una figura deportiva, capitán del equipo de waterpolo, el Zarawater, que tiene encendidas las pasiones ciudadanas. En el empeño por reconstruir sus últimos pasos y establecer quién pudo haberle asesinado, Sopena hará un recorrido en moto acuática, acompañado de la subteniente Fitzpatrick, por una ciudad llena de rincones sumergidos e insólitos, de caracteres anfibios e hilarantes, de personajes curiosos bajo su traje de neopreno. 


Escrito con una agilidad prodigiosa, y un humor limpio y preciso, Cuestión de galones es una obra regocijante donde estas sorprendentes imágenes y el tono burlesco no ocultan el verdadero fondo: una historia policíaca de ley, valga la expresión, un enigma inteligentemente planteado y resuelto con pericia, una novela negra de tipos reales y problemas y reacciones humanas.



SU AUTOR:


Cuestión de galones (Ricardo Bosque)


Ricardo Bosque (Zaragoza, 1964). Debuta en el mundo literario en 2000 con la novela El último avión a Lisboa. Un año después gana el segundo premio del Concurso de Relatos Cortos Juan Martín Sauras con el cuento Aïcha. Otro de sus relatos es seleccionado para el libro Relatos cortos para leer en tres minutos Luis del Val. También pone su granito de arena en el libro colectivo Relatos para el número cien. En 2007 publica su segunda novela, Manda flores a mi entierro y en 2009 es incluido en la antología La lista negra. Nuevos culpables del policial español y publica su tercera novela, Suicidio a crédito. 

Es editor del blog La Balacera y de la revista digital Calibre .38, ambos dedicados al género negro.


Podéis encontrar más información en su página web:  http://www.ricardobosque.es/


OPINIÓN:

Me ha resultado curioso ver cómo las obras que escribe Ricardo Bosque están ambientadas en Zaragoza, su tierra natal. Tanto la historia de la novela Manda flores a mi entierro como la de Cuestión de galones transcurren en esta ciudad, aunque en diferentes épocas, y con diferentes escenarios de fondo.


Cuestión de galones (Ricardo Bosque)
Basílica del Pilar (Zaragoza)

En la novela Cuestión de galones, Ricardo Bosque nos presenta Zaragoza como una ciudad tranquila. Las dos primeras páginas de la novela nos sitúan en una Zaragoza muy distinta a la actual. Una ciudad con un alcalde que se ve presionado por los problemas por los que pasa el pueblo (muchísimo paro) y que busca la que considera que es la mejor forma de solucionarlo.

Estamos hablando del año 2041, treinta y tres años después de la Expo Zaragoza 2008. Una exposición internacional, que como sabréis, trataba sobre el Agua y el Desarrollo Sostenible, que tenía por objeto el agua como elemento imprescindible para la vida y como objetivo y finalidad el desarrollo humano desde el compromiso ético de las sostenibilidad. Éste creo que ha sido el punto de partida de nuestro autor, para ubicar la Zaragoza que nos plantea en el libro.

El alcalde de nuestra historia, encuentra una solución al problema del paro masivo tras dicha exposición. Una idea novedosa con la que logra llevar a cabo una  "modificación urbanística que hizo de Zaragoza una ciudad conocida en todo el mundo por la peculiaridad de su diseño." ¿Y cuál es ese diseño? Pues bien, se ha abierto un enorme canal en la Gran Vía, y prácticamente toda la ciudad está rodeada de agua. Para moverse por la zona hay que usar vehículos acuáticos y por supuesto, los deportes que se practican están relacionados con el agua, como son la natación, el esquí acuático y el waterpolo.


Cuestión de galones (Ricardo Bosque)

Una vez que tenemos claro en nuestra mente cómo es la ciudad en la que transcurren los hechos, iremos conociendo a nuestros personajes y nos iremos metiendo en la trama. La historia narrada en primera persona por el capitán de policía Ulises Sopena está contada con mucho sentido de humor. El capitán es tranquilo, inteligente, observador, sincero, optimista y normal, como tú y yo. Con Ulises tienes la diversión asegurada aun con la cosa más nimia. Vive con su perro Nono y el día a día con él, tal y como lo cuenta Sopena te hace reír. Anécdotas como no poder comer tranquilo porque el perro se pone a su lado y lloriquea pidiendo comida, o no encontrar el teléfono porque el perro ha intentado descolgarlo cuando sonaba y está mordisqueado por todas partes, son algunas de ellas.

Sara Fitzpatrick es la compañera de Sopena. Una chica joven, guapa, dispuesta y muy trabajadora. Ella es la encargada de darle la noticia, un domingo por la mañana, del asesinato de uno de sus ciudadanos más destacados: Quino Lerín, el portero del equipo de waterpolo Zarawater. ¿Cómo sabemos que ha sido asesinado? Porque ha muerto ahogado en uno de los canales de la ciudad.

El coronel Cansado es el jefe de Sara y Ulises. Le queda muy poco para jubilarse y quiere resolver el misterio del asesinato de Lerín cuanto antes. Le están presionando altos cargos y, por si esto no fuera suficiente, el Waterpolo es el deporte más importante de la época. Así que la muerte de Lerín está en boca de todos.

Cuestión de galones (Ricardo Bosque)


Como os decía, Ulises será la persona encargada de contarnos de su propia mano toda la historia según va sucediendo. Durante su investigación se reencontrará con un antiguo amigo del colegio, Ariel, un periodista de prensa deportiva con el que Quino Lerín acababa de cancelar una entrevista que se suponía iba a ser jugosa. También conoceremos a varios personajes del mundo de la natación sincronizada y del waterpolo que podrían tener motivos para querer ver muerto al portero del Zarawater. Se barajarán hipótesis como el chantaje, las drogas y la envidia para intentar resolver este crimen antes del plazo tan corto que les ha impuesto Cansado.

Cuestión de galones es una novela policíaca diferente. En ella podemos ver una pequeña crítica social pues es fácil observar cómo la gente con dinero, los políticos, y los famosos son capaces de parar y de complicar una investigación policial. Es una obra contada de una manera agradable, fresca y divertida. Te haces enseguida amigo y, por qué no decirlo, colega de Sopena. Te pones en su pellejo y comprendes por qué actúa de esa manera tan desenvuelta, tan seguro a veces de sí mismo, y le sientes cerca. Es una obra con un vocabulario fácil y ameno, rebosante de sentido del humor.

"veo por el retrovisor cómo Sara se despide amablemente de mí alzando su precioso dedo corazón. Para que luego vayan diciendo por ahí que no tengo éxito con las mujeres".

Ricardo Bosque consigue con este libro que no te aburras, ni por la trama ni por la forma de contarlo. Te engancha desde el primer momento en que Sara hace presencia en casa de Sopena. Y ya no puedes soltar el libro hasta el final, divirtiéndote y riéndote.

Si habéis leído a Ricardo, esta obra os gustará. Y si aún no lo conocéis, debéis darle una oportunidad. A mí, desde luego, me ha conquistado como lectora.


Para más información


Incluyo esta novela en los siguientes retos:



9 comentarios:

Manuela dijo...

No he leído nada del autor pero a pesar de tu entusiasmo creo que con este libro no me animo, no estoy muy segura de que llegara a disfrutarlo. Besos.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Coronel Cansado, Zarawater, Ulises Sopena... solo con los nombres ya parece querer decirnos algo. Suena bien, me la apunto!
Besitos

L.I.M dijo...

Ya he visto alguna reseña del libro y aunque por lo general veo que está gustando a mi no me acaba de convencer.
Besos!

Margari dijo...

A mí me gustó mucho también. Fue toda una sorpresa este libro.
Besotes!!!

David Gómez dijo...

La tengo pendiente. De momento me han gustado todas.
Te recomiendo, "El último avión a Lisboa", GENIAL

http://crucesdecaminos.blogspot.com.es/2013/11/el-ultimo-avion-lisboa-de-ricardo-bosque.html

Saludos

Freyja Valkyria dijo...

Hola guapa!!

Este libro no termina de llamarme, no sé... no me convence la historia ^^ Así que lo dejo pasar, creo que no lo disfrutaría jeje

Un besote grande!!

Francisco dijo...

Si es tan bueno como Manda flores a mi entierro, habrá que tenerlo muy en cuenta. Saludos.

David Gómez dijo...

Esta lectura será destacada en la actualización 12 de Cruce de Caminos Negro y Criminal.
Saludos

mar dijo...

No he leído nada de este autor. Tomo nota porque no lo conocía. Besinos.

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;