lunes, 4 de enero de 2021

Donde habita el miedo (Maite R. Ochotorena)

Buenos días blogueros,

Hoy os hablo de la novela Donde habita el miedo de Maite R. Ochotorena. Una novela cuyo título y portada invitan a pasar un buen rato. ¿Quieres saber si en mi opinión se cumplen estas expectativas? 


Donde habita el miedo (Maite R. Ochotorena)


SINOPSIS:


Cuando Teresa Lasa decide aislarse en una vieja borda familiar, perdida entre montañas y bosques guipuzcoanos, lejos del maltrato constante al que la somete su marido, lejos del dolor y del miedo… aún no tiene un plan, ni siquiera imagina cómo va a sobrevivir, porque… ¿cómo va a enfrentarse a sus peores pesadillas? El miedo, cuando se escribe con mayúsculas, cuando nace del corazón… puede tragarse tu alma.

«Donde Habita el Miedo» es un Thiller Psicológico, un viaje a la psique de una mujer atormentada, un viaje a través de la oscuridad. La autora hurga con maestría en el más profundo subconsciente y nos obliga a bucear hacia profundidades desconocidas, donde el raciocinio y la realidad trascienden todos los límites, para obligarnos a mirar de frente la dura verdad de una víctima de maltrato psicológico. Sin embargo, por encima de todo, esta novela es también un mensaje a quienes sufren este tipo de situaciones: «Se puede ser más grande que tus circunstancias.»

Un Thiller Psicológico donde el Misterio y el Suspense te envolverán hasta hacerte enfrentar tus propios miedos.

Al leer esta Novela SABRÁS hasta qué punto el Silencio y la Soledad pueden confabularse contra ti.


SU AUTORA:


Donde habita el miedo (Maite R. Ochotorena)

Nacida en San Sebastián en 1970, la autora guipuzcoana se formó como guionista de cine y televisión, y ha trabajado muchos años como creativa en el sector del videojuego, donde desarrolló su afición por la escritura. Sin embargo, su verdadera pasión siempre ha sido escribir novela, y mientras dibujaba y creaba personajes y escenarios para entornos virtuales, experimentaba y trabajaba en su verdadero amor, que siempre fue la literatura. Inspirada su imaginación por Edgar Allan Poe, Agatha Christie, o Alejandro Dumas, esta autora, amante de la aventura, el misterio y el terror, ha escrito numerosos relatos cortos del género. Su interés por el lado oscuro del ser humano se refleja en estas pequeñas-grandes historias, pensadas para remover la conciencia y el corazón de sus lectores. Con su primera novela El Secreto de la Belle Nuit (novela de época publicada en 2014), la autora dio el salto definitivo al mundo literario, dándose a conocer con una forma de escribir directa y ágil, muy eficaz. A esta primera obra le siguieron La Sombra de Fourneau, El Destino de Ana H. Murria, Donde Habita el Miedo, La Mensajera del Bosque y Victory, en algún lugar desconocido. Obras que siempre llevan una importante carga de profundidad, escritas con una voz clara que busca tocar el alma del lector y agitar sus emociones.


OPINIÓN:


Donde habita el miedo es una novela de 331 páginas que se publicó en mayo de 2017. Se anunció como novela de terror psicológico y creo que el género elegido es el adecuado.

La historia comienza cuando nuestra protagonista, Teresa Lasa, intenta esconderse en la vieja casa de sus padres, un refugio perdido en un boscoso valle guipuzcoano. Huye de una situación desesperada y deja todo atrás. Sin pertenencias, sin empleo, sin recursos y muerta de miedo pretende escapar de su dolor, recuperarse y coger fuerzas para enfrentarse a su aterradora pesadilla. Piensa que debe hacerlo sola, no le quedan fuerzas para suplicar ayuda a amigos y familiares y, además, desea mantenerlos ajenos a su angustia y apartados de su situación.

Como veis el comienzo de la novela es muy bueno, tanto en la trama como en las descripciones. La autora nos mete en situación y empezamos a comprender quién es Teresa, sentimos la necesidad de saber más sobre ella y descubrir qué le ha llevado al punto en el que se encuentra. ¿Por qué huye? ¿De quién? ¿Cómo ha llegado a esa situación? ¿Cómo se ha armado de valor para escapar?


Qué difícil es ignorar lo que nos asusta. Será porque el miedo nace en nuestro interior, incluso lo que lo provoca, está en nuestro interior. Es la percepción que tenemos de lo que nos rodea.


La caracterización de la protagonista es uno de los problemas que yo veo en esta novela y aparece a las pocas páginas. Maite R. Ochotorena nos describe a Teresa Lasa, una mujer víctima de malos tratos, de forma poco coherente. En algunos momentos parece que tiene la fuerza, el valor y la autodeterminación de superar su situación para dejar de ser una víctima más. En otros, en cambio, da la sensación de ser todo lo contrario. Puedo entender la fragilidad de su mente y la tensión a la que está sometida una persona en la situación de Teresa. Por ello es lógico que su fortaleza decaiga en ciertos momentos. La cuestión es que según leía y pasaba las hojas de la novela no era capaz de imaginar o de relacionar a Teresa con la mujer maltratada que nos estaban describiendo. Como no quiero hablar para no destripar la novela, os pondré un ejemplo ajeno a la temática. Si yo estoy enferma con fiebre y lo único que quiero es estar en la cama, arropada y sin fuerzas para moverme, esta situación no concuerda con el hecho de que a los cinco minutos esté metida en la ducha con la música a toda caña y pegando botes porque me voy a ir de fiesta. Hay muchas cosas en la novela que no me cuadran y esta es solo una de ellas.  


Otra de las pegas que le pongo al libro es el especial énfasis que la autora pone en un hecho concreto. No es una parte realmente importante de la trama pero Maite intenta con ello añadir intriga a la trama. Y lo consigue. Te quedas pensando en esa cosa e intentando buscarle con ella un sentido a la historia y tu cabeza repite ¿qué será?, ¿qué será? Prácticamente por esto me he obligado a terminar de leer la novela (si no lo habría dejado antes). Y diréis: ¿Si añade intriga, por qué es un problema? Pues porque en ningún momento se resuelve ese misterio. No sé si no ha sabido cómo solucionarlo o no ha querido. 

Hay un par de cosas más que han quedado inconclusas y sin explicación, cosa que no me gusta encontrarme en las lecturas. Entiendo que un escritor debe llevar la cuenta de los hilos que abre para luego ir desentrañándolos o dejándonos en el aire con el propósito de una segunda parte. Pero no he notado que este sea el caso.


El miedo es irracional y se alimenta de la duda , de la inseguridad y de la soledad.

En cuanto a la narración os puedo decir que me ha resultado monótona y aburrida y su historia no termina de cuajar. La idea es buena pero no así el desarrollo. Será ese el motivo de que en general la novela no me ha parecido creíble. Me ha faltado que se tocara realmente el tema de los malos tratos, de cómo lo sufre una persona, de cómo se llega a ese punto (imagino que sin darnos cuenta), de cómo se podría sobrevivir, de cómo solucionarlo, de cómo buscar ayuda, de cómo alguien se percata de que está sufriendo malos tratos, de cómo lo ven y lo viven las personas que tenemos cerca, ...

Si el tema central que se le supone a esta novela (los malos tratos) se cambiara por una disputa familiar o una pelea entre amigas no habría que cambiar prácticamente de la novela. Eso a mi parecer le hace perder fuerza a la historia.

Como parte positiva he encontrado en el libro muchas frases interesantes con un sentido muy profundo que nos pueden hacer reflexionar.


Olvidar no es posible cuando el dolor lo consume todo...

recordar ... sin poder volver atrás para subsanar ese dolor, es una refinada forma de castigo.


La vida a veces es una suerte de Quimera y nosotros un tobogán de despropósitos empecinados en hacer de ella un infierno.


Para más información:



1 comentario:

  1. Empecé a leer tu reseña con interés, pero al llegar a los peros ya me frenaron la posibilidad de apuntarla como futura lectura. Por lo que comentas, parece que la clave de la novela está en el penúltimo párrafo de tu reseña. Un abrazo.

    ResponderEliminar