miércoles, 19 de agosto de 2015

La hija del dragón (Myriam Millán)

Buenas tardes blogueros,

No me costó nada embarcarme con LAKY en la lectura conjunta de La Hija del dragón de Myriam Millan. ¿El motivo?  Que la novela Décima Docta (de esta misma autora) me encantó y no pude decir que no a su siguiente historia. Y aquí tenéis mis impresiones.




SINOPSIS:


En la Transilvania del año 1600, el pueblo de Nyitra pudo ver cómo una mente perturbada acababa con la vida de más de quinientas doncellas. Difundida por una creencia popular de que habitaba un demonio en los bosques que buscaba sangre de jóvenes vírgenes, los habitantes de aquellas tierras, no tenían dudas, que el destino que sufrían sus hijas, estaba relacionado con algo que ocurría tras los muros del castillo de Cachtice. 

Londres 2013, comienzan a aparecer cadáveres de jóvenes procedentes del tráfico humano, aparentemente desangradas con antiguos aparatos de tortura. 

El Doctor Emanuel Mason decide estudiar el caso. Pronto descubre que esta vez tendrá que analizar una de las mentes más sádicas de la historia, hasta llegar a los orígenes del verdadero vampirismo, muy diferente al que la ficción nos ha mostrado. Antiguos ritos milenarios practicados por distintas culturas y religiones que aún hoy día son un misterio para el ojo humano. Porque hay razones para matar que nunca deberían ver la luz. 

Con una historia basada en la leyenda de Erzsébet Báthory, la autora de Décima Docta da un paso más esta vez y promete desvelar algunas incógnitas sobre antiguos rituales en esta novela, mitad histórica, mitad contemporánea, cien por cien thriller.


SU AUTORA:



Myriam Millán nace en Sevilla el 24 de Abril de 1982. De su niñez conserva cuentos, relatos y un teatro infantil, pero fue en la adolescencia donde comienza su interés por escribir novelas. Aunque no recuerda ni un momento en su vida en el que no quisiera ser escritora, aparta sus escritos y se diploma en Relaciones Laborales en la Universidad de Sevilla. Años más tarde, tras ser madre, decide retomar una novela inacabada, de la cual nace Décima Docta, su primer thriller, una novela altamente adictiva que enseguida se situó entre las diez novelas más vendidas de Amazon en verano de 2012. También esta novela estuvo en la lista de los mejores libros de 2012 en varios blogs literarios.

La Hija del Dragón es su segundo thriller al que le ha dedicado cuatro años de trabajo. Una novela con una documentación compleja y con un contenido más que polémico y sorprendente. Basada en rituales reales en distintas épocas de la historia que por primera vez tienen conexión en una novela. Un libro que atrapa y engancha desde la primera página como ya han podido comprobar cientos de lectores. No apta para menores de 16 años.


OPINIÓN:

Si sólo lees el título (La hija del dragón) puedes pensar que la novela es de género fantástico. Si lees la sinopsis y juntas las palabras Transilvania y sangre puedes pensar que tiene algo que ver con vampiros. Pero en ambos casos estarías equivocado. Y entonces ¿de qué trata la novela?

La novela tiene una parte histórica basada en la condesa sangrienta Erzsébet o Elizabeth Báthory, que ostenta un terrible récord de asesinatos en una macabra búsqueda de la belleza. Si queréis saber más sobre su vida podéis visitar esta página web.

Así que podemos resumir que La hija del dragón es una novela que tiene de fondo una historia de asesinatos en serie muy documentada y protagonizada por una noble aristócrata. A la par Myriam Millán es capaz de transmitirnos esa historia con un libro que tiene un buen comienzo, un buena parte central y un buen final. La novela es muy buena, está muy bien contada y desarrollada.

La hija del dragón contada en tercera persona nos muestra unos personajes muy diversos y diferentes entre ellos tanto a nivel económico como social. Así veremos condesas, criados, campesinos, reyes, etc. Está narrada en dos hilos temporales que se van intercalando, uno situado en el año 1600 en el castillo de Cachtice (Transilvania) y el otro en la actualidad.


"jóvenes adolescentes, sin nombre, sin familia, casi sin rostro, desangradas y cruelmente torturadas" 
"en Cachtice nunca se sabía cuándo te llegaría el momento"

La parte que nos cuenta la historia de Erzsébet nos irá mostrando cómo elegía a las víctimas y qué hacía con ellas. La parte actual nos irá mostrando, por un lado, las conclusiones a las que llega Nel, nuestro investigador, tras la aparición de varios cuerpos que presentan unas marcas un poco confusas para el que no haya estado en su situación.


"Emanuel Mason, o Nel como lo llamaban sus más allegados, apenas había cumplido 34 años y llevaba a sus espaldas más de cien casos, unos más polémicos que otros, y todos resueltos satisfactoriamente." "Emanuel Mason se había retirado de las investigaciones hacía ya más de tres años. Era experto en sectas, rituales y cultos con víctimas, pero últimamente se había dedicado al estudio de otro tipo de asesinos".


Por otro lado, también se incluye el proceso de los ritos que se irán acompasando con los del año 1600, de forma que a través de ellos iremos conociendo la historia a la vez en ambas épocas y finalizará con la unión de ambas.

"Como en la antigüedad" "Nada había cambiado, el patrón era el mismo, numerosos adeptos cegados por la fe, mezclados con auténticos psicópatas que solo necesitaban una escusa para matar, dirigidos por personas de tremendo poder. Y las víctimas, simples plebeyas indefensas por las que nadie se atrevía a hacer nada."


Lilith, la Reina de los Vampiros. No sólo mantiene relaciones sexuales con hombres a los que después asesina, sino que también se alimenta de su sangre.


Además Nel querrá probar sus teorías buscando fuentes que puedan afirmar y dar conclusiones a sus pensamientos, aunque para ello tenga que meterse en la boca del dragón. Y es que recibirá presiones externas para dar un veredicto sobre lo que está ocurriendo e internamente se sentirá en la obligación de resolverlo rápido y bien pues puede haber alguien a quien aprecia en peligro.

"- No se meta en la boca del dragón - le advirtió - No hay forma de salir de allí"


La hija del dragón es una historia de asesinatos, de rituales sangrientos. Pero no os asustéis porque la parte sádica que tenemos dentro quiere sentirse tan poderosa como  Erzsébet. Te sientes parte del ritual (pero no de las víctimas), de la masa que aclama y que aplaude como si realmente lo que estuviera ocurriendo no fuera más que un espectáculo. Y tú eres el que lleva la batuta, el que dirige a esa orquesta que ha estado durante años practicando para ese momento, el que decide qué se hace y cuándo. En definitiva el que tiene el poder. La ambientación es muy buena y las descripciones también.

Cuenta con unos personajes muy variados (estudiantes, profesores, investigadores, cantantes, etc) algunos de ellos muy definidos.

"Eric la miró. Su compañera era tan diferente al resto, como fascinante para los ojos que la veían de cerca. No solo era admirable por su conocimiento científico increíblemente acertado, sino por su propio comportamiento, por su propia personalidad. Sabía que había aún mucho más dentro de India de lo que él conocía, algo misterioso que dudaba si algún día ella iba a llegar a mostrarle. Algo que deseaba descubrir."



Myriam Millán ha creado una historia cruel, difícil, dura y extrema en ocasiones, pero cuyos matices se suavizan por su forma de contar la historia, por la fuerza que tiene la novela, por el enganche que te genera y la necesidad de saber cómo continúa.

Décima docta me encantó y esta sigue el mismo camino. Sólo hay que pulir un par de cosas que indico a continuación:

¿Qué le sobra? En mi opinión hace demasiado hincapié en la novela Décima Docta. Yo la he leído y me encantó, pero me da la sensación de que esta novela (sin tener razón alguna) habla demasiado de ella. También quitaría varias menciones a qué pretende Natalia hacer con Jean -Marc. Creo que con que se mencione un par de veces captamos la idea.

¿Qué le falta? Una buena corrección ortotipográfica. Son pequeñas cosas que no tienen importancia pero cuando las encuentras demasiadas veces ... (Comas donde no deben ir, no concordancia entre determinante y núcleo, etc).

En definitiva, La hija del dragón es una novela basada en hechos históricos relacionados con la condesa Erzsébet allá por el año 1600 y ocurridos en el castillo de Cathtice que parece estar repitiéndose en la actualidad. Cuenta con un investigador que vuelve a hacer lo que más le gusta: investigar rituales de forma correcta para salvar vidas. Es una historia muy bien documentada, contada y desarrollada. Su ritmo es rápido, su prosa sencilla y amena. Estamos ante una historia absorbente, con unos personajes con los que acabas empatizando, una lectura que te atrapa de principio a fin y  por tanto es una novela que os animo a conocer.


"Los hombres y mujeres más poderosos del mundo a menudo tienen aficiones inconfesables"


Pregunta para Myriam Millán:

Me ha encantado el detalle de las máscaras personalizadas que se usan en los rituales. Me gustaría saber con la de qué personaje te quedarías tú y por qué.



Para más información:



Englobo esta reseña en los siguientes retos:






9 comentarios:

LAKY dijo...

Muchas gracias por participar en la.lectura conjunta. Me alegra que te haya gustado tanto como a mi.
Besos

Chema Fernández dijo...

He visto quqe todas vuestras reseñas son tan buenas que me animaré a comprarme el libro. Un beso! :)

Margari dijo...

Lo tengo que leer sí o sí.
Besotes!!!

Tatty dijo...

La tengo esperando en el lector y muchas ganas de leerla ya que Décima docta me gustó mucho
Besos

Manuela dijo...

Yo también lo he disfrutado un montón. A ver si me pongo pronto con Décima Docta.
Besos.

MaraJss dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo. Es una buena novela pero que necesita una revisión ortográfica y gramatical. También eché de menos haber leído "Décima Docta", los personajes de Nel y Natalia se me quedaron un poquito cojos.
Besos.

Shorby dijo...

Lo tengo más que puntado, que no paro de verlo reseñado con muy buenas opiniones!

Besotes

Francisco dijo...

Leyendo tu reseña ya me hace cambiar un tanto mi idea sobre esta novela, que no me atraía mucho pese al trasfondo histórico de la misma. Aunque también veo que si adolece de esas reiteraciones ortográficas y gramaticales me vuelven a hacer dudar. Quien se autopublica debe de tener cuidado con esto. Saludos.

Carmen Forján dijo...

Pues, si acaso, una vez sea revisada, puede que le dé una oportunidad. Esos fallos me parecen imperdonables, la verdad.
¡Besines, Isabel!

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;