viernes, 26 de julio de 2013

El talento de Nano (Mercedes Pinto Maldonado)

Buenos días blogueros,

El libro del que os quiero hablar hoy se titula El talento de Nano y es el primer libro que escribió su autora, Mercedes Pinto Maldonado, de la que ya he comentado anteriormente una obra suya: "Maldita" cuya reseña podéis leer aquí.


Recientemente Mercedes ha conseguido que Ediciones B se haga cargo de dos de sus novelas: Maldita y Pretérito Imperfecto, y el próximo año se publicarán en papel. De momento os dejo los enlaces a estas dos novelas, por si les queréis echar un vistazo.


SINOPSIS:

Nano es un muchacho tímido, frágil y despistado, abocado a una prolongada soledad por el rechazo constante al que se ve sometido por sus compañeros. Este aislamiento involuntario, indirectamente, le ayuda a pasar muchas horas haciendo lo que más le gusta: escribir y dibujar. Las largas horas de retiro que pasa en su cuarto dan lugar a que desarrolle una gran imaginación, y es precisamente esta fantasía la que finalmente le da la oportunidad de ser escuchado y aceptado por los chicos de su edad.


OPINIÓN:

Nos encontramos ante un libro juvenil. Su protagonista, Nano, es un niño de trece años y con un aspecto físico poco favorecedor (escuálido, con grandes orejas, nariz puntiaguda y gafas). Su hermano mayor no le hace caso, su padre viaja la mayor parte del tiempo y no le ve demasiado a menudo y su prima Tina, sólo le llama cuando le interesa que arregle su ordenador (por el interés te quiero Andrés, que suelen decir). En cambio para Nano, ella es toda una princesa. Tienen la misma edad, van a la misma clase y viven bastante cerca el uno del otro. 


Nano sabe que no tiene amigos, pero no parece importarle demasiado y es feliz compartiendo su tiempo y vivencias con Perro Weno, su perro. Nano, que en realidad se llama Antonio, habla con él largo y tendido. En cambio con su  familia y conocidos apenas si intercambia monosílabos.

La autora ha añadido unos dibujos a color que se muestran a lo largo del libro y que son el fiel reflejo de lo que vamos leyendo.

Con este libro, Mercedes nos lleva hasta la edad de trece años, en la que nos hace ver y recordar cómo los niños son crueles sin proponérselo porque no piensan en las consecuencias de sus actos, no tienen empatía con los demás y se fijan mucho más en el aspecto físico que en el interior. Y precisamente estos son los motivos que llevan a Nano a sentirse solo, sin amigos. 

Excluido a veces por los demás: 
"Todo el mundo trataba a Nano como si no se pudiese contar con él para nada importante, lo veían frágil, incapaz de sobrellevar su propia vida, de manera que lo dejaban a un lado como haciéndole un favor, pero no se lo hacían, sólo conseguían aislarle y que se reafirmara en la idea de que no valía para nada, a veces la gente en su manía de proteger sólo consigue el efecto contrario."
y otras por sí mismo. 
"Su falta de confianza en sí mismo era lo que lo excluía de todo". "Tenía la sensación de que nada de lo que hiciera podía ser valorado".

Nano es despistado pero sensible, con una mirada brillante e inocente. "Su ensimismamiento, su imaginación, sus ausencias, su despiste, su timidez ... era lo que hacía que su apariencia fuese tan especial". Y es que " a Nano no le pasaba nada parecido a los hombres que conocía, y no podía compartir con ninguno sus sueños. Mientras él soñaba con ser un gran escritor, su padre y sus amigos anhelaban un camión más grande y más moderno."

En el colegio las cosas tampoco eran muy diferentes. Su facilidad para tropezar, sus mediocres notas, su aislamiento del resto de alumnos, su poca facilidad de palabra a la hora de expresarse y explicarse en público hacían de él el blanco perfecto de las burlas de algunos compañeros. De todas las asignaturas que tiene en la escuela, a Nano la que más le gusta es la clase de lengua. Don Rafael, "su profesor no sólo se dedicaba a enseñar el significado de las palabras y a construir oraciones correctamente, que ya era muy importante para la empresa que él tenía pendiente, además enseñaba a inventar historias, tanto de forma escrita como hablada". El problema con el que siempre se encontraba Nano es que nunca lograba terminar esas historias en la hora de clase que tenían, y es que su imaginación le llevaba a historias muy elaboradas en las que sus personajes corrían más de una aventura increíble. Pero un día el profesor de lengua, habló con él en privado y le dio "la oportunidad de acabar su relato con todo el tiempo del mundo, y no iba a desaprovecharla" porque "no podía dejar pasar esta oportunidad de demostrar a Don Rafael que era capaz de mucho más de lo que aparentaba en clase".

En este punto Mercedes nos demuestra de lo que es capaz en un relato infantil, demostrando su gran capacidad de imaginación. Y es que nos cuenta una historia (la que se inventa Nano para la clase de lengua) dentro de la propia historia. Ambas parecen querer interactuar y Nano encontrará un gran apoyo en su historia inventada para animarse y darse cuenta de lo que es y de lo que vale. "Si das rienda suelta a tu imaginación vivirás las historias más excitantes y solucionarás tus problemas más reales". Las dos historias son preciosas.

"El talento de Nano" es una historia muy emotiva e interesante. Te pones en el lugar de nuestro protagonista, y sufres con él las desventuras que le ocurren a lo largo de la obra, al igual que te emocionas cuando él lo hace, y ansías que todo salga bien y se haga justicia. Quieres que dejen de meterse con él, que le vean como tú lo ves a través de las palabras de Mercedes, que le demuestren su apoyo y que se relacione con gente de su edad para jugar, para estudiar, para reír. En definitiva, para vivir como se vive con trece años.

Mercedes, además, nos recuerda los sentimientos inocentes de lo que podríamos llamar el primer amor:

"Y allí estaba él, parado frente al palacio de su princesa, con un paquete entre las manos mucho más grande que su contenido y la sensación de que un gran ejército de hormigas recorría todo su cuerpo como si estuvieran posesas".


El resto de personajes aunque hacen acto de presencia, no son tan llamativos como Nano. Tenemos a un padre al que le gustan mucho los refranes, el hermano mayor en edad de preocuparse por sí mismo, una madre protectora, una prima que va evolucionando con la historia y descubriendo el ser humano que se esconde tras de Nano, los profesores del colegio que actuarán siguiendo unas pautas y no usando el sentido común, los compañeros de clase que actuarán como niños que son, etc. 

Y es que Mercedes nos transporta a un mundo mágico, de ilusión y optimismo a pesar de los problemas. El talento de Nano es una historia de superación, de fe en uno mismo, de fantasía, de imaginación, de inocencia. Una historia que nos enseña valores como la amistad, el trabajo, el esfuerzo, el compañerismo, la solidaridad, las preocupaciones de los profesores respecto a sus alumnos, y las relaciones personales.

Tampoco nos podremos olvidar de la ley natural "esfuerzo - recompensa". Una historia donde unos padres logran ver los deseos reales de su hijo, y que son capaces de sacrificar mucho y sacar de donde no pueden con tal de que su hijo sepa que se preocupan por él, y que están ahí para ayudarle. Una historia que nos enseña que lo diferente no tiene por qué ser malo, y que no hay que tenerle miedo.

Y como no, nos muestra la relación de cariño, de amistad, e incluso de empatía que se forma entre Nano y Perro Weno. Una historia que nos habla de la honestidad, de los sueños y de la confianza en uno mismo para poder perseguirlos.  "Debía seguir trabajando en lo que era su sueño para tener algo que ofrecer a los demás. Y lo único que creía hacer bien y le gustaba de sí mismo eran sus historias".

En definitiva, una historia muy entrañable con la que entretenerte y aprender o recordar cosas tan interesantes como: 
"Al pasearse por aquella escena en la que se veía tan fuera de lugar, comprendió la diferencia entre el precio de las cosas y su verdadero valor". 
"La grandeza de un hombre no se mide por sus éxitos, sino por su capacidad de lucha".

"El talento de Nano" es una historia que ningún niño debería perderse.



12 comentarios:

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Coincido contigo en todo, es una historia sencilla y emotiva, muy agradable de leer, con un personaje entrañable :) De Mercedes lo que he leído me ha gustado siempre. Besos

Concha Fernández - De Lector a Lector dijo...

No me he estrenado todavía con esta autora y tengo ganas. De momento por lo menos ya he descargado dos de sus novelas en el libro electrónico, por algo se empieza. Un beso.

Freyja Valkyria dijo...

Hola guapa!!!

Pues así de primeras pensaba que no iba a interesarme, pero a medida que he ido leyendo tu reseña... sí, que sepas que me has convencido ;D Me lo apunto.

Un besote!!!!

Margari dijo...

Pues tengo que leer este libro, que esta autora me convenció totalmente con Pretérito imperfecto. Y por tu reseña, me parece que voy a disfrutar mucho también con esta lectura.
Besotes!!!

Mercedes Pinto dijo...

Sabes, he tenido un día muy duro, mil frentes en los que combatir, pero acercarme a tu blog y leer esta preciosa y elaborada reseña... Bueno, que me has dado la vida cuando estaba casi muerta.
Me ha encantado, por mil razones, pero sobre todo porque has sacado el espíritu de la historia; porque me doy cuenta de que me he comunicado contigo.
Gracias es poca cosa para agradecer esta sorpresa, pero ¡¡GRACIAS!!
Un abrazo.

Tatty dijo...

No lo he leído pero sí que me apetece ya que de Mercedes leí hace un tiempo Maldita y me gustó mucho, por lo que tengo ganas de repetir con ella. Además de todos sus libros veo reseñas muy positivas
besos

albanta dijo...

He leído algo de esta autora y me gustó. Tengo otros libros en el lector pero este no es el que más me llama la atención.

Isabel dijo...

Hola Isa, este lo dejo pasar que no me llama mucho la atención. Besitos.

Ana Blasfuemia dijo...

Pues yo me lo llevo anotado, que me has convencido.

Gracias y un saludo!

EldanY dalmaden dijo...

Uhmm, eso de que es despistado ya me ha caído simpático Nano. Es de los míos.

Yo estoy en fase Mundodisco, masoca que es uno...

Saludetes

Shorby dijo...

Tengo ganas de leer algo de esta autora... lo que no sé es por cuál empezaré =)

Besotes

Isabel Macías dijo...

Buenos días a todos,

La verdad es que este libro tiene encanto por sí solo. Hablamos de un libro juvenil, pero del que podemos aprender muchas cosas. Está contado de una manera muy amena, ágil y de fácil lectura.

La historia de Nano, dentro del propio libro también es fantástica en muchos sentidos.

Saludos.

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;