lunes, 8 de mayo de 2017

Sé lo que estás pensando (John Verdon)

Buenos días blogueros,

Hace mucho tiempo que el título del libro que hoy reseño me encandiló. Durante años lo he tenido esperando pacientemente en la estantería pero ya le ha llegado su turno: Sé lo que estás pensando de John Verdon




SINOPSIS:

Un hombre recibe una carta que le urge a pensar en un número, cualquiera. Cuando abre el pequeño sobre que acompaña al texto, se da cuenta de que el número allí escrito es exactamente el que había pensado. David Gurney, un policía ya retirado, se verá involucrado en el caso cuando un conocido, el que ha recibido la carta, le pide ayuda para encontrar a su autor con urgencia. Pero lo que en principio parecía poco más que un chantaje se ha acabado convirtiendo en un caso de asesinato que además guarda relación con otros sucedidos en el pasado. Gurney deberá desentrañar el misterio de cómo este criminal parece capaz de leer la mente de sus víctimas, para poder llegar a establecer el patrón que le permita atraparlo.



SU AUTOR:




John Verdon ha trabajado en varias agencias publicitarias en Manhattan como director creativo hasta que, como el protagonista de esta novela, se trasladó a vivir al norte del estado de Nueva York en un entorno rural.

Sé lo que estás pensando fue su primera novela, un éxito mundial y la primera de una trilogía que tiene como protagonista a David Gurney y que continúa con No abras los ojos y la tercer entrega No confíes en Peter Pan.


OPINIÓN:

Como os decía "Sé lo que estás pensando" es un título prometedor para una novela. Te sugiere tantas cosas de lo que puedes encontrar en el interior que no te quedan dudas a la hora de comprarlo. Su portada no se queda atrás y te hace pensar en la razón por la que los números centrales no son, como cabría suponer, 4 5 6. 

Sé lo que estás pensando es una novela con un narrador omnisciente. Está compuesto por 430 páginas divididas en 53 capítulos cortos que nos facilitan su lectura. Es la primera novela que escribió John Verdon y con la que obtuvo muy buenas críticas.

El protagonista principal se llama David Gurney, un detective de homicidios del Departamento de Policía de Nueva York, recientemente retirado. Se ha mudado junto a su mujer, Madeleine, a una casa del siglo XIX rodeada de prados y enclavada en el condado de Delaware.




La localización de la casa está escogida a propósito. Es un buen sitio, retirado del mundo, en el que poder olvidarse de la humanidad y disfrutar de la naturaleza. Pero lo que se supone que va a ser el retiro profesional de David acaba convirtiéndose en otro caso más para resolver.

Como personaje principal tenemos a David. A lo largo de la historia que nos narra la novela iremos conociendo su personalidad, la relación con sus familiares más allegados, sus penas y tragedias, su infancia y el partido que ha sacado a una mente tan analítica como la suya, muy acorde a la profesión que ha tenido hasta hace poco, y que le ha ayudado mucho en su pasado para resolver un sinfín de crímenes y convertirse en uno de los mejores policías pero que, a la vez como impedimento, no puede relegar a un segundo plano y no es capaz de parar de pensar que todo es un enigma a resolver.

"Misterios, no enigmas. Cosas que amar, no que descifrar"

Esta frase es lo que define mejor la diferencia entre David y su mujer Madeleine. Él siempre ve enigmas que resolver y descifrar en cualquier circunstancia o acontecimiento. Madeleine es una persona tranquila, amante de la naturaleza. Quiere disfrutar de lo que tiene, descubrir y deleitarse con las maravillas y los misterios de la naturaleza, saborear el presente lentamente. David, en cambio, tiene una mente más cuadriculada, incapaz de relajarse y disfrutar del momento. Es un hombre obsesionado con su trabajo, incluso ahora que se ha retirado. 



La historia da comienzo cuando un compañero de clase de la época de la universidad se pone en contacto con David y le urge a verse pues quiere que trabaje para él. El motivo: ha recibido una carta anónima escrita a mano y compuesta por un poema de 8 versos donde le incitan a pensar en un número. Cuando abre el sobre que han enviado junto a la carta comprueba que el número allí escrito es justo el que él acaba de pensar.

A partir de este momento empieza la narración del meollo de la trama del libro y lo que comienza siendo un pequeño juego mental acaba siendo la investigación de un asesino en serie. La variedad de lugares que se mencionan es alta pero no tanto como el número de personajes secundarios que aparecen a lo largo de la novela. El vocabulario que se usa es sencillo y se nota que John Verdon ha trabajado mucho la historia que nos cuenta. Los detalles y los giros que le da a los acontecimientos son muy interesantes y están bien explicados. Durante la investigación se valoran diferentes hipótesis sobre lo ocurrido y se desentrañarán las motivaciones del autor de las cartas. Algunas de ellas ya se nos habrán ocurrido; otras serán totalmente creíbles pero ni se nos habrán pasado por la cabeza. 

El ritmo es prácticamente el mismo durante la novela pero cabe destacar que en cambio la historia engancha de menos a más. La explicación que le doy es que hasta que no conocemos la personalidad de David no nos metemos de lleno en la investigación del caso y es justo en ese punto donde ya no quieres parar de leer. 



La trama es muy interesante pero, a pesar de que el libro me ha gustado y en breve comenzaré la lectura del segundo caso de David, No abras los ojos, personalmente esperaba más. He terminado la lectura de la novela, sé que ha estado bien pero me quedo con un sentimiento llano, plano, simple. Como si mi mente pensara, "Ya lo he leído. Ahora a por otro libro". 

Debo decir que las expectativas que tenía puestas en este libro eran muy altas. Por un lado expectativas propias. Como os comentaba al principio el título y la portada me hicieron suponer lo mejor de lo mejor. También ha pasado mucho tiempo desde que compré el libro hasta que me he decidido a leerlo. Tal vez eso haya mantenido esas expectativas en stand by. Por otro lado este libro ha cosechado muy buenas críticas. Sumándolo todo podría decir que esperaba algo que me tuviera en vilo durante toda la novela pero Sé lo que estás pensando, a pesar de que es interesante, no tiene ese adictivo que te engancha fuertemente y no puedes escapar.

Todos los personajes son creíbles y variopintos. Me quedo con la buena impresión que me ha dado Madeleine. Una señora muy inteligente, dueña de su vida, reflexiva, con la dosis justa de ironía, con unas habilidades asombrosas y una capacidad de decisión impresionante. La pena es que se vea, como suele pasar en la vida cotidiana, tan poco acompañada en sus aficiones por su marido.  

En definitiva, Sé lo que estás pensando es una novela con una trama de investigación policial muy interesante, muy bien contada y trabajada con un elenco de personajes variado y unos planteamientos para la resolución del caso totalmente interesantes. La narración es cuidada y a pesar de que me ha gustado y repetiré con el autor esperaba algo más.


Para más información:

6 comentarios:

Aylavella dijo...

A mí me parecieron novelas entretenidas. Para pasar un buen rato. Es verdad que son similares a muchas otras, pero la función de entretener la cumplió.
Besos

drozadal/daniel dijo...

Leí esta novela hace años y no tuve esa sensación de "a por otro libro". Me pareció intrigante. Tal vez al ser una primera novela siempre el autor tiene cosas por pulir, cosa que creo que ha conseguido en sus otras novelas.

Un saludo!

La Isla de las Mil Palabras dijo...

Me gustó mucho en su momento, leí el segundo también y el tercero está esperando turno.
Estoy de acuerdo contigo en que va de menos a más, hasta que no lo puedes dejar.
Besos

MaraJss dijo...

Lo leí hace años y en mi caso predominó la sensación de que no me había llenado, como dices, de que era demasiado llano. No continué con la saga y dudo que lo haga.
Besos.

Margari dijo...

Todavía no me he estrenado con este autor y mira que lleva tiempo entre mis pendientes. A ver cuándo me animo.
Besotes!!!

Xavier Beltrán dijo...

A mí el final me decepcionó bastante, esperaba otra cosa. No descarto volver a leer al autor porque me gustó el perfil del protagonista.

Un besito.

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;