viernes, 31 de julio de 2015

Gente que viene y bah (Laura Norton)


Buenas tardes blogueros,

¿Habéis leído algo de Laura Norton? Yo me quedé con la espinita de su primera novela No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, y me he animado con su segunda obra: Gente que viene y Bah. Y os digo que es una obra imprescindible para divertirse, reír y alegrar nuestras vidas.



SINOPSIS:


¿Cuántas probabilidades hay de que te toque el gordo de la lotería? ¿O de que el chico con el que estás a punto de casarte se líe con la presentadora más guapa de la tele la misma semana en la que además pierdes el trabajo?

A Bea le acaba de pasar (excepto lo de la lotería); así que decide huir y refugiarse en la casa de su excéntrica familia buscando un poco de paz, aunque acabará trayendo el caos a la vida de todos. Bea es así. En esta novela vas a encontrar un mercedes rosa, una casa en los árboles, un pelirrojo de caerse de espaldas (literalmente), muchas risas y unas cuantas lágrimas de esas que se lloran a gusto, que te liberan y te reconcilian con la vida. Una historia con la que descubrirás que siempre hay algo bueno esperándote a la vuelta de la esquina. Si sabes verlo. Y si no la cagas.


SU AUTORA:


Laura Norton inició en 2014 una exitosa carrera literaria con su primer título No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, un libro con el que ha conseguido ganarse el favor de decenas de miles de lectores y del que ya se está preparando su adaptación al cine.


OPINIÓN:


No sabía muy bien cómo comenzar esta reseña. Quería transmitiros fielmente todo lo que he sentido con ella y no me salían las palabras. Ha tenido que ser hoy, el día en el que he visto a una chica con Síndrome de Down viniendo de la playa con su familia, para que me salgan solas. Para los que no estéis familiarizados con esta enfermedad sólo os digo que son personas muy cariñosas, sensibles y sinceras. Ellas siempre te van a querer y nunca te van a engañar. Pues bien, como os decía hoy he visto a esta chica riendo. Ha sido una risa fresca, alegre y sincera como la de un niño, una risa contagiosa que incluso yo estando en la otra acera he sonreído tan sólo de verla reír. Es una risa que sale de forma espontánea de su interior y que te hace sentirte bien. Esto es precisamente lo que he sentido al leer Gente que viene y bah: frescura, ilusión, alegría, bienestar.


Imágenes sacadas de Google


Gente que viene y bah nos presenta a Bea, una protagonista desquiciada a ratos. Trabaja como arquitecta en un estudio de arquitectura, a la sombra de su novio a pesar de ser ella la que hace la mayor parte del trabajo, de la que salen las ideas, la que pone más entusiasmo. Pero su novio tiene mucha labia, y es capaz de meterse en el bolsillo a quien haga falta. Es gracias a él que los proyectos de Beatriz cobran vida. Son una especie de complemento. Ella aporta las ideas y él hace la parte de marketing y relaciones públicas.

Hay un refrán que dice "A perro flaco, todo son pulgas". ¿Lo conocéis? Pues bien con esta mujer tenemos un claro ejemplo. 

Llegará un día en el que, por razones que ya conoceréis, Víctor (el novio) acaba besando a otra mujer, una presentadora de televisión, y Bea les pillará. Además se enterará de que van a despedirla en breve, así que se lía la manta a la cabeza y decide ir al pueblo, a casa de sus padres, a refugiarse y llorar sus penas sin que nadie la moleste y pensar con tranquilidad qué le deparará el futuro.



Laura Norton nos cuenta esta historia en primera persona, lo que da la sensación de que es la misma Beatriz la que te lo cuenta. Es como un monólogo, y te imaginas que ella está presente ahí delante y te está contando lo que le ocurre. Te ves en el escenario en el que ella actúa. Y es que el tono en el que la autora nos cuenta la historia te hace vivir todas las aventuras, te hace sentir uno más de la familia, tú eres Bea y lo que le pasa a ella te está pasando a ti, y eres tú la que reacciona de esa manera tan peculiar, tan diferente, tan BAH.


"Muchas veces necesitas irte de los sitios para apreciarlos en lo que valen. Somos así de lerdos"


Además me he identificado mucho con la protagonista, con esos prontos que sólo ella puede tener, con esas circunstancias tan especiales que la rodean. Y es que Bea es una chica muy impulsiva y sus reacciones ante lo que le ocurre en la vida son fantásticas. Destaco de ella ese ímpetu, ese tesón, esa fuerza, esa determinación y esfuerzo, ese toro de miura que lleva dentro y que ataca allá donde ve algo rojo... :-)

Su familia no tiene desperdicio. Son un encanto, pero a cada cual más peculiar, extravagante y raro. Les coges cariño a todos. Son unos personajes con una personalidad muy definida y Laura Norton consigue que sean muy creíbles todos y cada uno de ellos. Creo que la autora en este aspecto ha hecho un gran trabajo.

Hasta que no leáis el libro no podréis saber lo que es el "fabari" de León, el hermano de la protagonista, pero os puedo jurar que no puedo parar de reír tan sólo de recordar la escena en la que la madre se entera.



El lenguaje que usa la autora es sencillo pero bien pensado. La narración es ligera, fresca, divertida, amena. Las páginas pasan volando una detrás de otra y sin darte cuenta casi has ventilado cien páginas en un momento.

Gente que viene y bah comienza muy fuerte tocando el tema humor y luego se va suavizando y abordando el romanticismo. Es decir, el humor va de más a menos y el amor de menos a más. Está muy compensado.

¿Habéis tenido alguna vez la sensación de querer leer algo pero no saber dónde encontrarlo? Yo muchas veces he deseado leer algo que me hiciera reír. Muchas veces me he encontrado con novelas cuyas historias arrancan una leve sonrisa de mis labios, otras que me parecen simpáticas, y otras de agradable lectura. Pero no son lo que buscaba. He leído comentarios sobre si Laura Norton es autor o autora. A mí sinceramente me da igual. Lo que realmente me importa es que ha sabido conectar conmigo, que me ha hecho reír aún cuando quería aguantarme las ganas y no lo he podido evitar, cuando he pensado que la gente iba a creer que estaba loca mientras en la peluquería sentada leía un libro y no paraba de reír, sola, a carcajada limpia y que cada vez que pienso en Bea me levanta el ánimo.



He leído una noticia en este enlace en la que nos comentan que también esta obra, al igual que su anterior, será llevada a la gran pantalla gracias a la compra de los derechos que ha ejercido la productora Zeta Cinema sobre el libro. Y me alegro porque creo que se lo merece. Es una novela cuyos personajes te dejan un buen recuerdo tanto de ellos como de sus alocadas vivencias.

No suelo releer los libros. Lo he hecho en contadas ocasiones (Víctimas de Dean R. Koontz, la trilogía de La cazadora de sueños de Lisa McMann y Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza). Y puedo aseguraros que Gente que viene y Bah se une a la lista. Y es que Gente que viene y Bah es un libro para releer. Me he reído mucho y bien. Me ha cargado de energía, me ha alegrado los días de su lectura, me ha levantado el ánimo, me ha hecho sentirme viva.

Un consejo: si te da vergüenza que te vean riendo sola mientras lees, no lo hagas en la calle, el tren, el autobús o en la peluquería, porque no podrás evitarlo.

¿Os la he recomendado? Pues a por ella: compradla, buscadla en las bibliotecas, pedídsela a vuestros amigos, pero LEEDLA. Yo la tengo guardada para una segunda lectura, porque las ganas de reír no deben faltar nunca.


"Lo malo siempre llega antes de lo que quieres, porque no querrías que llegara nunca"


Si queréis ver el book trailer podéis hacerlo aquí.


Para más información:




Englobo esta reseña en los siguientes retos:





11 comentarios:

Xavier Beltrán dijo...

¡Vaya! Veo que incluso te ha gustado más que la primera. Habrá que darle una oportunidad a esta autora, se está haciendo con un interesante hueco en el mercado editorial.

Un besito.

albanta dijo...

NO voy a ir a buscarlo pero si se pone a tiro lo leería.

LAKY dijo...

Yo tengo la primera sin leer y ésta también me apetece. A ver si les hago un hueco
Besos

Fesaro dijo...

Ya por el título me ganó para su lectura y con las reseñas lo tengo apuntado para hacerme con él algún día porque estas lecturas frescas y divertidas son auténticos comodines para cualquier momento

Shorby dijo...

No me importaría leerlo =)

Besotes

Isabel dijo...

A priori no me llamaba la atención pero si dices que es divertido igual me animo. Besos.

MaraJss dijo...

Pues mira que es un título que tenía descartado, no por reseñas ni opiniones, sino simplemente porque el título y la portada me hacían pensar en una novela chicklit más, un género que me va nada. Pero después de esta reseña, no creo que pueda decirle que no si me cruzo con ella.
Besos.

Voz en off dijo...

El título me gusta!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Oischhh, cuánto entusiasmo, hasta para releer. El caso es que por alguna parte había visto a alguien que le había gustado y acabas de sacarla del cajón de mi memoria. Me gusta eso de que recargue de energía y las risas, vale, me la tendré que llevar.
Besos

Francisco dijo...

Se nota que has disfrutado con su lectura. La tengo más que apuntada. Saludos, Paco.

Teresa dijo...

Tengo muchas ganas de estrenarme con esta autora, aunque ya no sé si hacerlo con éste o con el anterior.
Un beso.

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;