martes, 14 de enero de 2014

Aceptamos lagarta (Miriam Lavilla)

Buenos días blogueros,

Aquí me tenéis con la primera reseña del año. Pertenece a una lectura conjunta que organizó Laky del blog Libros que hay que leer, y me apunté porque el título de la obra prometía muchas risas: Aceptamos lagarta como princesa de cuento, escrita por Miriam Lavilla y publicado por Alentia Editorial.


Aceptamos lagarta (Miriam Lavilla)
Agradezco a Laky el sorteo y a Miriam y Alentia Editorial el ejemplar digital.


SINOPSIS:

Ariel es un pobre infeliz que arrastra un pasado sentimental completamente desastroso. Tiene tal repertorio de fracasos amorosos en su haber que asustaría al más valiente. Aunque no sólo él, sus amigos también. Lo cual le ha llevado a creer que el tira y afloja en materia amorosa es lo normal. Esto, lejos de desalentarle, ha hecho que busque a la fémina que le haga feliz con más ansia si cabe; ya sea para un ratito o para el resto de su vida. Intentona tras intentona verás cómo el iluso se ve envuelto en mil y una relaciones delirantes con mujeres de todo tipo que le llevarán por el camino de la amargura: La amiga, la Diosa, la siamesa, la ninfómana, la trepa, la rara, la amita de su casa, la madura, la adolescente, el brazo tonto de la ley, la tarántula, la indecisa… Y un sin fin más de personajes desternillantes que te harán reír a carcajadas. Después de todo, mandar a hacer gárgaras a la princesa y quedarse con la rana quizá no sea tan mala idea. 

“Aceptamos Lagarta como Princesa de Cuento” llega como la guía imprescindible para el hombre de hoy en día que, como su protagonista, aún anda preguntándose qué hizo mal. Aunque esta historia no sabe de sexos. Si tienes sentido del humor y sabes reírte de ti mismo disfrutarás hasta su última página. Así que ya sabes, no te pierdas la novela que ha revolucionado el género del humor. Un libro que ellos leen para entenderlas y que ellas compran para saber qué narices les pasa. Está claro que la guerra de sexos está servida, ¿te lo vas a perder?



SU AUTORA: (sacado de www.lecturalia.com)

Aceptamos lagarta (Miriam Lavilla)
Miriam Lavilla

Miriam Lavilla es la autora de Aceptamos lagarta como princesa de cuento. Nació en Madrid en 1967. Estudió Hostelería y Turismo para dedicarse al mundo de las telecomunicaciones. Después de acudir a cursos de escritura creativa decidió dedicarse a la literatura. Sus novelas están dedicadas al público contemporáneo y presentan un cierto sentido del humor.

Aceptamos lagarta como princesa de cuento es su tercera novela, publicada con Alentia Editorial. La primera se publicó en 2009 con el título Aceptamos marido como animal de compañía, a la que siguió en 2010 su segunda obra titulada Y para qué quiero enemigas.



OPINIÓN:


La autora Miriam Lavilla, tiene claro lo que pretende con este libro, y nos hace partícipes en el prólogo del mismo, en el que nos comenta: 

"Si anhelas disfrutar de literatura de culto, cierra este libro".
"Si lo que deseas es una lectura profunda para analizar y meditar, cierra este libro"
"Si esperas una gran biografía de algún personaje histórico, relevante o famoso, cierra este libro"

Igualmente, nos dice que Aceptamos lagarta como princesa de cuento "es la historia de un "Ariel de la vida", un tipo madrileño que no es muy guapo, ni muy feo, ni muy inteligente pero tampoco demasiado tonto.... un tipo del montón, corriente, como la gran mayoría."


Y efectivamente. Nuestro protagonista es un muchacho llamado Ariel (que tendrá que soportar varias bromas debido a su nombre), al que conoceremos desde el jardín de infancia y donde aprenderá valiosas lecciones de la mano de Marta, otra niña de su clase.

"Ya te ha quedado claro. "Novia" es una niña que te lleva de la mano a todas partes. Te da besos en la mejilla y te "marimandonea" todo lo que tienes que hacer y lo que no".

Aceptamos lagarta (Miriam Lavilla)


A lo largo de la obra nos iremos metiendo en la piel de Ariel. Veremos cómo pasa de niño a adolescente, y de adolescente a hombre. Pero eso no impedirá que siga siendo manipulado por las mujeres que pasan por su vida. Es un chico ingenuo, bonachón, simpático e inocente pero alterado por las hormonas.

También queda patente la actitud del sexo femenino. Y es que, independientemente de cómo nos llamemos, las chicas, en general, somos mandonas, posesivas, las que llevamos las riendas, las que tomamos las decisiones y las que parecemos tener las cosas más claras.

La autora hace un recuento del tipo de mujeres que existen: la trepa (esa que quiere ascender a costa de cualquier cosa), la siamesa (que nunca se separa de su amiga del alma, y cuando tiene que hacerlo sigue en continuo contacto con ella a través de cualquier medio como el móvil), la ama de casa (que sufre porque todo dentro del hogar esté a la perfección y espera que todos alaben el trabajo que ha realizado), etc. Y nos cuenta cómo vive el propio Ariel en sus carnes las relaciones con cada una de ellas. ¡Qué penita da el pobre! 

Menos mal que todo hombre bueno tiene a su lado a una amiga del alma. Esa amiga que lo acompaña en las penurias, que le aconseja cuando se encuentra perdido, que escucha cuando lo necesita. Una buena amiga que está ahí cuando hace falta

Y por supuesto, no podemos olvidar a los amigos de Ariel. Los hay de todos los tipos y para todos los gustos. Con todos estos ingredientes, Miriam Lavilla, genera a lo largo de la historia, algunas situaciones cómicas. Aunque si he de ser sincera, creo que empieza con mucho ritmo y aumenta mucho las expectativas de divertirse, para luego mantener un ritmo constante, y que esas expectativas no se vean cumplidas. 

En esta obra, queda reflejada la poca información sobre el sexo en general y sobre el sexo contrario que se ofrece a los menores, teniendo estos que guiarse por la opinión de amigos, lo oído de otras chicas mayores, o lo visto en televisión.

Aceptamos lagarta como princesa de cuento es, en definitiva, una novela en la que predominan los diálogos y, por tanto, muy fácil de leer. La pega, como comentaba anteriormente, es que casi todo lo que ha hecho que me desternille estaba al principio (como por ejemplo la definición de novia), por lo que la obra va de más ritmo a menos, perdiendo así un poco de interés en ella. Aunque no deja de cumplir su fin: entretener por un lado, y conseguir una autocrítica de nuestro comportamiento, como chicas que manejamos a diario al Ariel con el que compartimos nuestra vida. 



Si te apetece saber más sobre la novela, o leer otras opiniones visita: Aceptamos Lagarta Como Princesa de Cuento

11 comentarios:

EldanY dalmaden dijo...

Puede ser entretenido, pinta tiene de ello.
Feliz martes y 14 :)

susana palacios dijo...

A mi me pareció un libro muy divertido, besotes

LAKY dijo...

¡Pues fíjate que a mí, en cambio, me pareció que iba de menos a más!
Muchas gracias por participar en la lectura conjunta y por tu reseña.
Besos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Sobre todo te agradezco la sinceridad en la reseña, esta es una de esas historias que se leen por desconectar. Puede que no matadora de la risa pero bueno, ha cumplido el objetivo :)
Un beso

Freyja Valkyria dijo...

Hola guapa!!

A pesar de que el ritmo del libro decaiga un poco a medida que avanza la historia la verdad es que puede ser entretenido, así que me lo voy a apuntar :D

Un besote!!!

Tatty dijo...

Justo vengo de leer otra reseña del mismo libro y si se cruza en mi camino le daré una oportunidad porque este tipo de lecturas me suelen gustar, aunque es una pena que vaya de más a menos
Besos

Ana Blasfuemia dijo...

En principio no es un libro que me atrae, aunque sea de fácil lectura, tengo que seleccionar sí o sí lo que añado en la lista porque corro el riesgo de que se desborde ;)

Besos

Margari dijo...

Muchas reseñas positivas está teniendo esta novela. Pero no termina de llamarme la atención. Me alegra que la hayas disfrutado.
Besotes!!!

Francisco dijo...

Estoy viendo que las reseñas son todas positivas, aunque veo que no con el mismo entusiasmo. No me llama mucho, en principio. Saludos.

Teresa dijo...

No termina de convencerme, así que no creo que me anime con su lectura.
Un beso!

Margaramon dijo...

A pesar de vuestras reseñas positivas, no termina de llamarme.
Besos

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;