lunes, 24 de abril de 2017

El corazón de las tinieblas (Joseph Conrad)


Buenos días blogueros,

La novela de la que os voy a hablar hoy se publicó primeramente como cuento en 1899 y posteriormente como libro en 1902. Se titula El corazón de las tinieblas y fue escrita por Joseph Conrad.





SINOPSIS:


A través de un personaje ficticio (el viejo marinero "Marlow"), Conrad describe una travesía por el río Congo en busca del señor "Kurtz" que es el jefe de una explotación de marfil. El encuentro con Kurtz, será la confirmación de la hipócrita actitud colonialista y pone en tela de juicio su carácter de cruzada moral y comercial. El director de cine Francis Ford Coppola se basó en este breve relato para su película Apocalypse Now, que si bien estaba ambientada en la guerra de Vietnam, mantenía el espíritu del relato de Conrad.


SU AUTOR:




Józef Teodor Konrad Korzeniowski más conocido como Joseph Conrad, novelista británico de origen polaco (1857 - 1924), ha sido considerado como uno de los grandes escritores modernos en lengua inglesa. 

El conjunto de su obra se caracterizó por significar una profunda exploración de la vulnerabilidad y la inestabilidad moral del ser humano. Su vida en el mar y en puertos extranjeros constituyeron el telón de fondo de casi todos sus relatos, pero su obsesión fundamental fue la condición humana y la lucha del individuo entre el bien y el mal, que reflejó en sus escritos con un estilo rico y vigoroso y una técnica narrativa que se sirvió con habilidad de las interrupciones en los discursos cronológicos.

Está considerado como uno de los más grandes novelistas de la Literatura Universal.



OPINIÓN:

El corazón de las tinieblas es un libro que Joseph Conrad escribió basándose en la experiencia propia de su viaje al Congo (África). Para ser sincera diré que no me ha gustado. No es un libro que vaya a releer ni a recomendar a nadie. ¿Por qué?  Os lo cuento a continuación.


"Yo, que estaba acostumbrado a largarme a cualquier parte del mundo en menos de veinticuatro horas, con menos reflexión de la que la mayor parte de los hombres necesitan para cruzar una calle, tuve un momento, no diría de duda, pero sí de pausa ante aquel vulgar asunto."


Conrad nos cuenta esta historia a través de uno de sus personajes, Marlow, que se ha quedado sin trabajo y gracias a la influencia de una tía consigue que lo asignen como capitán de un barco de vapor. Su objetivo es adentrarse en la selva africana y rescatar a Kurtz, un agente comercial que ha caído enfermo. Marlow no le conoce pero durante su búsqueda escucha hablar tanto de él que se hace una imagen completamente idealizada. 




El libro, de 176 páginas, se estructura en tan sólo tres capítulos. Como la narración es un monólogo, apenas interrumpido, y sus capítulos tan largos que no dan descanso, la historia se hace algo pesada y monótona. El argumento que se narra es sencillo y su vocabulario muy rico. Como pega está adornado en mi opinión con tantas descripciones, adjetivos y comparaciones para cualquier suceso que uno acaba abrumado.


"Los relatos de los marinos tienen una franca sencillez: toda su significación puede encerrarse dentro de la cáscara de una nuez."

El corazón de las tinieblas está situada a finales del siglo XIX en un Congo que está siendo colonizado. Los nativos son tratados como inferiores, como esclavos. Son gente a la que someter (y matar si es necesario) para conseguir marfil. Se les echa la culpa de todo lo que ocurre y les castigan por cualquier incidente que acontezca hasta prácticamente dejarles morir, ya sea no rendir suficiente o un incendio fortuito. 

"Eran conquistadores, y eso lo único que requiere es fuerza bruta, nada de lo que pueda uno vanagloriarse cuando se posee, ya que la fuerza no es sino una casualidad nacida de la debilidad de los otros."



La historia comienza a ser narrada desde un barco llamado el Nelli, en el que Marlow le cuenta a la tripulación cómo fue ese viaje que le llevó hasta el corazón de las tinieblas. Para ello Conrad usará las primeras páginas para hablarnos de la niebla, una niebla en el río en la que deberán adentrarse con sumo cuidado. Una niebla que tiene un significado que se irá descubriendo a lo largo de la lectura.



Marlow irá cambiando su forma de pensar durante su trayecto en barco. Su idea original de los nativos es la preconcebida de Inglaterra en aquella época, la misma de todo aquel que no se ha adentrado en África, la de todos los que no conocen o no quieren conocerlos. Creen que son salvajes que hay que doblegar. Pero poco a poco los irá viendo tal y como los ve Kurtz, como seres humanos que simplemente viven de otra manera. Y se sentirá fatal por la maldad ajena, por la falta de escrúpulos, por el modo de actuar tan irracional, por dejarse llevar y no pensar en las consecuencias, por las estúpidas normas sociales. 

"Es imposible comunicar la sensación de vida de una época determinada de la propia existencia, lo que constituye su verdad, su sentido, su sutil y penetrante esencia. Es imposible. Vivimos como soñamos ... solos."

Es una historia que leemos y parece que no hemos entendido nada en absoluto. Necesitamos unos días para reflexionar, para darnos cuenta de todo lo que hemos absorbido inconscientemente con su lectura y poder sacar algo de jugo a las palabras de Conrad.


"Me parece que estoy tratando de contar un sueño ... que estoy haciendo un vano esfuerzo, porque el relato de un sueño no puede transmitir la sensación que produce esa mezcla de absurdo, de sorpresa y aturdimiento en un rumor de revuelta y rechazo, esa noción de ser capturados por lo increíble que es la misma esencia de los sueños."


En el argumento de esta novela está basada la película Apocalipsis Now dirigida por Francis Ford Coppola en 1979 con Marlon Brando, Martin Sheen y Robert Duval como protagonistas principales.


"¡Es curiosa la vida ... ese misterioso arreglo de lógica implacable con propósitos fútiles! Lo más que de ella se puede esperar es cierto conocimiento de uno mismo ... que llega demasiado tarde..."



Para más información:

2 comentarios:

MaraJss dijo...

La verdad es que no me seducía demasiado, más allá de esa edición tan sugerente, y visto lo visto, creo que me equivoco si la dejo pasar.
Besos.

Margari dijo...

Lo leí hace años y me costó un poco terminarlo, tengo que admitirlo. Pero sí, son muchas los pensamientos, las reflexiones que te provoca. Creo que hoy le sacaría más jugo a su lectura. Muy buena reseña!
Besotes!!!

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;