lunes, 13 de julio de 2015

Me emborraché para olvidarte (Alba Corpas)

Buenos días blogueros,

Teresa del blog Leyendo en el bus nos recomendó este libro de Alba Corpas. Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble prometía ser una novela fresca y divertida. Así que no pude resistirme a ir a comprarlo poco después de que ella lo sugiriera.




SINOPSIS:


Lily Olsen es redactora en Di Sole, una de las revistas de moda más importantes del país. Después de cuatro años de duro trabajo, cree que ha llegado el momento de que la asciendan, pero, en lugar de eso, su jefe decide prescindir de ella. 

Con casi treinta años, Lily debe comenzar de nuevo. Para sobrellevar su nueva vida, en la que parece que Murphy y la mala suerte se han instalado para quedarse, cuenta con sus excéntricas amigas, las En­saladilla, y con su peculiar familia. Todo se complica aún más cuando, sin quererlo, conoce a Ian, un caballero de noble ar­madura y perfecta sonrisa, que le hará cuestionarse su planteamiento vital de soltera existencial que había elegido tras haber sido plantada en el altar años atrás. 


Llegados a estos extremos, ¿no sería me­jor olvidarse del mundo y emborracharse hasta verlo todo doble?



SU AUTORA:



Alba Corpas es licenciada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Especializada en comercialización digital, es directora de Marketing y Comunicación en una empresa tecnológica, trabajo que compagina como redactora en dos periódicos online. Además, intenta entenderse a sí misma, cosa nada fácil, estudiando Psicología, aunque, de momento, lo único que ha comprendido es que la locura que la acompaña ha sido la verdadera musa de esta historia. 

Como la protagonista, nunca ha cesado en su intento de cumplir el mayor de sus sueños: plasmar sus propias anécdotas en las páginas de un libro. Por ello, siempre ha dedicado gran parte de su tiempo a escribir en su propio blog de Rubia Neurótica, «Cómo sobrevivir a mí misma y no morir en el intento», además de algunos relatos cortos, como Te lo prometo, que formó parte de la antología de romántica histórica 152 Rosas Blancas. 


Encontrarás más información sobre la autora y su obra en: Twitter: @albuli y <https://www.facebook.com/albacorpasescritora>.



OPINIÓN:


Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble es una novela de 413 páginas, divididas a su vez en tres partes y cuenta con un total de 36 capítulos. Como os comentaba lo compré con mucha ilusión porque me apetecía leer algo fresco, ligero y que me hiciera sonreír y el título prometía.

Alba Corpas nos cuenta en tercera persona la historia de Lily, una chica rubia de 29 años, guapa y trabajadora que sin ton ni son es despedida tras años de dedicación y esfuerzo como redactora en Di Sole, una de las mejores revistas de moda. Todas las semanas suele quedar con sus amigas, que se hacen conocer como Comando ensaladilla y cada una de ellas tiene un mote acorde (Huevito, Aceituna, Atún). Suelen reunirse cuando hay algún suceso importante en sus vidas, y ahora es Lily la que encontrándose en el paro decide proponer un encuentro en el que comerán, beberán y se contarán sus alegrías y penas. 


Imagen sacada de: http://www.gazteaukera.euskadi.eus/

Lily es la administradora de un blog personal donde escribe sus vivencias y a través del cual sus amigas y su familia se enteran de lo que le ocurre antes incluso de que la protagonista se lo cuente. El tono del blog es informal y algo alocado.

Nuestra protagonista Lily tendrá la suerte de conocer a Ian, un chico estupendo, en una de sus salidas con el comando ensaladilla. Y aunque el primer encuentro es un poco desafortunado, comenzará entre ellos lo que podríamos denominar una bonita amistad.

Había leído buenas opiniones que auguraban una gran diversión con este libro, y el título realmente incita a ello. Pero yo no lo he disfrutado y quiero explicaros por qué.

No he conectado con la protagonista ni con sus desgracias. Tal vez sea porque Lily y yo no tenemos nada en común: ni gustos, ni profesión, nada. O puede que el problema sea que la historia está contada en tercera persona y la lectura no me pone en el lugar adecuado. Quizá la razón sea que no hay demasiado diálogo y la forma de narrar la historia me resulta un poco plana. O tal vez el problema es que encuentro cosas que me chirrían.... Sí. Me chirría por ejemplo que al hablarnos de Ian, un chico guapo, educado, elegante, romántico y muchas otras cualidades me lo presenten como culto. OJO. No digo que no lo sea, pero en ningún momento hay una pequeña pista en el texto de que así sea. Nadie nos ha dicho que lea, que escriba, o simplemente nos lo hayan presentado como tal.

Otra cosa que me desagradó leer fue la escena en la que la protagonista quiere hacer de casamentera con su amiga. La autora nos dice que Lily quiere mucho a su amiga y por eso quiere liarla con Mike, porque él es de lo mejorcito. ¿Perdona? Si sólo ha hablado diez minutos con él durante cuatro escasas ocasiones en las que además él le estaba intentando tirar los tejos a Lily y ella no lo tenía claro. Eso no me encaja.
Por otra parte, a veces, y seguramente sean menos de las que pienso, da la sensación de que se repite demasiado. Usa expresiones diferentes para decir lo mismo con una o dos líneas de diferencia pero poniéndolo en boca de personajes distintos. Y eso tampoco me gusta. Es como cuando una persona dice algo y alguien justo a continuación las repite como si fueran originalmente suyas.

No he conectado con Lily, pero es que Ian no me resulta creíble. Que ya me gustaría a mí tener uno de estos, no os penséis, pero no es real. Ian es demasiado perfecto. Aguanta a la rubia neurótica hasta límites insospechados, es buen cocinero, tierno, cariñoso, romántico, bueno, atento y nunca tiene una palabra alta ni fuera de lugar a pesar de lo que se encuentra, que no es poco. No lo encajo en nuestra cruda realidad.

Finalmente puede que tampoco me haya llenado demasiado que se hable de moda. Es cierto que viene al caso dado que la protagonista trabaja en este mundo y la forma de trabajar está bien explicada en la novela. Pero la verdad es que no soy una persona que se interese por este mundo. Y a pesar de que soy mujer, ni entiendo de moda, tendencias y demás, ni me he preocupado por entenderlo. Tal vez eso haga que esa parte tampoco me enganche demasiado.

Para terminar, seguramente la culpa de que no haya disfrutado este libro la tenga el hecho de estar comparando inconscientemente este libro continuamente con el que había acabado justo antes de empezarlo. Es una pena pero tras más de 160 páginas leídas aún no había asomado a mi boca ni una pequeña sonrisa. Eso ya no pintaba bien. Y no podía evitar pensar que con el anterior se me escapaban las carcajadas sin quererlo casi desde el principio.

Los personajes están suficientemente definidos, aunque se hace especial hincapié en Lily e Ian. En el comando ensaladilla encontraremos un grupo muy heterogéneo desde puritanas hasta liberales, chicas con los pies en el suelo y otras en las nubes, unas más realistas y otras más entusiastas, pero todas forman un buen grupo de amigas.

En cuanto al lenguaje es sencillo y ágil. La novela se lee fácilmente. La pega que le encuentro es el tono, demasiado plano y sin profundidad en mi opinión.

En definitiva, Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble nos cuenta una historia que en general no es lo que esperaba encontrar. Como comentaba no le encuentro la gracia por ningún sitio. Esperaba una historia de humor y no me he reído ni una sola vez en toda la novela. Es una historia de amor, romántica, de amistad, ... pero no de humor. Quizá leyéndola desde esa perspectiva la pueda disfrutar algo más.




Para más información:


Englobo esta reseña en los siguientes retos:






9 comentarios:

Adivina quien lee dijo...

No he podido leer más de cincuenta páginas de esta novela. Me parece que está llena de chicles y situaciones que a mí, particularmente no me hacen gracia. Tampoco conecté con la protagonista ni ese grupo de amigas. Y ciertas frases que se repiten en varias ocasiones me ponían de los nervios

susana palacios dijo...

De momento lo voy a dejar pasar, besotes

Francisco dijo...

No me veo leyendo esta novela. Una menos para la no lista de espera. Saludos, Paco.

Tatty dijo...

No es una novela que me llamase demasiado la atención, creo que tampoco la disfrutaría
Besos

Manuela dijo...

No es el tipo de lectura más habitual en mí, pero si se cruza en mi camino no le diré que no.
Besos.

Shorby dijo...

Creo que lo dejo pasar =)

Besotes

Teresa dijo...

A mí ya sabes que sí me gustó mucho y me lo pasé muy bien leyéndolo.
Un beso!

Angela Leon dijo...

Pues la tengo en la estantería porque me tocó en un sorteo así tarde o temprano la leeré.

Bs.

Libros que voy Leyendo dijo...

Lo leimos y nos gustó. No deja de ser una lectura ligera ideal para los días de verano. Si no buscas más allá, es una buena lectura. Ah! y el título es llamativo y original
Besos

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;