lunes, 15 de diciembre de 2014

En un lugar de África (Stefanie Zweig)

Buenos días,

Hace ya unos cuantos años, en 1998, Stefanie Zweig nos invitó a leer su historia escrita en forma de novela. Yo he tardado un poquito más (hasta 2014) para hacerme con el libro y leerlo, pero estoy segura de que muchos de vosotros ya lo habréis disfrutado.


En un lugar de África (Stefanie Zweig)


SINOPSIS:


Una maravillosa historia de amor y supervivencia en Kenia que respira el amor por África en todas sus páginas La película fue ganadora del Oscar a la mejor película extranjera en 2002 Una novela autobiográfica ambientada en Kenia que relata, en primera persona, la historia de una de las muchas familias judías que tuvieron que huir de Alemania durante el Holocausto. En este caso, los Redlich viajan al continente africano en busca de una nueva oportunidad. Su hija, Regina, todavía es una niña pero no tardará en sucumbir a la magia de Kenia.Los libros de esta autora siguen siendo best sellers en Alemania, su país de origen. Un perfecto libro cross-over.


SU AUTORA:

En un lugar de África (Stefanie Zweig)


Stefanie Zweig nació el 19 de septiembre de 1932 en la ciudad alemana de Leobschütz en el seno de una familia judía. Con la llegada del nazismo, Stefanie y su familia huyeron a Kenia. La pequeña tenía entonces cinco años por lo que su infancia transcurrió en África donde se educó en una escuela inglesa.

La joven pasó casi diez años viviendo en una aldea keniata hasta que, en 1947, pudo volver a Alemania. Su familia se instaló en Francfurt, donde Stefanie pasó el resto de su vida dedicada al mundo de la literatura. Además de libros infantiles, Stefanie Sweig decidió plasmar su experiencia en Kenia en una de sus novelas más conocidas, En un lugar de África. Publicada en 1998, su historia fue llevada al cine con tanto éxito que ganó el Óscar a la película de habla no inglesa en 2002.

Stefanie Sweig estuvo volcada en la escritura hasta el fin de sus días. Su último proyecto literario no lo pudo concluir. La muerte le sorprendió el pasado 25 de abril, a la edad de 81 años.



OPINIÓN:

Cuando una amiga me prestó este libro, pensé que lo iba a disfrutar, pero no imaginaba hasta qué punto. No soy muy dada a leer historias autobiográficas aunque, como esta, sean noveladas. Me da la sensación de que mi ritmo es mucho más rápido que el de la novela y quiero pisar el acelerador para que las cosas sucedan más rápido. Pero no me ha sucedido esto con En un lugar de África, porque he saboreado, no todas por supuesto, pero gran parte de las escenas, aunque ocurran en ese ritmo, en mi opinión, aletargado. 

En un lugar de África es un libro de 333 páginas divididas en 24 capítulos. Esta novela fue publicada por primera vez en 1998 por la editorial Maeva. Como habréis podido ver por mis comentarios, si es que no lo sabías ya, es una historia autobiográfica, en la que Stefanie nos cuenta cómo ha sido su vida, con quién se ha encontrado en el camino y qué relaciones importantes ha mantenido con la gente que la rodea, independientemente del país en el que se encuentra. 

La historia nos cuenta cómo un hombre, Walter, emigra solo a África buscando un futuro mejor, dejando a su mujer Jettel y a su hija Regina en Alemania. Su padre y su hermana también se han quedado atrás. Las cosas no son nada fáciles. Polonia no deja pasar la frontera a cualquier persona y en Alemania los judíos no están bien vistos. Tienen que salir de allí pero no saben cómo. Walter intentará sacar dinero para conseguirles billetes y que su familia viaje a África con él y puedan disfrutar de una vida digna y tranquila. A pesar de que en su Alemania natal era un prestigioso notario, en África ha conseguido trabajo en una granja. 


El primer capítulo no tiene narración alguna. Son cartas que Walter ha enviado a su familia: a su mujer Jettel , a su padre y a su hermana, que viven juntos, o a su suegra. Gracias a estas cartas iremos conociendo la situación de nuestros personajes, y tendremos una idea real de cómo vive Walter en su nuevo país.  

"Siempre creí que podría hacer algo por vosotros cuando estuviera en África. Pero, naturalmente, nunca habría sospechado que en el siglo XX se contratara a la gente sólo por cama y comida" .

Trabaja como os comentaba en una granja. Las condiciones higiénicas no son precisamente buenas, pues el agua de la lluvia entra en las habitaciones, la comida es mala, la educación es cara y no obligatoria, no tienen electricidad en la granja, etc.). Además, el pueblo más cercano está a 55 Km. y no tienen coche.  Walter conocerá a Walter Süsskind,  un granjero alemán que tuvo que marcharse y con el que Walter habla en alemán. Süsskind está siendo una verdadera ayuda para Walter, tanto para aprender el idioma (el suajili), así como la forma en la que enfrentarse a las enfermedades, para poder salvar el pellejo. También será de gran apoyo la familia Rubens, una rica familia judía que llega viviendo en Kenia 50 años. El anciano Rubens es presidente de la comunidad judía en Nairobi, la cual se ocupa de los refugiados recién llegados y adelantará las 50 libras por cabeza que necesitarán la mujer e hija de Walter para el servicio de inmigración.

"nunca se les ocurriría encarcelar a la gente o echarla del país. A ellos les da lo mismo que seamos judíos, refugiados o, por desgracia, ambas cosas".




Nuestro protagonista dispondrá de su chico (así es como llaman a los criados), aunque tener chico no significa nada, ni que seas rico, ni que tengas poder. Nada. Se llama Owuor es listo, inteligente, gentil, bueno, amable y fiel. Es alto, negro y se ríe mucho. Es también el encargado de cocinar. ¿Se nota que este personaje me ha encandilado? 

Walter conseguirá que su mujer y su hija viajen a África y vivan con él. Y así podremos observar a una familia que tiene la mala suerte de vivir mil y una desgracias, que lo pasan mal, que dudan de ellos mismos, y que a la vez se sienten contentos y agraciados por tener un sitio donde vivir, algo que comer, y tiempo para pensar. Regina es una niña muy lista, que aprende mucho y deprisa: idiomas, conceptos, ideologías, e incluso el sin sentido de la vida. Nos encontraremos con un padre que no sabe cómo tirar del carro, una madre hundida, desesperada, aburrida, defraudada.

En un lugar de África es una historia de sentimientos. Stefanie Zweig los describe a la perfección y te hace partícipe de ellos.  Owuor es un chico inteligente, que trata con adoración, admiración, y veneración a Regina, la niña, y que intenta enseñar a su amo a sobrevivir en África. Un chico estupendo, amable, sabio, que parece saber lo que necesita cada uno en cada preciso momento.



"él no sabía nada de la magia de convertir las preocupaciones en sonidos que no revelaban nada de las cosas que sólo la propia cabeza debía saber"

"un silencio demasiado largo podía ser mucho más amenazador que el gran ruido que engorda los oídos como sacos demasiado llenos"


Durante la lectura de este libro sientes la relación que hay entre Regina y Owuor. Ella es, en mi opinión, el centro de atención, nuestra protagonista. Una chica que por circunstancias de la vida madura muy pronto, incluso antes que sus padres. Una niña que se comporta como un adulto, que se adapta muy bien a las distintas circunstancias (buenas y malas), que aprende a ver más allá de lo que se dice con palabras, que posee un sentido especial para la responsabilidad, la honestidad, la sabiduría y la inteligencia. Por su parte, Owuor es un hombre admirable. "Su voz era tranquila y sonaba llena de compasión y seguridad."

"no se lo diré a nadie más que a ti - le reveló al soñoliento perro -,  pero voy a volver. No puedo hacer otra cosa. No quiero seguir siendo un extraño entre extraños. A mi edad un hombre ha de pertenecer a algún sitio. Adivina adónde pertenezco yo".

Stefanie Zweig nos cuenta la historia que ocurre en Rongai y que comprende los años 1938 a 1947 ambos inclusive. Un período en el que encontraremos dos guerras mundiales, el exterminio de los judíos por parte de los nazis, etc.

"se acabaron los asesinos pero Alemania sigue existiendo"


En un lugar de África es una historia de ternura, de valentía, de abnegación. Acaba con un final triste, muy emotivo, y con una despedida que me ha arrancado lágrimas. Y es que, en esta historia autobiográfica, seremos testigos de cómo puede cambiar la vida de un momento a otro. Ya no hay nada seguro, ni nada que realmente nos pertenezca, salvo los días que nos quedan por vivir.

"comprendió lo que había ocurrido durante los años en que había disfrutado del presente, un presente que hacía ya tiempo había dejado de ser la promesa de un futuro"

En definitiva, En un lugar de África nos demuestra que la vida te puede dar muchos reveses, pero dependerá de la actitud de cada uno cómo afrontarlos, cómo superarlos y cómo disfrutar y ser feliz el tiempo que dure esa adversa situación. En cuanto a los personajes, Owuor se me ha quedado clavado en el corazón y en la memoria y será muy difícil que le olvide. Creo que Stefanie Zweig ha conseguido que le vea exactamente con los mismos ojos con los que ella le vio y me ha hecho sentir el cariño que ambos se tuvieron.

Stefanie Zweig ha conseguido crear un libro maravilloso con su vida. Como sabréis murió en Abril de este mismo año. Sólo espero que ella lo haya disfrutado tanto y mantuviera en su memoria tan buenos recuerdos como parece al leerlo.


"Owuor sacó a Regina del coche, la estrechó contra sí y la hechizó para siempre" .


Para más información:



Englobo esta reseña en los siguientes retos:




12 comentarios:

Al Rico Libro dijo...

Mira que pones bien la novela, pero no termina de llamarnos.

Tatty dijo...

Es un libro que quiero leer desde hace tiempo así que viendo lo que te ha gustado a ver si me decido pronto a ponerme con él
Besos

susana palacios dijo...

Tiene pinta de ser un libro precioso, en cuanto pueda lo busco, besotes

Manuela dijo...

No lo conocía pero me has convencido.
Besos.

Margari dijo...

No me sonaba de nada. Y por lo que cuentas, creo que me gustaría, así que apuntado.
Besotes!!!

albanta dijo...

Pues tiene una pinta estupenda. No me importaría leerlo.

Rocío dijo...

Me ha encantado tu reseña me lo llevo apuntado, un beso

Isabel dijo...

A mi también me ha convencido tu reseña, debe de ser un libro muy bonito. Tomo nota para más adelante. Besos mil

enbuscademrdarcy dijo...

Me has convencido totalmente. Estoy segura de que me va a gustar. Espero que tanto como a ti!

Tizire dijo...

Al principio me confundí de nombre y vine curiosa a leer este libro de mi adorado Stefan Zweig que no conocía, pero caí en mi error... A pesar de mis reticencias iniciales, tras tu buena reseña me replanteo sumarlo a mi lista, ya que resaltas muchos puntos que se me hubieran pasado por alto si no los defiendes con tanta pasión. 1beso!

Francisco dijo...

Muy buena reseña, Isabel. Queda más que anotada la novela. Creo recordar haber leído alguna reseña más sobre ella. No sé si la película será fiel al espíritu de la misma. Saludos.

Shorby dijo...

Pues no lo conocía!

Besotes

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;