sábado, 22 de noviembre de 2014

Gracias y desgracias del ojo del culo (Francisco de Quevedo)

Buenos días blogueros,

He llegado a este libro gracias al reto de la A a la Z, que me ha hecho buscar un autor cuyo apellido empezara por la letra Q. Y así me encontré con Gracias y desgracias del ojo del culo, dirigidas a Doña Juana Mucha, montón de carne, mujer gorda por arrobas, una obra satírica gratuita escrita por Don Francisco de Quevedo y Villegas.


Gracias y desgracias del ojo del culo (Francisco de Quevedo)



SINOPSIS:

Gracias y desgracias del ojo del culo es un texto satírico que enumera con humor los avatares de esa región del cuerpo humano.

"Quien tanto se precia de servidor de vuesa merced, ¿qué le podrá ofrecer sino cosas del culo? Aunque vuesa merced le tiene tal, que nos lo puede prestar a todos. Si este tratado le pareciere de entretenimiento, léale y pásele muy despacio y a raíz del paladar. Si le pareciere sucio, límpiese con él, y béseme muy apretadamente".

SU AUTOR:



Gracias y desgracias del ojo del culo (Francisco de Quevedo)


Nació el 17 de septiembre de 1580 en Madrid en el seno de una familia de la aristocracia cortesana.

Fue el tercero de los cinco hijos de Pedro Gómez de Quevedo, que ocupó cargos palaciegos, y de María de Santibañez. Quevedo perdió a su padre a la edad de seis años, quedando bajo la tutela de su tío don Agustín de Villanueva, del Consejo de Aragón.

Físicamente sufría una leve cojera por deformación de los pies y su exagerada miopía lo obligaba a llevar anteojos. Cursó estudios en el colegio de la Compañía de Jesús en Madrid y en la Universidad de Alcalá (Madrid); Cuando abandonó esta primera formación, estudió teología en la Universidad de Valladolid (1601-1606), pues allí se había desplazado la Corte.

En 1606 se traslada a Madrid en busca de éxito y fortuna a través del duque de Osuna que se convierte en su protector; también entabla un pleito por la posesión del señorío de La Torre de Juan Abad, pueblo de la provincia de Ciudad Real, en el que hasta 1631 gastó una gran fortuna y muchas energías.

Se inició en el mundo de la literatura con obras satíricas y burlescas como La vida del Buscón llamado don Pablos, Los Sueños (1605-1622) cinco piezas cortas basadas en los desengaños que padeció en esos años. Estas obras fueron publicadas en 1631 bajo el título de Juguetes de la niñez y travesuras del ingenio con un prólogo en el que arremetía contra los editores piratas y declaraba la intención de estos escritos en los que pretendía denunciar los "abusos, vicios y engaños de todos los oficios y estados del mundo".

Amigo de Félix Lope de Vega y de Miguel de Cervantes, con los que formaba parte en la Cofradía de Esclavos del Santísimo Sacramento. Enemistado con el dramaturgo Juan Ruiz de Alarcón, y sobretodo con Luis de Góngora, al que dirigió una serie de terribles sátiras.

De su poesía se conservan casi un millar de poemas, pero sabiendo que nunca se preocupó por editarlos y que los conservados proceden de personas próximas a él, es de suponer que escribió muchos más. Cuando falleció, aparecieron en dos volúmenes Parnaso español (1648), compilado por su amigo José Antonio González de Salas, y Las tres musas (1670), llevado a cabo por su sobrino Pedro Aldrete Quevedo y Villegas.

Visita Italia en 1613 al ser requerido por el duque de Osuna, entonces virrey de Nápoles, el cual le encarga importantes y arriesgadas misiones diplomáticas con el fin de defender el virreinato que empezaba a tambalearse; entre éstas intrigó contra Venecia y tomó parte en una conjura. En 1620 el duque de Osuna fue derrotado, por lo que Quevedo fue desterrado en La Torre (1620), encarcelado en Uclés (1621) y, por último, desterrado de nuevo en La Torre.

En 1634 contrajo matrimonio con Esperanza de Mendoza, aunque la abandonó al poco tiempo. De nuevo se siente tentado por la política, pues ve el desmoronamiento que se está cerniendo sobre España y desconfía del conde-duque de Olivares, valido del rey, contra quien escribió algunas diatribas amargas. Debido a un asunto sobre una conspiración con Francia, es en 1639 detenido y encarcelado en San Marcos de León, donde las duras condiciones mermaron su salud.

Francisco de Quevedo es puesto en libertad en 1643 y se retira a La Torre para después instalarse en Villanueva de los Infantes donde, el 8 de septiembre de 1645 fallece.


OPINIÓN:

He de reconocer que no esperaba disfrutar tanto de un libro que tiene un tema tan simple como puede ser el ojo del culo. Y es que Juan Lamas, el del camisón cagado como así apodaban a Francisco de Quevedo, es capaz de darle más de una vuelta de tuerca al tema, y le va girando poco a poco el prisma para que veas la multitud de diferentes perspectivas sobre el tema en cuestión.


"Mirado bien es el más perfecto y bien colocado dél, y más favorecido de la Naturaleza, pues su forma es circular, como la esfera, y dividido en un diámetro o zodíaco como ella. Su sitio es en medio como el del Sol; su tacto es blando; tiene un solo ojo, por lo cual algunos le han querido llamar tuerto, y si bien miramos, por esto debe ser alabado pues, se parece a los cíclopes, que tenían un solo ojo y descendían de los dioses del ver".


Se cree que esta obra se escribió en el año siglo XVII, concretamente en el año 1628. Francisco de Quevedo ha dividido Gracias y Desgracias del ojo del culo en dos partes. La primera, que es la que más me ha gustado hace referencia a las gracias o virtudes y beneficios que proporciona el ojo del culo. La segunda parte, por el contrario, hace mención a las desventajas que tiene el pobre trasero y las desgracias que tiene que sufrir.

Ilustración propiedad de Juan Pérez, autor de los blogs eljuanperez.blogspot.com y http://comicsenblog.blogspot.com.es/

"Es más necesario el ojo del culo sólo que los de la cara; por cuando uno sin ojos en ella puede vivir, pero sin ojo del culo ni pasar ni vivir".

En cuanto al estilo narrativo también varía significativamente en las dos partes. La primera está escrita como si fuera una narración completa, mientras que la segunda está dividida en partes, de forma que cada una de ellas es una desgracia del culo. Cada parte es muy breve, y suele ocupar una media de cinco o seis líneas, nada más.

"Su vecindad, es sin comparación mejor, pues anda siempre, en hombres y mujeres, vecino de los miembros genitales y así se prueba que es bueno, según aquel refrán: dime con quién andas, te diré quién eres".


Es un libro que se lee muy rápido, que te hará al menos sonreír, y ver la parte divertida de aquello que con tanto reparo tratamos. Así que no lo dudes, descárgatelo, que es gratis, y cuando estés aburrido, échale un ojo :-)



"Llega a tanto el valor de un pedo, que es prueba de amor; pues hasta que dos se han peído en la cama, no tengo por acertado el amancebamiento; también declara amistad, pues los señores no cagan ni se peen, sino delante de los de casa y amigos".



Para más información:



Si lo quieres en PDF está disponible en la web de la Junta de Andalucía, pinchando aquí.


Englobo esta reseña en los siguientes retos:




5 comentarios:

Manuela dijo...

Pues la verdad es que nunca me habría planteado leerlo, pero me gusta lo que nos cuentas, creo que puede ser una buena lectura para como dices al menos sonreír.
Besos.

Margari dijo...

Estoy como Manuela. Que nunca me habría planteado leerlo. Pero ahora vas a hacer que le haga hueco.
Besotes!!!

porlomenix dijo...

Desconocía este título del autor y la verdad es que uno siempre está dispuesto a unas risas, lo tendré en cuenta,
besucus

Shorby dijo...

Cómo mola Quevedo!
Hubo una temporada en que lo leí mucho, no me importaría retomarlo =)

Besotes

Margaramon dijo...

No conocía este título y ni se me ocurría adjudicárselo a Quevedo, jaja. No soy de leer libros de humor, pero me pica la curiosidad con esta historia, sólo con el título ya es para reír.
Besitos

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;