lunes, 20 de enero de 2014

El instante inmaculado (Miguel Ángel Francisco)

Buenas tardes blogueros,

El libro cuyas impresiones quiero comentar hoy con vosotros se titula El instante inmaculado de Miguel Ángel Francisco, publicado por Ediciones Dauro, a los que agradezco el envío del ejemplar.

El instante inmaculado (Miguel Ángel Francisco)
El instante inmaculado


SINOPSIS:

Felipe Salaberry es un arquitecto que casi se ha dejado la vida en su gran proyecto, un auditorio en un emplazamiento perfecto junto al mar. A Satur, un taxista con estrabismo, le gusta inventar palabras y observar a sus clientes. Badda Mammeri es un violinista de origen argelino que, a pesar de unos orígenes humildes, ha alcanzado la fama mundial. Dolores, una joven radióloga, ha rechazado la proposición de matrimonio del hombre perfecto y se encuentra sumida en una crisis existencial. Elena, tras un matrimonio tormentoso durante su juventud, ha encontrado de nuevo el amor y la estabilidad cuando ya casi ni lo esperaba.

Hay ocasiones que solo se presentan una vez en la vida, momentos únicos en los que el destino nos ofrece una oportunidad inmejorable para saborear un bocado de paraíso. Sobre Felipe, Satur, Badda, Dolores y Elena se ha tejido, fruto del azar o del trabajo de toda una vida, una invisible tela de araña que los une y los conduce hacia un final extraordinario.

Y todo comenzó con un inesperado e irrepetible instante inmaculado.


SOBRE EL AUTOR:(Sacado de: http://miguelangelfrancisco.wordpress.com/el-autor/)

El instante inmaculado (Miguel Ángel Francisco)


MIGUEL ÁNGEL FRANCISCO (Pamplona, 1962) estudió Medicina en la Universidad de Navarra y ha trabajado como médico en Glasgow (Reino Unido). Desde el año 2000 vive y trabaja en Girona.

El Instante Inmaculado es su segunda novela, después de La belleza que evoca tu nombre, publicada en 2012 en la Red y acogida con muy buenas críticas. De ella se ha dicho que es una novela «de gran fuerza narrativa, que engancha y no deja indiferente al lector». 

Su estilo literario se ha descrito como «fresco, ágil, directo y emotivo, provocando en el lector pasiones y sentimientos encontrados, a la par que cumple con solvencia el propósito de entretener».


Visita su blog: http://miguelangelfrancisco.wordpress.com/

OPINIÓN:

El instante inmaculado es un libro de 289 páginas, dividido en 23 capítulos, que nos narra en tercera persona las diferentes circunstancias en las que se encuentran unos personajes en un momento determinado de sus respectivas vidas. De esta manera conoceremos a Felipe Salaberry, arquitecto, Elena, su mujer, Badda Mammeri, violinista, Satur, taxista y Dolores, radióloga

A pesar de ser estos personajes tan variopintos y diversos, comparten el peso de la historia que tenemos entre manos.  Podríamos decir que todos ellos son nuestros protagonistas, destacando, de manera sutil, a Felipe como el protagonista principal. Esta apreciación la experimentaremos en el transcurso de la lectura del libro, pues el autor nos hará partícipes en ocasiones, a través de saltos en el tiempo, de la vida y sentimientos pasados de este personaje en concreto. Tendremos la ocasión de ver a Felipe en su época de estudiante casi a punto de ir al instituto, de conocer de primera mano cómo conoce y corteja a la que hoy en día es su mujer, y por supuesto todo lo relacionado con la creación de su última obra, el auditorio.

El instante inmaculado (Miguel Ángel Francisco)
Auditorio en el mar

Felipe, de profesión arquitecto, es un hombre maduro con respuesta para casi todo, cuyos orígenes se remontan al Baztán, lugar donde nació y se crió. Está casado con Elena, una mujer paciente, atractiva y orgullosa de sí misma, y como no, de su marido. Forman una pareja casi perfecta. Viven en armonía, se quieren y se lo demuestran y se nota mucha complicidad, cariño y lealtad entre ellos.

Dolores es una mujer joven, de profesión radióloga, con un futuro prometedor. Prometida con un hombre increíble, guapo y con buen porvenir, que cualquier madre, a primera vista, querría para su hija.

Badda Mammeri es un violinista de élite. A pesar de sus orígenes humildes, ha conseguido con esfuerzo y su gran talento llegar a lo más alto en su profesión. Serio, muy profesional, y con los pies en la tierra, sabe cómo atender a sus fans, a pesar de que ese cometido no le guste demasiado.

Por otro lado aparece Satur, un taxista bueno e inocente, con un pequeño defecto: es bizco.  Satur será el único que vaya coincidiendo y conociendo a los personajes poco a poco debido a su profesión. Es un hombre tranquilo, con una vida tal vez un poco aburrida, a la que le dará emoción con la visión de una serie policíaca a la que está enganchado, y su gran hobby, al que dedica parte de su tiempo libre: inventar palabras que se le ocurren cuando ve a alguien y cuyo significado apunta en un cuaderno azul, que guarda, generalmente, en la guantera de su taxi.


El instante inmaculado (Miguel Ángel Francisco)


Tendremos, además, la oportunidad de conocer parte del culebrón que le gusta a Satur, un cuento que leen dos personajes, y de descubrir algunos conciertos para violín que se mencionan en este libro.

Si pasamos a valorar la sensación que he tenido al leer este libro, podría decir que ha sido extraña, en tanto en cuanto otras obras me las puedo, o no, imaginar cinematográficamente hablando. Pero en esta ocasión ha sido diferente. Lo que ha venido a mi mente no ha sido el cine, sino algo más dinámico, vivo y activo.

No sé si todos habréis tenido la suerte de participar en algún teatro infantil, ya sea en el colegio, en las reuniones de tiempo libre, con la familia, de vacaciones con las colonias... El caso es que el libro "El instante inmaculado" me ha parecido en su conjunto una maravillosa obra de teatro. Una representación fantástica en la que se van presentando los personajes poco a poco, sin prisa, para que podamos hacernos a la idea de cómo es el personaje que tenemos en el escenario. 

Ese es el caso de este libro, en el que cada capítulo está dedicado a uno y tan sólo uno de los personajes. Los capítulos van alternando entre todos ellos de forma que los vas conociendo a todos poco a poco, y te vas sumergiendo en sus vidas pasadas, comprendiendo sus miedos y su forma de pensar, y alegrándote de sus proyecciones futuras.... En definitiva, de su vida.

Esta sensación me ha encantado. Me ha hecho sentirme bien y recordar antiguas obras de teatro que he realizado en diferentes épocas de mi vida, y me he identificado con ellos, como si yo estuviera en lo alto del escenario, esperando los aplausos finales.


El instante inmaculado (Miguel Ángel Francisco)


No descarto la posibilidad de que la sensación de que este libro sea una obra de teatro me haya venido dada por la no coincidencia de los personajes hasta el final de la obra, donde todo se acaba pero a la vez todo empieza.

El instante inmaculado es, sin duda, una historia recomendable, con una forma de narrar muy fresca y emotiva, que te hace sonreír sin darte cuenta, con unos personajes entrañables, adorables, tiernos y encantadores. Todos ellos tienen personalidad propia, y están descritos en la obra con mucha naturalidad. Todas las situaciones que se cuentan, así como las reacciones de los protagonistas son, por tanto, totalmente creíbles.


Y para terminar os dejo con una frase preciosa sacada del libro:

"Entendía, que como ella, utilizaba el instrumento, la música, para expresar lo que no podían expresar de otra manera: la belleza del corazón que late bajo la gruesa capa de circunstancias que impone la vida".


Si quieres más información: El instante inmaculado


Esta reseña forma parte de:


13 comentarios:

L.I.M dijo...

En esta ocasión no me lo llevo porque a pesar de tu reseña positiva no acaba de llamarme la atención, el teatro tampoco es lo mío, si ir a verlo pero no leerlo y eso que reconozco que algunas obras que leí en el instituto para clase de literatura me gustaron mucho, pero la verdad es que ahí lo dejé.
Besos!

Isabel Macías dijo...

Hola LIM,

El libro no está escrito como si fuera una obra de teatro. Es simplemente la sensación que me ha dado a mí al leerlo, la forma en la que se ha materializado la historia en mi cabeza.

Pero si no te apetece, no pasa nada. Yo, lo he disfrutado.

Un saludo.

EldanY dalmaden dijo...

Pinta bien.
Buenísima reseña, bien detallada.
Saludetes

Rebeca dijo...

No conocía el libro ni al autor pero me parece interesante que te haya recordado las obras de teatro de tu niñez, algo diferente tendrá, porque como bien dices tú, lo normal es que nos vengan a la cabeza películas. Un besito.

Ana Blasfuemia dijo...

No conocia el libro y me ha llamado la atención lo que dices sobre la "visualización" más teatral que cinematográfica que has tenido de la obra. Me parece curioso. Lo anoto

Saludos

Margari dijo...

No conocía este libro. Y pinta bastante bien. Como me cruce con él, le doy una oportunidad seguro.
Besotes!!!

albanta dijo...

Yo tampoco lo conocía pero ahora mismo no me apetece mucho un libro así.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

La frase es bonita y el título me gusta. Me gustan las novelas que retratan la vida tal cual. Apunto :)
Un beso

Marisa G. dijo...

Tiene su punto curioso... Lo dejo en el aire. Besos.

Agus Fuente dijo...

Parece una historia hermosísima, me atrae mucho y sinceramente tengo muchas ganas de leer novelas como estas. En fin, me encantó, gracias por la reseña y por recomendarlo. Un besote, nos leemos, ya te estoy siguiendo.

Lesincele dijo...

No lo conocía y no me lo anoto porque no me llama mucho pero vaya la reseña te ha quedado fantástica.
Un beso!

Margaramon dijo...

Una buena sensación el sentir que puede ser una buena obra teatral, me gusta el teatro y siempre prefiero ver la representación a leer la obra. Esta vez no termina de llamarme.
Besotes

Teresa dijo...

No me atraía mucho, pero la frase final y tu opinión han hecho que cambie de idea, así que me lo apunto.
¡Un beso!

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;