martes, 19 de marzo de 2013

El abuelo que saltó por la ventana (Jonas Jonasson)


Hola blogueros,

El último libro que he leído, y que hoy intentaré reseñar aquí, me lo prestó el padre del mejor amigo de mi hijo mayor. Se titula "El abuelo que salió por la ventana y se largó", que como veréis es un título muy largo, además de peculiar.

No suelo hacerlo, pero en este caso voy a hacer una excepción y voy a copiar la sinopsis de este libro, para que los que no hayáis escuchado hablar de él, os hagáis una idea de él.



Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Allan Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adonde ir, se encamina a la estación de autobuses. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el autobús llega antes de que el joven regrese y Allan se sube sin pensarlo dos veces, con la maleta ajena a rastras. Aún no sabe que el joven es un criminal sin escrúpulos y que la misteriosa maleta contiene cincuenta millones de coronas. Pero Allan Karlsson no es un abuelo centenario cualquiera... y en poco tiempo, tras una alocada aventura, pone todo el país patas arriba. Allan Karlsson, un hombre de un maravilloso sentido común, con todo un siglo a sus espaldas, no teme a la muerte, ¡ni al crimen! Un anciano centenario que no está dispuesto a renunciar al placer de estar vivo. 

Yo no había escuchado nunca hablar de él, hasta que me dijeron el título y me puse a investigar un poco por Internet, pero no demasiado, para no estropearme la lectura y no condicionarme a la hora de leerlo. Y encontré de todo, opiniones buenas y opiniones no tan buenas. Y ahora os traigo la mía, que no por ello será ni mejor ni peor que las demás.

El libro está organizado, al igual que otros muchos libros, en dos tiempos diferentes. Por un lado nos sitúa en el año 2005 donde ocurren todos los hechos desde que este abuelo, llamado Allan Karlsson, salta por la ventana y se larga, literalmente. Por otro lado va intercalando capítulos desde el nacimiento de Allan, hecho que ocurre en 1905 hasta llegar a mezclarse casi al final con los hechos que ocurren en el año 2005.

En cuanto a mi opinión debo decir, que empecé a leerlo con muchas ganas. Me pareció una historia ligera contada en clave de humor y con mucha ironía. Como ejemplo buenísimo de esto que comento está la frase: "a lo largo de casi veinte años de autónomo en el ramo del robo y la rapiña apenas tuvo que pasar un par de cortas vacaciones en la cárcel".

El problema vino con el cuarto capítulo. Justo cuando empieza a hablar de su nacimiento y de su vida desde que apenas era un chiquillo hasta el resto de sus días, pues tengo que decir que me ha aburrido soberanamente, y no fueron ni una ni dos las veces que estuve tentada de dejar el libro sin terminar. 

Allan Karlsson es, en mi opinión, un chiflado castrado al que desde niño le gusta jugar con explosivos sin demasiado criterio. Este hecho hará que se convierta en un experto en explosivos y su vida gire en torno a trabajos de este tipo viajando alrededor de todo el mundo: Suecia, España, Estados Unidos, China, América, El Himalaya, Irán, Corea, Rusia, Balí, etc., y cree que los mayores problemas de la humanidad se resolverían tomando un poquito de aguardiente (dependiendo del problema pueden ser varias botellas). Además su actitud es como muy pasota y uno de sus lemas es: "las cosas son así y así seguirán siendo". 

A lo largo de su larga vida, Allan Karlsson, se encuentra envuelto en diversos momentos históricos como la Guerra Civil Española, el atentado a Winston Churchill, la guerra de Vietnam, y muchas más. Y el hecho de que esté constantemente hablando de política y enfrentamientos entre los distintos bandos (comunistas, marxistas, socialistas, islamistas, ...) se me hace cuesta arriba.

Por poner un ejemplo de lo que me aburre os pondré el siguiente párrafo (aunque podrían ser muchos más): 

"Por lo visto, Austria le había declarado la guerra a Serbia. Alemania se la había declarado a Rusia. Luego, Alemania invadió Luxemburgo en una sola tarde, antes de declararle la guerra a Francia. A raíz de ello, Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania y los alemanes contestaron declarándosela a Bélgica. Entonces, Austria le declaró la guerra a Rusia, y Serbia se la declaró a Alemania. Y así sucesivamente. Después quisieron participar los japoneses, y también los americanos. Los británicos tomaron Bagdad por alguna razón , y luego Jerusalén. Los griegos y los búlgaros se enfrentaron y acto seguido llegó la hora de que el zar de Rusia abdicara, mientras los árabes invadían Damasco..."

Como podéis observar cuenta tantas cosas en tan poco tiempo que me abruma.Y debo volver atrás y releer otra vez esa parte para saber quién está en guerra con quién (como es este caso) y me rompe el hilo de la historia.

Así que podría resumir diciendo que la historia actual, cuando se escapa por la ventana y comienza sus andaduras fuera de la residencia, está contada de una forma divertida y amena. Pero la historia de toda su vida no puedo calificarla de agradable. Es más, llegaba a los capítulos de su vida pasada y me entraban ganas de contar cuántas páginas me quedaban para volver al 2005.

Por otro lado, el libro está lleno de disparates. Gente sin conocimientos ni estudios llega a lo más alto con dinero y a través de sobornos, gente con experiencia pero sin estudios enseña a construir una bomba atómica a importantes físicos; desgracias de todo tipo se suceden a lo largo del libro como muertes sin razón de ser, secuestros sin motivo aparente, viajes inesperados o sobornos a cualquier escala entre otros.

En cuanto a aspectos positivos puedo decir que el autor tiene una forma curiosa de responder a las preguntas del diálogo. Ejemplos:

- ¿Podría pasarme el pan? - pidió Allan.
El jefe Krook no podía.

o

"A menos que tuviera la increíble suerte de que Yuli lo reconociese a él"
No, no tuvo esa suerte.

Al principio del libro, lo comento como curiosidad, el autor nos describe lo que son las Zameadillas. ¿Os arriesgáis a saber qué son, y por qué se llaman así? Pues bien, ahí va: 

Zameadillas (así llamadas porque a cierta edad rara vez mea uno más lejos de sus propios zapatos)

En definitiva a mí no me ha gustado y por tanto no la recomiendo. Pero si te interesa saber cómo acaban juntos un experto en explosivos, un jefe de una banda relacionada con drogas, un elefante, una mujer que no para de soltar tacos por su boca, un comisario de la policía, un hombre orquesta (es casi veterinario, literato, conductor de todos los permisos, enfermero, etc...), tendrás que leerla. 



Para saber más sobre el autor podéis visitar su página y su facebook (ambas en inglés):
www.jonasjonasson.com
http://www.facebook.com/pages/The-Centenarian-the-novel/173821219304867

4 comentarios:

Tatty dijo...

vaya qué pena que no te haya gustado, a mí sí me apetece leerlo pero igual me pasa como a ti y me aburre, de todas formas como tengo otros más preferentes seguiré leyendo opiniones
besos

Shorby dijo...

Mira que a mí no me termina de llamar... y me lo han recomendado una barbaridad de veces!

Besotes

Isabel Macías dijo...

Hola Tatty,

Como dice el refrán: "para gustos los colores". A lo mejor a ti si te gusta. Yo he encontrado algunas reseñas donde no lo ponían mal.

Un saludo.

Isabel Macías dijo...

Hola Shorby,

Si no te termina de llamar yo no perdería mi tiempo en este libro. Creo que hay otros más interesantes en el mercado.

Ahora bien, si te lo dejan (como ha sido mi caso) puedes probar. A mí la parte de cuando el abuelo se escapa y se mete en líos sí me ha gustado. Su vida, como comentaba antes, se me hizo muy pesada.

Si al final lo lees, cuéntame tu experiencia.

Un saludo.

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;