viernes, 1 de febrero de 2013

Los caminantes (Carlos Sisí)




Los caminantes (Carlos Sisí)
Los caminantes (Carlos Sisí)

Si hace un tiempo me hubieran dicho que leería un libro de zombis, hubiera afirmado categóricamente que se equivocaban. Y así es, ya que ésta no es sólo una historia de zombis. Es una historia de zombis ambientada en Málaga y escrita por Carlos Sisí, escritor madrileño afincado en el malagueño barrio de Calahonda (según la wikipedia). Lo cual es motivo más que suficiente para leer este libro.

Zombis... Creo que hay pocas cosas que sean más cinematográficas que un zombi, por lo que cabría pensar que los zombis pierden su gracia en papel (o en tu eReader favorito). Nada más lejos de la realidad. Una narración ágil hace que la lectura de este libro sea muy rápida y trepidante, enganchándote desde las primeras páginas. Estos zombis no son zombis al uso, si es que existe tal cosa. Si bien es cierto que responden a la definición de zombie, tiene sus características peculiares. Pero eso no es lo importante, sino que Carlos es capaz de hacer creíble la expansión y el motivo de la pandemia zombie, algo totalmente admirable.

Los personajes son uno de sus puntos fuertes. Desde su presentación, éstos van adquiriendo volumen, personalidad y llegas a quererlos, entenderlos y angustiarte con ellos. Éstos tienen una dimensión muy real, nada similar a las grandes superproducciones de Hollywood, sino más bien personajes que bien podrían ser tus vecinos. Eso sí, en una situación "fuera de lo normal".

Los escenarios sin duda son tan importantes o más que los personajes. Casi todos los escenarios de esta obra son reales, por lo que si eres malagueño o conoces bien esta ciudad podrás visualizar a la perfección zombis pululando frente al bar Oña, encaramados a las rejas del polideportivo de Carranque o por calle Beatas. Sin duda Málaga es un personaje más.

¡Con la iglesia hemos topado! Y así es, pues no hay holocausto que se precie en el que los personajes no se cuestionen sus existencia religiosa o filosófica como parte del mundo y del momento en el que viven. Esta es una parte muy importante de la obra de Carlos Sisí que adereza los momentos de relax en los que nuestros "héroes" pueden sincerarse los unos con los otros y tratar de dar respuestas a las preguntas más etéreas. Y por qué no... alguna que otra sorpresa que será la delicia de los más ateos.

La narrativa como comenté es trepidante y se agradece. Carlos es capaz de transmitir la urgencia de huir de las hordas zombis, aunque en ocasiones las palabras utilizadas parecen muy pretenciosas, casi arcaicas. En cualquier caso, más que correcto.

Sin duda una obra para disfrutar, quizás si eres amante del género y/o malagueño empedernido y por un estupendo precio.



¡Sólo me queda "agradecer" a Carlos que ahora en el polideportivo de Carranque sólo vea zombis haciendo deporte!




0 comentarios:

Publicar un comentario

AdSense dinámico

Anuncio estático Adsense

 
;